Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

LA ENTREVISTA

Luis Videgaray: “el muro en la frontera es un gesto poco amistoso”

Saber más

LA ENTREVISTA

"No es deseo de Evo, es deseo del pueblo": Evo Morales sobre su aspiración a un cuarto mandato

Saber más

REVISTA DIGITAL

El divorcio del Reino Unido y la UE

Saber más

REVISTA DIGITAL

La decisión de Trump sobre Jerusalén

Saber más

LA ENTREVISTA

Antonio Ledezma: "nuestro pueblo está siendo sitiado militarmente"

Saber más

EE. UU. y Canadá

La propuesta legislativa de Trump que amenaza el Refugio de Vida Salvaje de Alaska

© Alan D. Wilson / Wikimedia

Texto por Eél María Angulo

Última modificación : 04/12/2017

La reforma fiscal del presidente Donald Trump contempla una propuesta legislativa que permitiría la perforación petrolera en el Refugio Nacional de Vida Salvaje de Alaska.

La perforación petrolera amenaza el Refugio Nacional de Vida Salvaje de Alaska (ANWR). Dentro de la reforma fiscal del presidente Donald Trump se alza una controversial propuesta que permitiría la subasta de dos licencias para el desarrollo de esta actividad en la zona costera del Ártico.

El plan, que generó la indignación de activistas a favor de la protección de las reservas naturales, es impulsado por el Comité de Recursos Naturales y Energía del Senado de Estados Unidos y le abre la puerta a la exploración petrolera en el noroeste de Alaska, un terreno codiciado por las principales compañías dedicadas a esta actividad desde principios de 1970.

Los permisos subastados autorizarían la perforación de 1.600 kilómetros cuadrados en la zona costera del ANWR y generarían el recaudo de al menos 1.000 millones de dólares. Entre las especies que se verían afectadas por la intervención de maquinaria pesada en su hábitat figuran osos, renos y aves.

El impacto de esta propuesta generaría un efecto negativo en cadena, debido a que en la zona habitan comunidades indígenas como la Inupiat y Gwich'in, las cuales subsisten gracias a la caza de renos y especies nativas. Con la perforación, los animales se aislarían y los miembros de estas tribus se enfrentarían a un éxodo obligado hacia terrenos con mejores condiciones.

La razón que convierte a esta locación natural en un paraíso industrial es la reserva estimada de más de 12.000 millones de barriles de petróleo recuperables con los que, de acuerdo con las estadísticas oficiales del Servicio Geológico estadounidense, cuenta esta zona bañada por las aguas del Ártico.

Las versiones son encontradas y los argumentos múltiples. Aunque la senadora Lisa Murkowski, la presidenta del Comité de Recursos Naturales y Energía del Senado, defiende a capa y espada la propuesta por el desarrollo energético que este plan traería a la región, los trabajos en el área alterarían en orden en este territorio catalogado por los ambientalistas como un “tesoro de biodiversidad”.

No es la primera vez que esta zona de reserva de Alaska está amenazada. En 1995, el entonces presidente Bill Clinton hizo un alto en el camino y vetó una propuesta similar. Una década después, en 2005, por poco el Senado aprueba un proyecto idéntico.

De acuerdo con lo explicado por el director de protección de tierras del Sierra Club, Athan Manuel, a la agencia EFE, lo alarmante de la situación es que “si ni siquiera este Refugio del Ártico está exento de las perforaciones petroleras, entonces ningún parque o bosque será capaz de mantener alejadas estas actividades".

Mientras el presidente Trump se resiste a reconocer las consecuencias que pueden provocar este tipo de proyectos y su incidencia en el cambio climático, importantes representantes del Departamento de Interior de los gobiernos de Bill Clinton, George W. Bush, y Barack Obama sentaron su posición a través de una carta grupal en la que puntualizaron que hay algunos lugares “demasiado especiales” en los que no se debe permitir este tipo de exploración.

Justo en cercanías al ANWR la Oficina de Seguridad y Protección Medioambiental del Gobierno Trump otorgó hace pocos días la apertura de un pozo exploratorio por parte de la compañía italiana Eni SpA.

Con EFE

Primera modificación : 04/12/2017

COMENTARIOS