Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

REVISTA DIGITAL

Medios independientes en América Latina, la otra alternativa para informarse

Saber más

ECONOMIA

Xi Jinping inició gira por Medio Oriente y África

Saber más

REPORTEROS

Yibuti, bajo la influencia del khat

Saber más

LA ENTREVISTA

Director de la FAO: "el hambre y la paz están estrechamente vinculados"

Saber más

ECONOMIA

Trump analiza la posibilidad de establecer un acuerdo bilateral de comercio con México

Saber más

EE. UU. y Canadá

El secretario de Salud de EE.UU renuncia por polémicos sobrecostos

© Chip Somodevilla / AFP | Tom Price en un evento para promover una vacuna contra la gripa. 28/09/2017

Última modificación : 30/09/2017

Tom Price dimitió después de que se revelara que utilizó vuelos privados para viajes oficiales. El ya exsecretario reconoció que pagará más de 50 mil dólares por los sobrecostos.

Era el hombre llamado a derogar la reforma sanitaria Obamacare, una de las principales promesas de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Tom Price hizo oficial su renuncia a través de un comunicado. El antiguo alto funcionario estaba en el centro de la polémica desde el 22 de septiembre cuando el medio Politico publicó que desde mayo había utilizado 24 vuelos chárteres con un costo superior a 300 mil dólares.

Se le criticaba que podría haberse desplazados en aviones comerciales más baratos.

Price reconoció que reembolsará 51.887 dólares y en su carta de dimisión a Trump asegura que “para que usted avance sin más perturbaciones, oficialmente presento mi renuncia como secretario de Salud y Servicios Humanos”.

El miércoles el magnate había reconocido que “no estaba feliz” con esta situación.

Desde la oposición demócrata, Nancy Pelosi, líder de esta formación en la Cámara de Representantes, afirmó a través de Twitter que Price "nunca debió estar a cargo de este departamento".

Nueve meses de despidos y renuncias en la Casa Blanca

Price es la última de una serie de salidas que han marcado el mandato de Trump, que comenzó en enero.

Michael Flynn, exasesor de seguridad renunció en febrero por ocultar información sobre sus contactos con Rusia. Flynn, no llevaba ni un mes en el Gobierno.

El exportavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, abandonó el Ejecutivo en julio tras la decisión del magnate de nombrar a Anthony Scaramucci como nuevo director de comunicaciones.

Scaramucci fue despedido diez días después de su nombramiento.

Stephen Bannon fue otro de los casos más recordados. El entonces jefe de estrategia fue destituido en agosto en medio de aparentes conflictos dentro de la Casa Blanca.

Según medios estadounidenses, Bannon hizo parte de algunos miembros del gabinete que usaron correos electrónicos privados para tratar asuntos oficiales.

Es algo por lo que el Gobierno abrió el jueves una investigación interna.

Primera modificación : 30/09/2017

COMENTARIOS