Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

La península de Dakar, amenazada por la polución marina

Saber más

EN FOCO

Túnez: Sarah Toumi, la acacia que quiere "cuidar el país"

Saber más

ESTO ES FRANCIA

El país cátaro, tierra de leyendas en los Pirineos

Saber más

EN PRIMERA PLANA

El cambio climático en tiempos de Trump

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Julián Quintanilla: "El cine tiene esa magia que me ha permitido volver a ver a mi madre muerta"

Saber más

Europa

Katrín Jakobsdóttir, la feminista que unificó la política islandesa

© Birgir Thor Hardarson / EFE | Katrín Jakobsdóttir durante la rueda de prensa de anuncio de la coalición entre el Movimiento Izquierda-Verde con el Partido de Independencia y el Partido Progresista, que se llevó a cabo el 30 de noviembre en Reikiavik, Islandia.

Texto por France 24

Última modificación : 05/12/2017

La feminista y ambientalista, Katrín Jakobsdóttir, se convirtió en la segunda mujer en asumir el cargo de primera ministra de Islandia. Los escándalos políticos de sus predecesores fueron determinantes para el éxito de su candidatura.

Criada en una familia de poetas, académicos y políticos, Katrín Jakobsdóttir realizó sus estudios superiores en lengua islandesa y posteriormente realizó una maestría en literatura criminal. En 2007, entró a formar parte del Althing (el Parlamento islandés), donde fue elegida para representar a la circunscripción del Norte de Reikiavik.

Dos años después, las fuertes protestas contra la grave crisis financiera por la que pasaba el país forzaron la dimisión del gobierno del centroderechista Geir H. Haarde.

En este contexto, Jakobsdóttir entró a formar parte de una administración provisional formada por su partido, el Movimiento Izquierda-Verde, y la Alianza Socialdemócrata como ministra de Educación, Ciencia y Cultura. En ese cargo, la actual dirigente desarrolló una innovadora política destinada a impulsar la industria creativa con el fin de contrarrestar los efectos de la crisis económica.

Katrín Jakobsdóttir propone una agenda basada en la defensa de la igualdad de género, la lucha contra el cambio climático y el aumento de la inversión pública en los sectores salud y educación. Debido a estos puntos de su candidatura, la gran mayoría de votantes que le dieron soporte a la nueva primera ministra son, en su inmensa mayoría, mujeres y jóvenes de 18 a 29 años.

La nueva primera ministra dirigirá un gobierno de coalición

El 30 de noviembre el Movimiento Izquierda-Verde, el conservador Partido de la Independencia y el Partido Progresista (centro) anunciaron un pacto para formar un gobierno de coalición entre los tres frentes. Esta nueva formación obtuvo el apoyo de 35 de los 63 escaños del Althingi.

A pesar de que fue el Partido de la Independencia el ganador de las elecciones, fue este también el que más escaños perdió (5 en total). Además, las implicaciones de su líder en un escándal determinaron a Jakobsdóttir como la mejor candidata para dirigir el país.

¿Volverá Jakobsdóttir a calmar las aguas políticas de Islandia?

La nueva líder de gobierno recibe su mandato dentro de un país políticamente inestable. Diversos escándalos políticos forzaron tres elecciones nacionales en los últimos cuatro años.

En septiembre de 2017, el entonces primer ministro, Bjarni Benediktsson, quien llevaba tan solo nuevo meses en el cargo, se vió forzado a convocar elecciones. Eso sucedió cuando se conoció públicamente que había ocultado declaraciones realizadas por su padre, quién solicitó una reducción de pena para un amigo suyo, condenado por violar a su hijastra.

Por otro lado, el predecesor de Benediktsson, Sigmundur Gunnlaugsson, fue uno de los primeros líderes políticos en ser relacionados con el escándalo de los Panamá Papers. Gunnlaugsson dejó su cargo al ser señalado de no declarar su participación en una sociedad instalada en las Islas Vírgenes británicas.

Esta serie de crisis políticas fomentan la desconfianza de la población islandesa hacia la cúpula administrativa del país, que se ve reflejada en la aparición de diversos partidos alternativos a la élite tradicional.

Por el momento, la alianza liderada por la segunda primera ministra Jakobsdóttir tiene como objetivo asegurar la estabilidad económica y política del país y mejorar su sistema de salud.

Con EFE

Primera modificación : 05/12/2017

COMENTARIOS