Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

REVISTA DIGITAL

El golpe militar en Zimbabue bajo la lupa de la sátira

Saber más

MODA

Así fue el lanzamiento del África Fashion Week Colombia

Saber más

ECONOMIA

Comienza nueva ronda del TLCAN en México

Saber más

REPORTEROS

De Teherán a Nayaf: la peregrinación de todos los peligros

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La ambiciosa apuesta de Uber para 2023

Saber más

Mundo

Líbano: la dimisión de Saad Hariri recrudece la crisis en el golfo pérsico

© Reuters | El primer ministro de Líbano, Saad al-Hariri, es visto en el palacio gubernamental de Beirut, Líbano, el 24 de octubre de 2017. Foto tomada el 24 de octubre de 2017.

Vídeo de Leonardo Niño

Texto por Andrea Amaya

Última modificación : 10/11/2017

Ha pasado casi una semana y el primer ministro del Líbano, Saad Hariri, no ha vuelto a su país después de su dimisión. A esto se le suma la demanda que tres países del golfo pérsico han hecho a sus ciudadanos para que no viajen al Líbano.

El gobierno libanés y el partido político Corriente del Futuro, piden a Saad Hariri que vuelva al Líbano. Luego de su dimisión el pasado sábado desde la ciudad de Riad, en Arabia Saudita, son ellos los primeros en solicitar el regreso del primer ministro.

En un comunicado, Corriente del Futuro afirmó que “el regreso de Hariri es esencial para recobrar la dignidad y preservar los equilibrios internos y externos del Líbano, en el marco del respeto de la legitimidad del Estado”.

Y es que, para muchos, este viaje prolongado de Hariri en Arabia Saudita aumenta las sospechas de una posible detención en contra de su voluntad. Riad es la ciudad natal del político sunita, sin embargo, su dimisión desde allí no ha sido aceptada por el presidente libanés, Michel Aoun, quien exige su regreso para que presente personalmente los motivos de su renuncia.

El Golfo pérsico pide a sus ciudadanos no viajar a Líbano

Arabia Saudita, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos han pedido a sus ciudadanos que estén de viaje en el Líbano que regresen lo más pronto posible, así como a los que residen en este país. Esta decisión es consecuencia de las acusaciones contra Arabia Saudita por su supuesta participación en la crisis política libanesa.

La decisión de los tres países de restringir los viajes a la nación vecina es, según fuentes ministeriales, “una medida preventiva frente a cualquier impacto negativo que pueda tener lugar en el Líbano”.

Después de la renuncia a su cargo desde Riad, Saad Hariri no ha vuelto al Líbano. Grupos políticos de este país acusan a Arabia Saudita de forzar dicha dimisión e incluso, existen dudas de que el discurso que Hariri pronunció en la televisión saudí haya sido escrito de su puño y letra.

Hezbolá pide a Arabia Saudita no entrometerse en los asuntos del Líbano

Según el grupo parlamentario libanés, las autoridades saudíes atraviesan una crisis interna de la que ellos quieren estar totalmente alejados. Lo más reciente que confirma dicha crisis es el arresto la semana pasada de decenas de príncipes, ministros, exministros y hombres de negocios saudíes, debido al comité anticorrupción creado por el rey Salman bin Abdulaziz.

Según algunos analistas políticos, los saudíes sí han presionado al primer ministro libanés para renunciar a su puesto e incluso se sospecha que esté bajo arresto. La dimisión ha sorprendido al entorno de Hariri, así como a sus rivales políticos. Se dice incluso que este hecho es un nuevo episodio de la lucha entre la monarquía saudí y la República islámica de Irán, una lucha entre chiitas y sunitas. 

En su discurso de dimisión, Saad Hariri aseguró que temía por su vida y acusó a Irán y al grupo Hezbolá de sembrar la discordia en la región.

Primera modificación : 09/11/2017

COMENTARIOS