Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Francia: las mujeres negras enfrentan el tabú de la esterilidad

Saber más

REVISTA DIGITAL

El golpe militar en Zimbabue bajo la lupa de la sátira

Saber más

MODA

Así fue el lanzamiento del África Fashion Week Colombia

Saber más

ECONOMIA

Comienza nueva ronda del TLCAN en México

Saber más

REPORTEROS

De Teherán a Nayaf: la peregrinación de todos los peligros

Saber más

Mundo

El paradójico referendo del Kurdistán iraquí: el que lo convocó, se va

© Reuters | Una bandera de Kurdistán quemada en Kirkuk, Irak, el 16 de octubre de 2017.

Texto por Marie Pessiot

Última modificación : 02/11/2017

Después del referendo del 25 de noviembre sobre la independencia del Kurdistán iraquí, el hombre fuerte que lo convocó, Masoud Barzani, ha anunciado que deja el poder. La independencia de esta región parece más lejana que nunca.

Al organizar este referendo, Masoud Barzani, provocó la ira de Bagdad que lo asumió como un desafío a la integridad territorial de Irak. Por otra parte, los vecinos iranís y turcos manifestaron su oposición al proceso, temiendo que pudiese incentivar su propia población kurda a pedir independencia. Además, lo impuso sobre la voluntad del UPK (Unión Patriótica de Kurdistán), otro partido del Kurdistán Iraquí más cercano a gobierno de Bagdad, profundizando las divisiones internas del Kurdistán iraquí.

Como respuesta al referendo, Bagdad lanzó una ofensiva para tomar nuevamente el control de los territorios disputados, territorios fuera del límite territorial del Gobierno Regional de Kurdistán (GRK) que pasaron bajo control del Gobierno kurdo después de la invasión estadounidense en Irak en 2003 y de la retirada del ejército iraquí frente al Estado Islámico en 2014.

Así en tres días, los combatientes kurdos, los pershmergas, que pertenecían al UPK se retiraron de la zona estratégica de Kirkuk casi sin combates. Frente al ejército iraquí, la casi totalidad de la zona de influencia y de poder que construyeron los kurdos desde 2003 fue sustraída a su autoridad.

Además, Bagdad anunció que iba a retomar control de las fronteras del Gobierno regional del Kurdistán con Siria, Irán y Turquía, control que ejercía el gobierno de Barzani desde 2013.

El golpe fue tan fuerte que Barzani tuvo que anunciar que iba a dejar el poder. Barzani ocupaba el poder de forma ilegítima ya que su mandato expiró en 2015 y se resistía a entregar el poder, negándose a llamar a elecciones.

Por qué Massoud Barzani organizó un referéndum que nadie quería

Massoud Barzani esperaba ganar la legitimidad que le hacía falta ya que ocupa el puesto de presidente desde 2015 sin respaldo democrático. Por otra parte, el Gobierno Regional del Kurdistán atraviesa una grave crisis económica, política y militar. El control sobre los recursos petroleros de la región y la concentración del poder en las manos de una sola familia, la Barzani, fue denunciada por varios intelectuales y políticos como Aras Fatah y Mariwan Kanie en una tribuna del periódico francés Le Monde.

También tenía el objetivo de estar en posición de fuerza para negociar con Bagdad la inclusión de los territorios disputados dentro del Gobierno Regional del Kurdistán. Estos territorios, donde está ubicada gran parte de los campos petrolíferos del país, son de población mayormente kurda. Desde aquel entonces se concluyó un acuerdo transicional entre Bagdad y Erbil, la capital del Gobierno Regional del Kurdistán para confiar la gestión al Gobierno kurdo, incluyendo la explotación de los recursos petrolíferos, de estos territorios.

Al perder el control de Kirkuk, se acaba la independencia económica de Kurdistán. Representa una pérdida de 400.000 barriles por día sobre los 650.000 que exportaba el GRK. Aunque la proposición de Rosneft, empresa de petróleo rusa, de invertir 400 millones de dólares para la explotación del petróleo kurdo, deja la puerta abierta al desarrollo del sector.

Las divisiones de los kurdos de Irak se hacen más agudas al verse debilitado Barzani

Sorpresivamente, Bagdad recuperó estos territorios sin que los kurdos opusieran mucha resistencia. Hubo combates, pero de baja intensidad. El Gobierno Regional de Kurdistán, está profundamente dividido entre facciones políticas, el Partido Democrático de Kurdistán (PDK) y el UPK, controladas por dos grandes familias, los Barzani y los Talabani que se repartieron aéreas de influencia regional donde ejercen su poder. Los intelectuales Aras Fatah y Mariwan Kanie denuncian en el Kurdistán iraquí “un sistema político sultánico: las familias Barzani y Talabani, en particular la primera, monopolizan todos los poderes de la región. Tienen el poder desde hace dos generaciones y la tercera está haciendo camino.”

El PDK de Massoud Barzani ocupa la parte norte del Kurdistán y el UPK bajo el poder de la Talabani controla la parte sur de la región y en particular la ciudad de Kirkuk y sus campos petrolíferos, principal fuente de ingresos para Erbil.

El UPK tiene una relación con Bagdad especial porque Fauad Massoum, el presidente de Irak es kurdo, exmiembro del UPK. También, mantiene relaciones estrechas con Irán con quien comparte fronteras. Soleimani, comandante de la Guardia Revolucionaria, es un aliado del UPK desde hace tiempo, pero, según la agencia Reuters, el referéndum provocó un acercamiento aún mayor.

Por otra parte, la pérdida de los territorios disputados exacerba las tensiones entre los dos partidos que se acusan mutualmente de ser responsables del fracaso. El PDK acusa el UPK de haber negociado con Badgad su retirada de Kirkuk. El mando peshmerga en Erbil acusa a ciertos miembros del UPK de haber “traicionado y ayudado a un complot”. El UPK criticó abiertamente a Barzani por haber organizado el referéndum, sin prestar atención a sus recomendaciones de postergarlo, para acrecentar su influencia. Lahour Cheikh Zengi, jefe del contraterrorismo en la región de Souleimaniyeh, sede del UPK, declaró en un comunicado “cuando estábamos ocupados en proteger el pueblo kurdo, Massoud Barzani se ocupaba de robar el petróleo y reforzar su influencia”.

Irán refuerza su influencia en Irak llevando la delantera en su rivalidad con Riad

La influencia de Irán sobre el gobierno central de Irak se manifiesta en particular a través de una estrecha cooperación militar. Irán entrenó a milicias chiitas, formadas por iraquís, que lideraron la intervención para retomar los territorios disputados. Presentes en Irak para participar en la lucha contra el grupo Estado Islámico, las milicias iraníes transitan en el país con total libertad. Presencia que no deja de inquietar a Rex Tillerson, secretario de Estado de los EE.UU., quien invitó al primer ministro de Irak, Haider al Abadi, a resistir la influencia de Irán e insistió que se retirasen las milicias de Irán: “la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico está tocando a su fin esas milicias tienen que irse a casa”.

Adel Bakawa, sociólogo franco-iraquí, en una entrevista en France Culture, explica que el UPK de la familia Talibani, no acepta la dominación de Barzani y aspira a tomar nuevamente el control del GRK. Al aliarse con Bagdad, e Irán, el UPK aspiraría a destabilizar a Barzani y reducir su influencia.

Así, explica Gérard Chaliand, politólogo francés, “Irán es el gran vencedor” porque mantiene al UPK y el gobierno iraquí bajo su influencia y toma ventaja en la lucha de poder en la región que tiene contra los Estados Unidos y sus aliados de Arabia Saudita.

Gobierno Regional del Kurdistán está en un 'callejón sin salida'

El presidente Barzani deja el poder en un ambiente de derrota. No tiene designado un sucesor, pero es probable que quiera que sea de la familia Barzani como lo señala Hiwa Osman, periodista kurdo y analista político “estoy dispuesto a apostar una gran cantidad de dinero que será un Barzani.” Sin embargo, como lo explica Adel Bakawa, la familia Talabani querrá aprovechar la oportunidad para entrar en el juego, recuperar el control de las zonas petrolíferas y dispone del apoyo de Fauad Massoum, presidente de Irak.

Otro elemento para tomar en cuenta es el rol del Parlamento kurdo. Barzani deja el poder y el Parlamento kurdo sale de su hibernación. Tiene ahora la responsabilidad de organizar nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales. Será una posibilidad para que retome poder sobre la vida política después de haberlo tenido confiscado desde 2015.

El futuro presidente del Gobierno Regional de Kurdistán iraquí tomará las riendas de una región en plena crisis económica y tendrá normalizar las relaciones con Bagdad sin que parezca una humillación y que incentive los sectores kurdos independentistas más radicales.

Primera modificación : 02/11/2017

  • Medio Oriente

    El presidente del Kurdistán iraquí deja su cargo en medio de las negociaciones con Bagdad

    Saber más

  • Conflicto en el Kurdistán iraquí

    Tropas iraquíes retoman "vastas áreas" de Kurdistán

    Saber más

  • Medio oriente

    Turquía e Irán refuerzan medidas contra el Kurdistán Iraquí

    Saber más

COMENTARIOS