Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

LOS OBSERVADORES

Cementerios clandestinos en Costa de Marfil

Saber más

ELLAS HOY

Las parteras tradicionales, patrimonio que garantiza vida

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Jean-Michel Blanquer: "podemos discutir las reformas sin que ello implique bloquear universidades"

Saber más

EN PRIMERA PLANA

Elecciones generales de México: las más grandes, pero también las más violentas

Saber más

ECONOMIA

Países de la Opep evalúan extender acuerdo de recorte de producción

Saber más

Europa

La Unión Europea abre segunda fase de las negociaciones del Brexit

© Yves Herman/Reuters | La primera ministra Theresa May llega a la cumbre europea en Bruselas, el 14 de diciembre del 2017.

Texto por Louise Bucaille

Última modificación : 15/12/2017

Dirigentes europeos advirtieron que alcanzar un acuerdo antes del 29 de marzo del 2019, salida oficial del Reino Unido, será “dramáticamente difícil”.

Una semana después del acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre las condiciones del divorcio del Brexit, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció durante una cumbre en Bruselas el 15 de diciembre del 2017, que el Brexit entra en su segunda fase.

En su cuenta de Twitter, Tusk confirmó la decisión de la Unión Europea y felicitó a la primera ministra británica Theresa May.

El desafío para ambas partes es alcanzar un acuerdo antes del 29 de marzo del 2019, es decir la fecha oficial de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, después de cuatro décadas de afiliación. El presidente del Consejo Europeo estimó que es “todavía realista y obviamente dramáticamente difícil. Seguro, la segunda fase será aún más exigente, aún más desafiante que la primera fase”.

Tusk: “es el momento para contactos exploratorios con el Reino Unido”

A pesar de la decisión del bloque europeo de avanzar a una nueva etapa del Brexit, las discusiones se desarrollarán en dos tiempos.

En septiembre del 2017 en un discurso en Florencia, Theresa May anunció que hará un periodo de transición de dos años para dar más tiempo a las empresas y a las administraciones para acostumbrarse y reorganizarse tras la salida del Reino Unido. Por eso, discusiones sobre cómo esa transición será establecida iniciarán en enero del 2018 con la Unión Europea.

La solución más probable sería que Londres se mantenga en el mercado único y la unión aduanera para todo el tiempo de la transición lo que permitiría dar más estabilidad económica al Reino Unido, especialmente dado que muchas empresas financieras ya han considerado trasladarse en Europa después del Brexit.

La Unión Europea exige que durante la transición, el gobierno británico abandone sus posiciones las instituciones del bloque. De esa manera, el Reino Unido podría perder sus legisladores en el Parlamento, sus jueces en la Corte Europea de Justicia y su asiento al Consejo. Sin embargo, quedaría sin representación oficial aún debería respetar las leyes europeas y el carácter la primacía de la Corte Europea de Justicia.

En marzo del 2018, las negociaciones sobre un acuerdo comercial podrían empezar. Por el momento, el presidente del Consejo Europeo explicó que “es el momento para preparaciones internas para los EU 27 y contactos exploratorios con el Reino Unido para obtener más claridad sobre su visión”.

La cuestión de la naturaleza del acuerdo comercial entre el Reino Unido y la Unión Europea

La primera ministra británica asegura que: “vamos a cumplir con el deseo de la población británica y obtener el mejor Brexit acuerdo para nuestro país – garantizando el mayor acceso posible a los mercados europeos, impulsando el libre comercio con países a través el mundo y mantener control sobre nuestras fronteras, leyes y dinero”.

La promesa de la mandataria podría ser más difícil a cumplir. La cuestión de qué tipo de relaciones comerciales podrían ser establecidas con la Unión Europea divide en ambos lados de la Mancha.

El gobierno británico no quiere adoptar cualquier tipo de modelo comercio ya existente: que sea el modelo de Noruega, que significa aplicar regulaciones europeas para tener un acceso privilegiado al mercado único, o que sea un acuerdo de libre comercio más limitado, parecido al que Canadá tiene con el bloque europeo.

El ministro británico para el Brexit sugirió la creación de un acuerdo “Canadá más más más”. Pero el gobierno de May está divido sobre la cantidad de autonomía económica está dispuesto a sacrificar para mantener relaciones comerciales cercanas con la Unión Europea.

Por el momento, Theresa May debe clarificar su estrategia comercial para empezar a negociar un acuerdo que es esencial para mantenerse al poder y evitar un posible derrumbe económico del Reino Unido.

Con AFP y AP

Primera modificación : 15/12/2017

  • Unión Europea

    Brexit: fracasan las negociaciones para un acuerdo Reino Unido - Irlanda

    Saber más

  • Brexit

    Brexit: los conservadores se rebelan contra May

    Saber más

  • Negociaciones del Brexit

    El Reino Unido y la Comisión Europea llegan a un acuerdo sobre el Brexit

    Saber más

COMENTARIOS