Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ELLAS HOY

Reporteras de guerra: el desafío de ser mujer en una zona de conflicto

Saber más

ECONOMIA

Luz verde para la construcción del oleoducto Keystone XL en Nebraska

Saber más

LOS OBSERVADORES

Campesinos de India tienen una forma inusual para manifestarse contra el gobierno

Saber más

CULTURA

Mauricio Bernal: “El escritor tiene que ponerse retos a sí mismo”

Saber más

EN FOCO

Francia: las mujeres negras enfrentan el tabú de la esterilidad

Saber más

Mundo

Saad Hariri anunció que regresará a Líbano dentro de dos días

© Mohamed Azakir, Reuters | Los automóviles pasan junto a un cartel de Saad Hariri, que ha renunciado como primer ministro dee Líbano, en Beirut, el 13 de noviembre de 2017.

Texto por Federico Cué

Última modificación : 14/11/2017

Diez días después de anunciar su sorpresiva renuncia desde Riad, la capital de Arabia Saudita, el primer ministro libanés informó a través de su cuenta de Twitter que volverá a su país el jueves.

En un breve mensaje en su cuenta oficial de la red social y en un tono muy informal, el político suní aseguró que volverá a Beirut en dos días y que su familia está en “su país, Arabia Saudita, el reino del bien”.

“¡Gente! Estoy muy bien y, si Dios quiere, voy a volver en dos días, vamos a tranquilizarnos”, escribió el primer ministro dimisionario, que el fin de semana pasado declaró a la cadena de televisión libanesa Al Mustaqbal que regresaría “muy pronto” a Líbano con el fin de llevar a cabo los procedimientos constitucionales necesarios para formalizar su renuncia.

La abrupta renuncia de Hariri el 4 de noviembre pasado hizo que el Líbano cayera en una crisis política y volviera a estar en la primera línea de la lucha por el poder en Medio Oriente entre la Arabia Saudita musulmana y el Irán chiíta.

El aliado de Irán, Hezbolá, tiene una gran influencia en la política libanesa. Ha sido durante mucho tiempo un enemigo de Hariri, pero es parte del gobierno de coalición que formó el año pasado y pidió su regreso.

En su renuncia, el primer ministro realizó amargos ataques contra Irán y Hezbolá, mientras que altos funcionarios y políticos libaneses cercanos a Hariri dijeron que Arabia Saudita lo obligó a dimitir, dictó su declaración y lo mantuvo bajo arresto domiciliario.

Riad y Hariri negaron esas versiones. De hecho, el primer ministro libanés es un aliado político de Riad y posee nacionalidad saudita. Entre sus razones para dimitir, citó el temor al asesinato y la “lucha de siembra” de Hezbolá en el mundo árabe.

Arabia Saudita y Hariri se oponen al papel militar de Hezbolá en Siria, donde combate junto a las fuerzas del presidente Bashar al Assad, y cuestionan su participación en la guerra civil de Yemen junto al grupo Houthi contra una coalición encabezada por Arabia Saudita. A su vez, Hezbolá niega tener participación en el conflicto de Yemen.

Según analistas, Hariri sería nombrado nuevamente para servir como primer ministro

El presidente libanés, Michel Aoun, anticipó que no aceptará la renuncia de Hariri hasta que regrese a Beirut para presentarla formalmente. De acuerdo a analistas consultados por la agencia Reuters, cuando Hariri vuelva a su país, los miembros del Parlamento lo nominarán para servir como primer ministro una vez más, y Aoun le pedirá que forme un nuevo gobierno.

Eso abriría la puerta a un largo período de conversaciones políticas como las que precedieron a la formación del gobierno de unidad nacional liderado por Hariri hace un año.

De acuerdo a fuentes políticas consultadas por Reuters, Hariri podría hacer un llamamiento a Aoun para que convoque un diálogo político sobre los problemas más urgentes del Líbano, principalmente para reafirmar la política del país de mantenerse fuera de los conflictos regionales y poner en contraste el papel de Hezbolá en los conflictos fuera de las fronteras de Líbano.

Asimismo, siempre de acuerdo a las fuentes citadas por Reuters, cualquier intento de mantener a Hezbolá fuera del gobierno, de acuerdo con los deseos de Arabia Saudita que lo considera un grupo terrorista, dinamitará las conversaciones.

Niegan que Hariri se haya ofrecido como mediador entre Arabia Saudita e Irán

Por otra parte, la oficina de prensa de Hariri desmintió que el primer ministro libanés se haya ofrecido para mediar entre Arabia Saudita e Irán, como indicó Ali Akbar Velayati, asesor del líder supremo iraní, Alí Jamenei.

Velayati señaló que “Hariri quería mediar entre Arabia Saudí e Irán” y no tenía problemas en “iniciar negociaciones”, informó este martes la agencia oficial iraní IRNA.

En una nota, la oficina de prensa del primer ministro aseguró que éste “no propuso ninguna mediación entre un país y otro, sino que expresó a Velayati la necesidad de cesar las injerencias iraníes en Yemen y en el reino de Arabia Saudita”.

Según el comunicado, Velayati apuntó durante una reciente visita a Beirut que el diálogo sobre la crisis yemení era un buen punto para iniciar conversaciones entre Teherán y Riad, pero Hariri le dijo que resolver el conflicto en el Yemen venía “antes de cualquier diálogo”.

Velayati y Hariri se reunieron en la capital libanesa antes de que este último viajara a Riad, donde anunció su dimisión de forma inesperada, lo que despertó las sospechas de que había sido forzado por las autoridades sauditas para hacerlo.

Con Reuters y EFE

Primera modificación : 14/11/2017

  • Mundo

    Saad Hariri asegura que volverá pronto al Líbano

    Saber más

  • Golfo Pérsico

    Líbano: la dimisión de Saad Hariri recrudece la crisis en el golfo pérsico

    Saber más

  • Medio Oriente

    Rumores y sospechas tras renuncia de primer ministro del Líbano Saad Hariri

    Saber más

COMENTARIOS