Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

CES 2018: más de 20.000 nuevos robots, vehículos y electrodomésticos

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Leonardo García Alarcón: "Cuando escuché Bach de chico sentí que era lo que más me gustaba en este mundo"

Saber más

EN PRIMERA PLANA

Un año de Trump en la Casa Blanca

Saber más

ELLAS HOY

Sexualidad sana

Saber más

REVISTA DIGITAL

Un año de gobierno de Trump, su mandato en Twitter

Saber más

América Latina

50 años sin Ernesto 'Che' Guevara de la Serna

© Stringer / Reuters | Gente sostiene en sus manos la imagen del ‘Che’ Guevara en Santa Clara, Cuba, durante la conmemoración de su muerte.

Texto por Janira Gómez

Última modificación : 09/10/2017

Hoy 9 de octubre se cumplen 50 años de la muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara. Nacido en Argentina, las ideas de este icono de la izquierda revolucionaria aún son recordadas y estudiadas en el mundo.

Aunque su muerte está llena de teorías, una fecha sí es segura: Ernesto Guevara de la Serna, conocido como el comandante ‘Che’, fue asesinado el 9 de octubre de 1967. Tenía 39 años cuando el ejército boliviano, ayudado por la CIA, lo capturó durante un combate y puso fin a su vida.

Medio siglo después, ese momento y su figura se recuerdan en el aniversario de su ejecución. En ese entonces el ‘Che’ se encontraba en Bolivia porque se había propuesto extender la experiencia de la revolución cubana de 1959, de la que había sido ideólogo, a todo el continente latinoamericano.

Guevara pretendía replicar el socialismo implantado en Cuba, a través de la conformación de focos guerrilleros en Argentina, Chile y Perú. Uno de ellos, cuenta en su ‘Diario de Bolivia’, fue el del Ejército de Liberación Nacional (ELN), un grupo heterogéneo que dirigió desde 1966 en la serranía boliviana, durante la dictadura militar del general René Barrientos.

Pero como señala el catedrático Santiago Molina en El Periódico de Aragón, “(en su diario) se percibe que ni él estaba preparado, ni tampoco los que le acompañaban y, sobre todo, se comprueba que no disponía de los recursos mínimos indispensables, tanto económicos como logísticos y políticos” como para difundir esa revolución.

Un día antes de su fallecimiento, el 8 de octubre, Ernesto Guevara fue herido de bala en una pierna, durante un encierro del ejército en la Quebrada del Churo. Desde ahí, los militares lo trasladaron al poblado de La Higuera, donde uno de los participantes de la CIA, Félix Rodríguez, anotó en su cuaderno que a la hora 13:10 del 9 de octubre de 1967 el ‘Che’ había sido fusilado por el sargento boliviano Mario Terán.

Santiago Molina, catedrático: "Fidel no compartía la estrategia guerrillera del ‘Che’"

Molina va más allá en lo referente a la muerte del revolucionario y dice que estudiosos cubanos aseguran hoy que su movimiento hubiera triunfado de no ser porque alguien traicionó al ‘Che’. El año de su muerte, fue un año en el que varios combatientes del ELN fueron asesinados, otros fueron torturados y algunos directamente se convirtieron en desertores que alertaron al gobierno.

Por esa razón, otros nombres que pasarían a la historia en relación a su prematuro fallecimiento fueron los de Ciro Bustos, un artista argentino que debía encauzar otro movimiento guerrillero en Argentina (torturado por el ejército boliviano); el de la joven Tamara Bunke o Tania, la única mujer y fotógrafa del grupo que retrataba cada incursión de la guerrilla; e inclusive el de Mario Monje, secretario general del partido comunista boliviano de entonces.

“Lo que el ‘Che’ no sabía es que Mario Monje no daba un paso sin consultarlo antes con Fidel Castro”, relata el catedrático de la Universidad de Zaragoza, Santiago Molina. Monje era asiduo a viajar a La Habana. Otros investigadores afirman que “Fidel no compartía la estrategia guerrillera del ‘Che’, lo cual explicaría que los recursos procedentes de Cuba llegaran siempre con mucho retraso y no fueran los que pedía el ‘Che’”.

Juan Martín, hermano del 'Che' Guevara: "si no le hubieran asesinado en Bolivia, hoy Latinoamérica sería libre"

Nacido en la ciudad argentina de Rosario en 1928, Ernesto Guevara pensaba que “el deber de todo revolucionario es hacer la revolución”. Sus estudios de medicina, sus influencias literarias con predilección por Julio Verne, y sus múltiples viajes por América Latina le abrieron los ojos sobre la desigualdad y pobreza en el mundo.

Su hermano Juan Martín, el menor de la familia Guevara-Serna, hoy lo recuerda como alguien que “siempre hubiera estado en el lugar donde los pueblos necesitaran luchar; eso él lo hizo siempre, siempre puso cuerpo, siempre fue al frente, siempre con transparencia y coherencia”, dijo en Rosario para la agencia AFP.

Fue en México, en 1955 cuando conoció a los hermanos cubanos Fidel y Raúl Castro, el pretexto para embarcarse contra la dictadura de Fulgencio Batista y hacer la Revolución en Cuba, donde participó en la organización del nuevo estado. El ‘Che’ lo intentaría también en el Congo, en África, y en Bolivia.

En contexto de Guerra Fría, y tras la revolución cubana, Guevara se distanció de las posiciones de la Unión Soviética para defender una estrategia por la vía armada, más cercana al maoísmo. Lo que le fue alejando de Cuba y lo puso en contra de Estados Unidos, al querer provocar un cambio social.

“Si no hubiera muerto en el año 67 –sentencia Martín-, si no le hubieran asesinado en Bolivia, hoy Latinoamérica sería libre, soberana, independiente y socialista porque era lo que él quería. Y si no hubiera muerto, hubiera triunfado… porque él era así. O todo o nada”.

Ernesto Guevara, una figura que pasó a la historia

Le hubiera gustado o no, como dice su hijo Ernesto Guevara March, lo cierto es que el ‘Che’ y sus ideas 'guevaristas' son recordadas y estudiadas en todo el mundo. Ya sea como un icono de la izquierda latinoamericana, por su perfil anticapitalista y combatiente, o incluso como una marca comercial, Guevara es un símbolo popular que ha pasado a la historia.

En este 50 aniversario de su muerte, Cuba y Bolivia lo homenajean con actos conmemorativos en los que asistieron desde los presidentes Raúl Castro y Evo Morales, hasta el hijo menor del ‘Che’, Ernesto Guevara March, quien lleva la responsabilidad de llamarse como su padre.

Tuvieron que pasar 30 años desde su muerte, en 1997, para que sus restos fueran encontrados. Los militares bolivianos de entonces escondieron su cadáver para evitar que la gente tuviera un lugar de peregrinaje donde llorarlo o ponerle flores. Pese a eso, el ‘Che’ se convirtió en una leyenda reconocible en todo el mundo.

Primera modificación : 09/10/2017

COMENTARIOS