Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

CULTURA

El cine que veremos en 2018

Saber más

CULTURA

El poder de la fotografía documental está en DOCfield

Saber más

CULTURA

París muestra el legado de las civilizaciones preincaicas

Saber más

ELLAS HOY

Ellas Hoy: Feminicidios en México

Saber más

REVISTA DIGITAL

El otro arsenal de Corea del Norte: sus insultos excesivos

Saber más

El bar cubano donde Hemingway bebía daiquiri tiene un nuevo rey

© AFP | Participantes de la competencia internacional de daiquiris "El Rey de Reyes", organizada como parte de los festejos del 200 aniversario del bar "Floridita" de La Habana, el 6 de octubre de 2017

LA HABANA (AFP) - 

Un barman cubano ganó el viernes la competencia internacional de daiquiris "El Rey de Reyes", organizada como parte de los festejos del 200 aniversario del bar "Floridita" de La Habana, que ganó fama gracias al premio Nobel estadounidense Ernest Hemingway.

Ubicado en La Habana Vieja, el bar abrió en 1817 pero ganó fama en el siglo XX gracias a Hemingway (1899-1961), un asiduo cliente que escribió: "Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquiri en el Floridita".

Después de tres jornadas eliminatorias, el cubano Adrián Ravelo, de 34 años, se coronó "El Rey de Reyes", en una competencia en la que participaron los ganadores del concurso "El Rey del Daiquiri" que el Floridita organiza desde hace ocho años.

"Hay muchos jóvenes motivados y cada día creando mezclas nuevas (de cocteles). Cuba lo fue y siempre ha sido una potencia en estos temas y lo que vamos a hacer es defenderlo toda la vida", declaró emocionado a la prensa Ravelo, que trabaja como cantinero en el hotel Habana Libre.

Para P.T Palmieri, coterráneo de Hemingway, participar en este concurso representó "un honor increíble", aunque no quedó entre los finalistas.

Antes de que el jurado diera el veredicto, los concursantes e invitados cortaron una torta gigante y cantaron "feliz cumpleaños" al Floridita, donde ganó fama este coctel a base de ron, jugo de limón, hielo frappé, azúcar y un toque amargo de marrasquino, creado en Cuba a fines del siglo XIX.

Los festejos por los 200 años del bar comenzaron en julio de 2015 con un inédito brindis con daiquiri ante la tumba en el Cementerio Colón de La Habana del barman catalán Constantino Ribalaigua, fallecido en 1953 y quien solía servir este refrescante coctel a Hemingway.

Ribalaigua preparaba daiquiris especiales para Hemingway, con doble ración de ron, jugo de toronja y sin azúcar.

El Floridita es uno de los dos bares más famosos de Cuba. El otro es la "Bodeguita del Medio", también situado en La Habana Vieja, donde Hemingway, premio Nobel de Literatura 1954, bebía mojitos.

La presencia del escritor estadounidense, que vivió 20 años en la isla, es recordada en el "Floridita" por una estatua de bronce a tamaño natural en un extremo de la gigantesca barra, con la que prácticamente todos los turistas se toman fotos.

© 2017 AFP