Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Xi Jinping inició gira por Medio Oriente y África

Saber más

REPORTEROS

Yibuti, bajo la influencia del khat

Saber más

LA ENTREVISTA

Director de la FAO: "el hambre y la paz están estrechamente vinculados"

Saber más

ECONOMIA

Trump analiza la posibilidad de establecer un acuerdo bilateral de comercio con México

Saber más

EN FOCO

El síndrome de Asperger, ¿un activo en el mundo del trabajo?

Saber más

Europa

Tres hechos que hicieron de las elecciones parlamentarias en Cataluña una jornada histórica

© Reuters | Carles Puigemont (JuntsxCat), Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Mariano Rajoy (PP)

Texto por Fabián Cristancho

Última modificación : 22/12/2017

Aunque el partido unionista Ciudadanos fue el más votado, el bloque independentista dio un golpe sobre la mesa y retuvo la mayoría en el parlamento. El peor resultado de la jornada fue para Mariano Rajoy.

El contexto de las elecciones parlamentarias celebradas este 21 de diciembre en Cataluña es por lo menos inusual. La atípica votación tuvo presente el fantasma del referendo de independencia, la declaración de secesión, la aplicación del artículo 155, el cese del Govern y el encausamiento de las máximas figuras del independentismo.

Todo eso pasó para que el gobierno central convocara a las elecciones parlamentarias donde los catalanes se movilizaron en masa para decidir el futuro de la región, tanto que marcó un récord histórico de participación: 81,94 %  del censo electoral.

Estos comicios, tildados como los más atípicos en la historia reciente de esa región autonómica, dejaron al menos tres grandes conclusiones.

A pesar de un 2017 rudo, el independentismo conserva la mayoría absoluta en el parlamento

Los partidos independentistas JuntsxCat, ERC-CatSí y CatComú-Podem lograron amasar 70 escaños, la mayoría absoluta en el Parlamento Catalán marcándose así una victoria política y democrática de máxima importancia en el difícil contexto de tensión contra el gobierno central.

El cesado presidente de la Generalitat y líder de JuntsxCat, Carles Puigdemont quien huyó a Bruselas ante la acción de las autoridades judiciales de España dio un golpe en la mesa y demostró que sí hay una amplia espectro de la población que quiere la independencia de Cataluña.

Eduard Pujol, vocero de JuntsxCat, dijo en el acto después de que la tendencia se volviera irreversible que “solo somos un único pueblo y esta es la victoria de la esperanza. Lo hemos dicho todo el tiempo: libertad, democracia y dignidad (...) el resultado de hoy también es la derrota del 'a por ellos', ha ganado la voluntad del pueblo de Cataluña”.

La victoria también la celebró Puigdemont desde Bélgica. Pero fue más allá y ante los resultados exigió "una rectificación, una reparación y una restitución" del Gobierno catalán cesado. “Hemos mantenido la legitimidad de la institución y la continuidad histórica. La república catalana ha ganado a la monarquía del 155. Que tomen nota, que lo escuchen bien, el Estado español ha sido derrotado”, dijo el líder catalán.

De acuerdo a los resultados, los 18 candidatos investigados por la Justicia de España consiguieron su escaño.

El independentismo, después de un año especialmente duro para esa facción, conserva la mayoría absoluta en el parlamento.

El hito de Ciudadanos: 36 escaños y 1.102.099 votos

La sorpresa de la jornada la dio el partido antiindependencia Ciudadanos, que se coronó como ganador de las elecciones al ser el más votado. Con 36 escaños a su favor, 25,4 % de los votos, esta agrupación hizo historia al superar el millón de votos y tener una ventaja de más de 60.000 votos sobre JuntsxCat.

Los sondeo no se equivocaron, pero el caudal de votos fue una sorpresa para sus dirigentes.

En un hito, el partido antiindependentista Ciudadanos fue el más votado, con 36 escaños y el 25,4 por ciento del sufragio, pero ese resultado no es suficiente para gobernar, ya que las fuerzas contrarias a la independencia no suman los escaños necesarios: Ciudadanos, los socialistas del PSC y el conservador Partido Popular suman 57 escaños, con cerca del 43 por ciento del voto.

Los liberales constitucionalistas de Ciudadanos (Cs) fueron la fuerza política más votada con 37 escaños, superando el millón de votos y aventajando en unos cien mil a JxCat, confirmando los pronósticos marcados por los sondeos, que lo situaban como el primer partido.

Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos, dijo fulgurante que los catalanes votaron por la “unión”, la “convivencia” y la “solidaridad”.

“¡Somos los ganadores de las elecciones en Cataluña! (...) uno de cada cuatro catalanes ha creído en este partido. La mayoría social se siente catalana, se siente española, se siente europea y va a seguir siéndolo, dijo la líder acompañada por centenares de simpatizantes.

Arrimadas, aspirante a presidir el Gobierno regional, dijo que los independentistas “nunca más podrán hablar en nombre de Cataluña”, teniendo en cuenta que tres candidaturas de la independencia revalidaron la mayoría absoluta.

El doble castigo de Mariano Rajoy y su Partido Popular

Si hubo un partido castigado en las elecciones del 21D fue el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. En sus números y en comparación con 2015, pasaron de 11 a 3 escaños, una derrota irrebatible que sumió en el silencio al presidente del gobierno español este 21 de diciembre.

Pero no solo fue una derrota por el número de escaños. La fuerza que demostró el independentismo, con votos, desdice de las afirmaciones de Rajoy sobre la fuerza electoral de los separatistas. También de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, quien dijo días antes de los comicios que los independentistas habían sido "descabezados" por el gobierno, cuestión que quedó desacreditada tras los resultados.

Según DPA, la intervención de la autonomía catalana y la ofensiva judicial “dieron alas en los últimos dos meses al separatismo y alimentaron sus argumentos contra un Estado que consideran autoritario y ‘fascista’, lo que dejó en segundo plano el fracaso de su proyecto para crear "una república catalana" independiente de España”.

El plan de Mariano Rajoy para “devolver la legalidad constitucional y estatutaria a Cataluña”, parece haber quedado sin piso ahora que se abre la posibilidad de que los partidos independentistas formen un nuevo Gobierno y que reúnan fuerzas para desafiar de nuevo al Estado español, teniendo en cuenta que hasta la fecha no se van a modificar las medidas tomadas el 27 de octubre contra el aparato independentista.

En su editorial el diario español El País anotó que “el PP de Mariano Rajoy cosecha el peor resultado: algo que sin duda traerá consecuencias en la política nacional”.

Las elecciones de Cataluña llegaron de forma extraordinaria y se convirtieron en históricas para cerrar un año en el que el tema catalán ocupó primeras planas, preocupaciones, arrestos y hasta violencia.

Con EFE y DPA

Primera modificación : 22/12/2017

COMENTARIOS