Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Producción de vino en 2017 alcanzó mínimos de 1957

Saber más

CULTURA

Abril de FILBO y de celebración de la literatura en el mundo

Saber más

REPORTEROS

El drama de los migrantes africanos de Brasil a Canadá

Saber más

ECONOMIA

México y la Unión Europea renuevan su TLC "en tiempo récord"

Saber más

REVISTA DIGITAL

Rusia bloquea Telegram e Irán le sigue los pasos lentamente

Saber más

Deportes

Emiliano Villa y la búsqueda de un sucesor en el boxeo

© Juan Carlos Zapata / France 24

Texto por Juan Pupiales , Juan Carlos Zapata

Última modificación : 23/11/2017

Con la experiencia de haber luchado en unos Juegos Olímpicos, Emiliano Villa forma a sus pupilos en Santa Marta, Colombia, bajo unas condiciones que no son las mejores.

Para entrenar con Emiliano Villa (Barranquilla, Colombia, 1953) hay que llegar a las ocho de la mañana al Colegio La Industrial de Santa Marta. Un aula se ha convertido en el gimnasio improvisado en donde él forma a sus boxeadores. Es un salón con tablones de madera, donde el saco cuelga de una de las ventanas del centro y está rodeado de sillas viejas.

"Cuando yo estaba niño me gustaba enseñar a otros niños el boxeo. A mí el que me metió en el boxeo fue mi papá, a mí me gustaba era el béisbol". Así habla Villa de sus comienzos en este mundo.

Ádinson (15 años), Aubin (19) y Gustavo (18) son adolescentes que compaginan el trabajo o los estudios con el entreno. El último es uno de los pupilos estrella de Emiliano y se define como un luchador "técnico pero fajador". Gustavo Mindiola explica que el técnico es aquel que "busca más puntos con menos golpes" y el fajador es al que le gusta "la candela". Presume con los dedos de sus manos que lleva "nueves meses sin tomar" porque "si uno quiere hacer algo en la vida, hay que pelearlo".

Villa sabe muy bien como entrenar a estos chicos. Peleó dos veces por el título mundial y con 19 años fue a los Juegos Olímpicos de Múnich 72 con Colombia.

Allí cayó eliminado ante un inglés cuyo nombre no recuerda pero que, según él, lo venció por una injusta decisión técnica. "Tú no me ganaste, yo te gané", le decía Villa al boxeador británico en español.

Su anterior gimnasio fue destruido para construir las nuevas sedes de los Juegos Bolivarianos. Espera que las entidades regionales y estatales con las que trabaja para fomentar el deporte, le aclaren si volverá a tener unas instalaciones adecuadas para seguir buscando a un sucesor.

Primera modificación : 22/11/2017

  • Juegos Bolivarianos 2017

    Juegos Bolivarianos 2017: Ana Gabriela Martínez, la niña maravilla del ráquetbol

    Saber más

COMENTARIOS