Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

REPORTEROS

De Teherán a Nayaf: la peregrinación de todos los peligros

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La ambiciosa apuesta de Uber para 2023

Saber más

ECONOMIA

Reforma fiscal en Estados Unidos pasa la primera prueba

Saber más

REVISTA DIGITAL

INTO y THEM: nuevas opciones editoriales para la comunidad LGBTQ

Saber más

MEDIO AMBIENTE

Los países más afectados por eventos meteorológicos extremos

Saber más

Francia Francia

Francia: la derecha sigue dividiéndose para definir una nueva posición frente al gobierno Macron

© Stephane Mahe/ Reuters | El ministro de finanzas, Bruno Le Maire (izquierda) y el ministro de las Cuentas Públicas, Gérald Darmanin (derecha) son dos miembros del gobierno amenazados de exclusión del partido de derecha Les Républicains.

Texto por Louise Bucaille

Última modificación : 10/10/2017

Con el anuncio de la probable exclusión de los miembros que apoyan el gobierno, el partido de derecha Les Républicains sigue dividiéndose. La campaña para las elecciones internas demuestra un giro cada vez más a la derecha.

La victoria de Emmanuel Macron con su partido La République En Marche a las elecciones presidenciales fue un alivio para los que no querían que Francia cayera en las manos del partido de extrema derecha, el Front National y de su líder Marine Le Pen. Por otro lado, según Gilles Boyer, consejero del Primer Ministro, su victoria provocó también la desintegración de la ambivalencia clásica que existía entre derecha e izquierda.

El fracaso de la campaña electoral del candidato del partido Les Républicains a las elecciones presidenciales, François Fillon, ha dejado la derecha política francesa desorientada. Su campaña fue marcada por escándalos que desacreditaron el partido y empujaron a varios ciudadanos del centro derecha a buscar una nueva alternativa con el partido de Emmanuel Macron.

Seis meses después de la victoria de Emmanuel Macron, Les Républicains todavía no ha encontrado la manera adecuada para existir en la oposición política. La identidad liberal del presidente, una posición política tradicionalmente reservada a la derecha y la decisión de algunos miembros del partido de derecha de unirse al gobierno, han causado un corte profundo en su seno.

Según el periódico británico The Economist, la estrategia política de Emmanuel Macron de superar las divisiones tradicionales de la política francesa parece dar resultados y le concede más legitimidad. Su decisión de incluir miembros de Les Républicains en su gobierno ha seducido la fracción más mesurada del partido; la creación de un grupo parlamentario distinto Les Constructifs (Los Constructivos) demuestra la voluntad de algunos de participar en el proyecto de reforma de Macron.

Sin embargo, esa decisión fue entendida como una traición para otros. Les Républicains está pasando por una grave crisis en medio de una campaña interna para elegir el nuevo presidente del partido. El anuncio del 3 de octubre de convocar los miembros del grupo Les Constructifs y los tres miembros del gobierno para discutir de una posible exclusión revela el nuevo turno político del partido de derecha. El veredicto final será conocido el miércoles 11 de octubre.

La radicalización del discurso político de la derecha francesa

El discurso del candidato más probable de ser victorioso a las elecciones internas, Laurent Wauquiez, es descrito por el periódico Les Échos como “muy contestatario y muy radical para seducir la extrema derecha”. Uno de los miembros afectado por la amenaza de exclusión, Gérald Darmanin, ministro de las Cuentas Públicas, declaró en una entrevista al periódico francés Le Parisien: “si Laurent Wauquiez es elegido como presidente de Les Républicains, creo que me separaría definitivamente de mi familia política que caería en la extrema derecha”.

Su posición parece ser la misma que la del presidente del grupo Les Constructifs a la Asamblea Nacional, Thierry Solère, que explica que las dos opciones que tienen son: en primer lugar, la posibilidad de unirse con el partido del gobierno y en segundo de crear un nuevo partido de centro derecha. Lo define como uno que no se ubicaría en la oposición sistemática a las reformas propuestas por el gobierno y que difundiría los valores tradicionales de la derecha, es decir en favor de la Unión Europea, liberal y reformista. Si los Constructifs deciden crear una formación política, una dificultad mayor será distinguirse del partido de Macron, La République En Marche.

Los Constructifs condenan la radicalización de su partido de origen. Thierry Solère recuerda que la decisión de Laurent Wauquiez y sus partidarios de no llamar a votar por Emmanuel Macron, al segundo turno de las elecciones, cuando la única otra opción era la extrema derecha de Marine Le Pen. En su opinión, ese momento destruyó el muro entre Les Républicains y el Front National, una opinión que comparte también el Primer Ministro Édouard Philippe en una entrevista este lunes a la radio Europe 1.

La salida reciente del número dos del partido de extrema derecha, Front National, también ha creado confusión. En el caso de una victoria de Laurent Wauquiez, la derecha francesa y la extrema derecha serían en una posición de discutir y acercarse, creando así un polo a la derecha más fuerte y más radical en el paisaje político del país.

Primera modificación : 09/10/2017

COMENTARIOS