Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Comienza nueva ronda del TLCAN en México

Saber más

REPORTEROS

De Teherán a Nayaf: la peregrinación de todos los peligros

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La ambiciosa apuesta de Uber para 2023

Saber más

ECONOMIA

Reforma fiscal en Estados Unidos pasa la primera prueba

Saber más

REVISTA DIGITAL

INTO y THEM: nuevas opciones editoriales para la comunidad LGBTQ

Saber más

Cultura

Las últimas palabras escritas desde el Titanic

© Henry Aldridge & Son / Reuters | La carta personal del pasajero Alexander Oskar Holverson, escrita a mano un día antes del hundimiento del Titanic. 10/20/2017

Texto por Janira Gómez Muñoz

Última modificación : 23/10/2017

Por 166.000 dólares se subastó en Inglaterra una de las últimas correspondencias sobre la vida en el transatlántico Titanic, hundido en 1912. De su puño y letra, el pasajero Alexander Holverson le cuenta a su madre sus impresiones del barco.

“Si todo va bien, llegaremos a Nueva York el miércoles por la mañana”. Esto fue lo que escribió Alexander Oskar Holverson el 13 de abril de 1912, un día antes de que la famosa embarcación MS Titanic chocara contra un iceberg y permaneciera para siempre en el Atlántico.

La carta que escribió el pasajero Holverson nunca llegó. La destinaria era su madre y este sábado su familia, un siglo después del accidente, la vendió a un coleccionista inglés por 126.000 libras esterlinas (166.000 dólares) en una subasta realizada por la casa Henry Aldridge & Son, en la localidad británica de Devizes.

“Estoy encantado con la venta récord de la carta, es la carta del Titanic más importante que hemos subastado”, expresó el subastador Andrew Aldridge.

La misiva, que conserva las manchas de su tiempo en el océano, fue hallada en el cuaderno de notas de este vendedor nacido en Minnesota, y en ella describe cómo era su vida en el Titanic.

Holverson viajaba en primera clase y desde ese entorno pudo elogiar en su correspondencia la comida y la música a bordo: "El barco es gigante y parece un hotel con dotación palaciega".

Holverson también describió a su madre sus experiencias codeándose con uno de los tripulantes más ricos de ese momento. “John Jacob Astor está en este barco. Se parece a cualquier otro ser humano, a pesar de que tiene millones de dólares se sienta en cubierta con nosotros”, explicó de su puño y letra sobre el financiero estadounidense.

Con ese “nosotros”, Holverson se refiere a su esposa Mary Alice, que sobrevivió al hundimiento del transatlántico más reconocido del mundo.

En Henry Aldridge & Son la alegría es doble, porque además de vender uno de los últimos mensajes que se sabe que perduró hasta nuestros días, la casa subastó por 76.000 libras (casi 100.000 dólares) un manojo de llaves de hierro del Titanic. “Los precios ilustran el continuo interés en el Titanic y sus pasajeros”, dijo Aldridge.

El Titanic naufragó el 14 de abril de 1912 mientras viajaba de Southampton, Inglaterra, a Nueva York. Más de 1.500 personas murieron, entre ellas el autor de esta carta que, pese a su envejecimiento, nos traslada hasta la experiencia que supuso viajar en el Titanic.

Primera modificación : 22/10/2017

COMENTARIOS