Rendez-vous

Repetición


América Latina

Brasil: suspensión del decreto de explotación en Amazonas es un “respiro temporal”

© Luis Robayo / AFP | Organizaciones protectoras del medio ambiente dicen que de aprobarse la medida, podría tener consecuencias ecológicas devastadoras.

Texto por Leonardo Niño

Última modificación : 15/09/2017

La justicia suspendió temporalmente el decreto del presidente Michel Temer que autorizaba la explotación minera en una gigantesca reserva amazónica. Cuáles son los intereses del mandatario y los riesgos para el medio ambiente.

Michel Temer acaba de cumplir un año en la presidencia de Brasil y hasta ahora su gobierno ha estado en el ojo del huracán por escándalos de corrupción y la recesión económica. Así mismo, ha registrado unos índices de baja popularidad nunca antes registrados en el país sudamericano y ha promovido una serie de reformas muy debatidas por sus tintes neoliberales.

Una de las más controversiales fue la de abrir una enorme reserva amazónica de 47.000 kilómetros cuadrados a las empresas privadas de minería, lo que suscitó un rechazo generalizado por parte de las organizaciones protectoras del medio ambiente. Estas argumentaron que la medida podría tener consecuencias ecológicas devastadoras, fomentar el negocio de la minería ilegal, dejar en estado de vulnerabilidad a las comunidades indígenas y dañar las áreas protegidas.

En respuesta a las protestas, el gobierno argumentó que autorizar minería regulada en la región, entre los estados de Amapá y Pará, sería vital para frenar la minería ilegal de oro, hierro y cobre, y produciría más empleo para los brasileños. De hecho, la disputa entre Temer y los activistas fue tan grande que representantes de los sectores ganaderos y agrícolas señalaron que estaba en deuda con ellos.

Sin embargo, dicho decreto presidencial, establecido el 23 de abril, que ya había sido modificado para ofrecer mayores garantías ambientales en días pasados, fue frenado temporalmente por un juez federal de Brasilia el 29 de agosto. Según el fallo del juez Rolando Valciro Spanholo, el gobierno abusó de su autoridad al retirar la designación de área protegida a la Reserva Nacional de Cobre y Asociados (Renca), pues esa potestad solo la tiene el Congreso.

Esta decisión se produjo después de que Antonio Carlos Fernandes, un abogado y docente universitario de Fortaleza, en el noroeste de Brasil, demandara el plan del gobierno por la creciente oposición que causó no solo en su país sino en el mundo entero. Christian Poirier, director del programa ambiental Amazon Watch, declaró que la suspensión del decreto unilateral del presidente Temer era un “respiro temporal”, pero advirtió que “es vulnerable de ser anulada por tribunales de mayor jerarquía”.

Según un informe de la WWF Brasil, el plan de Temer para dejar en manos de las empresas privadas del sector minero estas reservas amazónicas obedece a presiones que han ejercido sobre él sus aliados en el Congreso.

Nueve áreas protegidas estarían en alto riesgo

Este señala que el conflicto de intereses no es nuevo, pues por un lado están los productores rurales que ocupan irregularmente o quisieran ocupar esas áreas protegidas y las empresas de minería. Y por otro lado está el Sistema Nacional de Unidades de Conservación (SNUC), que ubicó a Brasil al final de la década en la posición de líder mundial en extensión de áreas protegidas, y busca proteger la riqueza natural de este país que cuenta con 3,6 millones km² de selva en su territorio.

“En la medida en que uno de los lados gana más fuerza, el impacto en las áreas protegidas puede resultar en más deforestación de la Amazonía, con perjuicio para las metas brasileñas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la Convención del Clima de las Naciones Unidas, además de implicar el desmonte del Programa Áreas Protegidas de la Amazonía (ARPA) y amenazar el cumplimiento de los compromisos asumidos por el Convenio de Diversidad (CDB)”, señala el informe de WWF Brasil.

Según los expertos en medio ambiente, si el proyecto llega a ejecutarse en esta zona, que fue una reserva natural durante 33 años, toda la cuenca amazónica se vería afectada al igual que el resto del continente sudamericano. Por esa región pasan los denominados ríos voladores, que contribuyen al ecosistema regional. Así que si se destruye la floresta, “se interrumpe la correa transportadora que lleva la humedad del Atlántico adentro de la región amazónica. Es lo mismo que tomar a una persona por el pescuezo”, señaló a BBC Mundo Antonio Donato Nobre, experto en la Amazonía del Instituto Brasileño de Investigaciones Espaciales (INPE).

Nueve áreas protegidas de Amapá, entre las que se destacan el Parque Nacional de las Montañas de Tumucamaque, la Estación Ecológica del Jarí y las reservas del río Cajarí, además del territorio indígena del pueblo Wajãpi, estarían en alto riesgo.

Fiscales preparan lucha legal para revocar definitivamente el decreto

Dado que es una decisión temporal, se espera que Temer use al congreso, de mayoría conservadora, para volcar a su favor esta reforma, tal y como lo hizo en repetidas ocasiones. Incluso cuando peligró su puesto por los escándalos de corrupción en los que se vio involucrado.

El Ministerio de Minas y Energías reconoció el fallo del juez, pero afirmó que presentará las conclusiones del debate en un plazo máximo de 120 días. De acuerdo con la cartera, la decisión de suspender el decreto fue tomada por el ministro de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho, tras consultar al presidente de Brasil, Michel Temer, quien se encuentra en China.

Sin embargo, los fiscales regionales y miembros del congreso que se oponen a esta medida también prepararán una lucha legal y legislativa para intentar revocar definitivamente este decreto que, según los ambientalistas, podría provocar daños irreparables.

Primera modificación : 13/09/2017

COMENTARIOS