Rendez-vous

Repetición


Bruselas quiere avanzar en la garantía de depósitos pese a Alemania

© AFP/Archivos / Por Céline LE PRIOUX | El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, el 16 de septiembre de 2017 en Tallin

BRUSELAS (AFP) - 

La Comisión Europea quiere impulsar un proyecto europeo de garantía de depósitos, que busca prevenir los pánicos bancarios y que está bloqueado desde hace dos años por las reticencias de la primera economía de la zona euro, Alemania, indicaron este viernes fuentes europeas.

El vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, tiene previsto presentar el miércoles un documento destinado a "finalizar la Unión Bancaria" y poner fin a este proyecto, cuya idea nació hace cuatro años durante la crisis del euro para evitar que una crisis bancaria se transforme en una crisis de la deuda.

El 24 de noviembre de 2015, el ejecutivo comunitario ignoró las reservas alemanas y desveló su plan europeo de garantía de depósitos, que permitiría tranquilizar a los depositantes sobre la seguridad de sus inversiones.

La Eurocámara y los 28 países del bloque deberían también aprobar este plan, que, por el momento, no avanza. "El problema es que no hay confianza entre los Estados miembros de la UE. Todo el mundo está convencido de que su propio sector bancario está en muy buen estado", resume un diplomático europeo.

Sin embargo, los establecimientos financieros italianos son el blanco habitualmente de las críticas, a causa del volumen de préstamos dudosos, que podrían no ser devueltos nunca.

Y, en junio, el español Banco Popular se convirtió en el primer banco en venderse por un euro en virtud del Mecanismo Único de Resolución, uno de los pilares de la Unión Bancaria, para organizar la quiebra ordenada de los bancos de la zona euro.

Alemania, por su parte, ha reiterado en un sinfín de ocasiones sus reticencias respecto a una mutualización del sistema de garantía de depósitos, ante el temor de ver a los ahorristas alemanes pagar por los bancos de otros países.

"Por desgracia, no vemos demasiados avances en nuestro proyecto desde hace dos años", indica una fuente de la Comisión Europea, que precisa que el nuevo impulso que le quieren dar no se basa en "nuevos textos jurídicos", sino en "incitaciones" para avanzar.

El ejecutivo comunitario hace así un llamamiento a los países del bloque y al Parlamento Europeo para intentar lograr un acuerdo en 2018.

- Proyecto diluido -

Todos los países de la UE están obligados de contar con un sistema nacional de garantía de depósitos, que protege a los ahorristas hasta 100.000 euros por cuenta y por establecimiento, en caso de quiebra de su banco.

En la comunicación que Dombrovskis debe presentar el miércoles, el ejecutivo propone una especie de versión diluida de su plan inicial, más progresiva y sin fecha, para alcanzar un compromiso.

La Comisión Europea mantiene así las dos primeras fases de las tres previstas inicialmente, dejando de lado así la puesta en marcha para 2024 de un fondo europeo de garantías de depósitos, lo que implicaba una mutualización completa.

Durante la primera fase, si un banco quiebra, el fondo de garantía nacional rembolsa a los ahorristas, pero si esto no es suficiente, el monto puede completarse con un fondo europeo mediante un crédito.

La segunda fase, que en base al proyecto inicial debía comenzar en 2020, comenzaría cuando todos los bancos de la UE hayan logrado pasar un "examen sobre su estado", realizado por las autoridades europeas.

Una vez los riesgos reducidos, especialmente respecto a los créditos dudosos, el bloque pasaría a compartir los riesgos y a una sistema europeo de garantías de depósitos.

Esta nueva versión del proyecto de la Comisión, que se filtró parcialmente en un diario alemán, ya hizo reaccionar a las cajas de ahorro y bancos mutualistas alemanes que disponen de su propio sistema de garantías.

"La idea de una garantía forzada y centralizada de los depósitos europeos es un error total", aseguró el presidente de la federación de cajas de ahorro alemana, Georg Fahrenschon.

Por Céline LE PRIOUX

© 2017 AFP