Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

En España, el río Tajo en peligro

Saber más

ESTO ES FRANCIA

La línea de golondrinas: un tren legendario para atacar el Jura

Saber más

EN FOCO

Agadez, perla del desierto transformda en ‘hub’ migratorio

Saber más

EN PRIMERA PLANA

Brexit, los costos de un divorcio con ajuste de cuentas

Saber más

MODA

Moda masculina: "¡La creatividad explota como una flor en ciernes!"

Saber más

Francia Francia

La alcaldía de París quiere eliminar los vehículos de gasolina antes de 2030

© Eric Feferberg/AFP | La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, disfrutó del día sin vehículos en la capital francesa, el 1 de octubre de 2017

Texto por Louise Bucaille

Última modificación : 13/10/2017

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, comunicó su objetivo de hacer de la capital francesa una ciudad vacía de vehículos diésel antes del 2024 y de gasolina antes de 2030. Su anuncio se inscribe en una política anti-vehículos empezada en 2014.

La alcaldía de París reveló este 12 de octubre su nuevo objetivo de hacer desaparecer los vehículos de gasolina antes del 2030 en el contexto de su agenda sobre el clima, pero sin promulgar una ley de prohibición. No habrá una exclusión o sanciones porque la alcaldesa quiere incitar a la población que adopte un comportamiento alternativo.

La alcaldesa de París prefiere conseguir su objetivo “invirtiendo en el desarrollo de alternativas y reafirmando las ayudas financieras” para la compra de un vehículo limpio. Según la alcaldía, ese objetivo parece ser “un camino tanto posible como sostenible” para hacer de París “una ciudad sin carbono a medio y largo plazo”.

En efecto, el representante ecologista de la alcaldía para los transportes, Christophe Najdovski, afirma que la “sociedad está lista para empezar un cambio importante en su estilo de vida”, puesto que los fabricantes de automóviles “están rechazando el diésel para invertir en la transición energética”. Según él, los recientes desastres naturales en el mundo muestran que las ciudades deben repensar el lugar y la importancia del vehículo particular.

Esa nueva decisión se inscribe en una política anti-vehículos más amplia que Hidalgo había prometido durante su campaña para las elecciones municipales de 2014. Por ejemplo, hace un año una gran parte de los muelles de la Seine están cerrados a los vehículos provocando un aumento significativo del tráfico en la capital. Un informe reciente de AirParif, el organismo que supervisa la tasa de polución de la ciudad, negó cualquier efecto real positivo de esta medida para la diminución del porcentaje de polución en el aire.

Para apoyar su estrategia, la alcaldía recuerda que el gobierno ya anunció el fin de las ventas de vehículos de gasolina y de diésel antes del 2040. Pero, el Ministerio de la Transición Ecológica todavía no ha comentado sobre la nueva medida de Anne Hidalgo.

La política anti-vehículos, juzgada como elitista

Las reacciones de ambos lados de la oposición fueron inmediatas y todos se pronunciaron en contra de esa iniciativa. Para la mayoría, la alcaldesa está fortaleciendo las desigualdades entre los que viven en la capital y los de la periferia.

Las dos extremas de la izquierda y derecha subrayaron la dificultad para las clases populares de cambiar su vehículo por uno limpio, generalmente más caro. Además, el grupo de derecha de la alcaldía que se opone al proyecto notó que “las infraestructuras actuales de accionamiento eléctrico son secundarias y que la red eléctrica está totalmente sub-dimensionada”.

Anne Hidalgo está cada vez es más criticada por su acción, especialmente desde las elecciones legislativas de este año. El Partido Socialista, del cual es miembro, vivió en esas elecciones un fracaso total, lo que ha disminuido la autoridad de la alcaldesa en la capital. Ahora queda solo una diputada del Partido Socialista para la ciudad de París en la Asamblea Nacional, una situación que fragiliza la legitimidad política de Hidalgo.

Primera modificación : 13/10/2017

COMENTARIOS