Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

CES 2018: más de 20.000 nuevos robots, vehículos y electrodomésticos

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Leonardo García Alarcón: "Cuando escuché Bach de chico sentí que era lo que más me gustaba en este mundo"

Saber más

EN PRIMERA PLANA

Un año de Trump en la Casa Blanca

Saber más

ELLAS HOY

Sexualidad sana

Saber más

REVISTA DIGITAL

Un año de gobierno de Trump, su mandato en Twitter

Saber más

Francia

Francia: proyecto de ley sobre la inmigración podría revisar el derecho de asilo

© Lionel Bonaventure/ AFP | Migrantes están alojados en una antigua pista de patinaje en Cergy, Francia, el 12 de octubre del 2017.

Texto por Louise Bucaille

Última modificación : 21/12/2017

Emmanuel Macron está en el ojo del huracán con un proyecto de ley que podría revisar el derecho de asilo y endurecer la política de acogida para los migrantes. Asociaciones de defensa de los DD.HH. serán recibidas por el ministro del Interior.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, presentó su proyecto de ley sobre la política migratoria del gobierno de Emmanuel Macron. Dos elementos han provocado una polémica que divide hasta el propio grupo del mandatario.

Las asociaciones de acogida de migrantes y de defensa de los derechos humanos acusan al gobierno de revisar el principio de “incondicionalidad de la acogida” y del “derecho de asilo”. El portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux, defiende una “política equilibrada” basada sobre “humanidad sino también sobre honestidad”.

Édouard Philippe: “nuestro objetivo no es hacer una selección”

Durante una entrevista en la radio francesa RTL, el primer ministro Édouard Philippe intentó aclarar el proyecto de ley de su gobierno para calmar la situación.

Según el primer ministro, el proyecto de ley debería dar más “eficiencia” a la política de derecho de asilo del país. Aseguró también que el “objetivo no es de hacer una selección” o de “revisar la incondicionalidad de la acogida” sino de mejorar la identificación de “personas que podrían beneficiar de un derecho de asilo”.

En el proyecto de ley, se prevé un censo de los migrantes en los centros de acogida de urgencia. Funcionarios especiales podrían visitar estos centros de recepción, que serán avisados 24 horas antes, para “identificar un extranjero quien ha recibido el derecho de asilo y que no tiene nada a hacer en un centro de acogida de urgencia”.

Philippe insistió que el objetivo es de “mejorar mucho” el cuidado de los solicitantes de asilo y agregó que “los extranjeros en situación irregular tienen vocación a regresar en el país de Europa en que han llegado”.

Las asociaciones de acogida de migrantes y de defensa de los derechos humanos ven en el censo de los migrantes una “selección” que “viola los derechos fundamentales”, según SOS Racismo. Las asociaciones deberían ser recibidas por el ministro del Interior, Gérard Collomb, y el primer ministro el jueves 21 de diciembre.

Integrar la noción de un “tercer país seguro” ha debido ser abandonado

La idea de un “tercer país seguro” es controvertida, aunque el ministerio del Interior había precisado que la cuestión de clasificar los países del sur del Mediterráneo como “seguros” era fuera de toda duda. Esa noción permite devolver a un solicitante de asilo hacia el país por el cual pasó, si el migrante se beneficiará en este país de un nivel de protección conforme a la convención de Ginebra sobre los migrantes.

Esta noción habría podido devolver hacia Brasil los solicitantes de asilo llegados en Guyana francesa que se enfrentan a una inmigración haitiana masiva, explica la agencia AFP. Pero esta medida ya fue invocada por la Unión Europea para devolver refugiados sirios en Turquía.

Asociaciones de acogida de los migrantes critican el posible endurecimiento de la política migratoria francesa. Por eso, la noción de “tercer país seguro” que debía ser integrada en el proyecto de reforma fue abandonada, indicó a AFP una fuente del ministerio del Interior.

CNCDH: la noción de tercer país seguro “no es conforme” a la Constitución

La Comisión Nacional Consultativa de los Derechos Humanos (CNCDH) estima que el concepto de “tercer país seguro” no es “conforme” a la Constitución del país. Además, la CNCDH explica que esta noción “vacía de su sentido el derecho de asilo y confirma su instrumentalización para regular los flujos migratorios”.

La mayoría parlamentaria del presidente Macron está también preocupada por la naturaleza de este proyecto de ley. Una diputada de La République en Marche, el movimiento del mandatario, acusó al ministro del Interior Collomb de “jugar con los temores” y recordó que “todos los extranjeros de Francia no son terroristas, todos los extranjeros de Francia no son estafadores de ayudas sociales”.

En Francia, el principio del derecho de asilo está inscrito en el preámbulo de la Constitución: “cualquier individuo perseguido por sus acciones a favor de la libertad tiene el derecho de asilo en los territorios de la República”.

Con AFP y Reuters

Primera modificación : 20/12/2017

COMENTARIOS