Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Malasia: ¿hora de cambios y liquidación de cuentas?

Saber más

EN FOCO

Los hombres en India víctimas de matrimonios forzados

Saber más

ECONOMIA

Países de la OPEP debatirán un posible aumento en la producción de crudo

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Christiane Endler: "en Europa mejoré técnicamente, ahora las porteras deben ser una defensa más"

Saber más

EN FOCO

El sur del Líbano, en permanente obsesión por una nueva guerra

Saber más

EE. UU. y Canadá

Acoso sexual: 2017, el año en el que se dijo "yo también"

© Stephanie Keith / Getty Images - AFP | La gente lleva carteles que abordan el tema del acoso sexual en una manifestación #MeToo fuera del Hotel Trump el 9 de diciembre de 2017 en la ciudad de Nueva York.

Texto por Liliana Valencia

Última modificación : 28/12/2017

Por primera vez mujeres y hombres de todo el mundo alzaron su voz masivamente en contra del acoso y el abuso sexual. A raíz de las denuncias contra el productor de cine Harvey Weinstein, se desató un efecto dominó bajo el movimiento ‘MeToo’.

En octubre de 2017 The New York Times y The New Yorker publicaron entrevistas en las que varias actrices de la industria del cine aseguraban haber sido víctimas de acoso sexual por parte del megaproductor de Hollywood Harvey Weinstein.

Las denuncias conmocionaron al mundo del entretenimiento, pero lo que no se esperaba es que decenas de mujeres más se animaran a denunciar otros hechos de comportamiento sexual inapropiado por parte de Weinstein.

El ‘efecto Weinstein’: Kevin Spacey, James Toback, Louis C.K y un largo etcétera

Durante las semanas siguientes más de 80 mujeres se animaron a contar sus historias. Según los relatos, Weinstein se aprovechaba de su condición de hombre poderoso para llevar a sus víctimas a situaciones donde pudiera aprovecharse de ellas. Los hechos se habrían presentado a lo largo de tres décadas y las víctimas serían actrices, modelos y asistentes personales de Weinstein, 6 de las cuales lo denunciaron por violación.

Con base en estas denuncias se despertó en las mujeres de la industria un sentimiento de valor y solidaridad que llevó a muchas más a denunciar sus casos. A la fecha más de 34 hombres poderosos de la industria del entretenimiento han sido removidos de sus cargos debido a denuncias de acoso y abuso sexual.

Sin embargo no son solo las mujeres quienes han denunciado ser víctimas. Otro actor envuelto en un escándalo sexual fue el protagonista de la serie House Of Cards, Kevin Spacey, quien fue acusado por el también actor Anthony Rapp de haber intentado violarlo en 1986 cuando tenía tan 14 años.

Spacey trató de defenderse diciendo que no recordaba la escena y que reconocía su orientación homosexual ante la opinión pública, lo cual le generó nuevas críticas. Inmediatamente la empresa Netflix anunció la cancelación de la nueva temporada de la aclamada serie y de toda relación con el actor.

James Toback fue uno de los grandes del cine que más denuncias de acoso recibió durante 2017. Más de 200 mujeres aseguraron haber padecido comportamientos sexuales inapropiados durante varios años por parte del cineasta.

De la misma manera otros famosos empezaron a ser denunciados. El comediante Louis C.K. fue acusado por seis mujeres de comportamiento sexual abusivo lo que le significó la cancelación de varios contratos. También el cineasta Brett Ratner recibió denuncias que lo dejaron con su imagen por el suelo además millonarias pérdidas económicas.

De Estados Unidos el efecto saltó rápidamente a Canadá. Allí hubo dos casos que se hicieron emblemáticos. Uno es el de Gilbert Rozon, fundador de un festival de comedia que se vio obligado a renunciar a su cargo tras recibir acusaciones por parte de varias mujeres. En Quebec el conductor de radio Eric Salvail fue acusado por al menos 12 mujeres y las directivas de la empresa para la cual trabajaba decidieron despedirlo.

En el mundo periodístico, las acusaciones alcanzaron a editores, publicistas, ejecutivos y presentadores de decenas de medios a nivel internacional.

La periodista feminista argentina Ingrid Beck habló con France 24 en Buenos Aires y aseguró que “el 97,9% de las mujeres asegura haber estado en una situación de abuso o acoso sexual, así que #YoTambién es yo también en el 100% de los casos. Sin embargo no se trata de un hombre que acosa a 100 mujeres sino que son 100 hombres que acosan a 100 mujeres. Y esos hombres también son hijos de esta sociedad y por ende es toda la sociedad la que debe cambiar. Desde ahí se puede pensar en verdaderas transformaciones”.

Ellas Hoy: Feminicidio y el origen de Ni Una Menos

También el reconocido chef John Besh, famoso por sus programas de cocina en televisión y por sus esfuerzos a favor de la conservación de la cultura culinaria en Nueva Orleans, fue acusado por subalternas y aprendices de cocina y tuvo que abandonar varios de sus más importantes proyectos tras las acusaciones. Y estos son solo algunos de los casos más sonados durante el último trimestre de 2017 en la industria del entretenimiento.

En América latina uno de los casos más relevantes se presentó en Argentina, donde el conductor de radio Ari Paluch fue acusado por varias de sus compañeras de trabajo de tocamientos abusivos y acoso en el espacio laboral. En noviembre de 2017 Paluch fue despedido de su programa radial y a pesar de que no hay hasta ahora consecuencias penales, el caso se convirtió en un emblema para este país suramericano.

En la política, las denuncias por abuso sexual llegan hasta el presidente de EE.UU.

La campaña #MeToo se extendió a otros países e idiomas a través de las redes sociales. Las acusaciones contra personajes de la política en varias naciones han derivado en renuncias de congresistas y derrotas electorales de candidatos.

Uno de los acusados es el actual presidente de los Estados Unidos Donald Trump, contra quien en varias oportunidades se han generado denuncias por comportamientos sexuales inapropiados.  En esta oportunidad mujeres que participaron en el concurso a Señorita Estados Unidos aseguraron haber sido acosadas por Trump. El magnate aseguró que todo era mentira pero más de 50 mujeres congresistas demócratas piden que se le investigue de la misma manera que otros ‘pesos pesados’.

“Esta sociedad tiene que entender que hay asuntos que van más allá de la política. Es necesario dejar de lado la política y hacer justicia. Esperamos que Donald Trump sea tratado igual que Harvey Weinstein”, pidió una de las presuntas víctimas. Sin embargo la justicia estadounidense no ha tomado ninguna medida hasta el momento.

También el candidato al senado por el estado de Alabama Roy Moore fue acusado de intento de violación por parte de varias mujeres cuando eran menores de edad. Las denuncias salieron a la luz pública en el momento en que Moore se disputaba las elecciones atípicas en este estado y gozaba del respaldo total de Trump quien invitó abiertamente a la ciudadanía a votar por Moore. Sin embargo el pasado 12 de diciembre el republicano perdió la elección frente al demócrata Doug Jones.

Otro de los políticos estadounidenses que perdió su curul fue el senador por el estado de Minnesota Al Franken quien  en las últimas semanas renunció a su cargo tras la presión de compañeros de su propio partido por los testimonios de varias mujeres quienes aseguraron que el demócrata las había acosado sexualmente.

En el Reino Unido el escándalo no fue menor. Ya son tres los funcionarios públicos de alto rango que se han visto obligados a renunciar en el marco de las denuncias mundiales bajo el lema de #MeToo. En noviembre de 2017 renunció a su cargo el ministro de Defensa, Michael Fallon, tras haber sido denunciado por dos periodistas de actos inapropiados en 2002 y 2003.  También el secretario de Comercio Internacional, Mark Garnier, y el primer secretario de Estado, Damian Green han caído en esta ola de denuncias que tiene al gobierno británico hundido en este escándalo por acosos sexuales.

Carl Sargeant era ministro de infancia en el gobierno de Gales. Renunció a su cargo después de recibir varias demandas por acoso sexual y pocos días después se habría suicidado.

© Brendan McDermid / Reuters

Sin embargo el caso más comentado del año en Inglaterra es el del viceprimer ministro de gobierno de Theresa May, Damian Green, quien fue acusado de posesión de pornografía y acoso sexual.  Green renunció recientemente a su cargo y estas fueron sus palabras en un comunicado de prensa al respecto:

"Acepto que debería haber sido claro en mis declaraciones de prensa sobre que los abogados de la policía hablaron con mi abogado en 2008 sobre la pornografía en las computadoras y que la policía me lo dijo en una posterior llamada telefónica en 2013. Pido perdón porque mis declaraciones desinformaron en este sentido".

#MeToo, un cambio estructural en la sociedad que levantó su voz de protesta contra el abuso sexual

Pero el movimiento Me Too no empezó en 2017. Su creadora, la activista Tarana Burke, tuvo esta idea hace una década al escuchar el testimonio de una niña que fue víctima de acoso por parte de un familiar y notar que la mayoría de las mujeres han estado en situaciones de acoso o abuso.

Según la Agencia Internacional de noticias EFE, “en 2006, Burke lanzó esa iniciativa como parte de la organización Just Be Inc, de la que es fundadora, y aunque principalmente se centra en "empoderar" a chicas jóvenes de color, su misión indica que abarca las personas que se identifican como mujeres y a las que consideran no tener un género determinado”.

Si bien fue en 2017 cuando el movimiento se hizo mundialmente conocido y generó consecuencias reales en todas las áreas de la sociedad, lo que representa es un cambio estructural en la sociedad que finalmente levantó su voz de protesta contra una conducta que hasta ahora estuvo naturalizada.

Lo que ocurrió este año fue que el caso Wenstein le dio valor a muchas otras mujeres para denunciar lo que era un secreto a voces. Una de las primeras en invitar a la denuncia fue la actriz Alyssa Milano sin imaginarse que la respuesta en Twitter sería tal. “El impacto en las víctimas es quizás el resultado más importante: ser acosado se convirtió en algo de lo que se puede hablar”, aseguró Burke en una entrevista reciente.

France 24 consultó a la representante legal de la Red contra el Abuso y el Acoso en Colombia Lina Marcela Torres, quien asegura que lo ocurrido en 2017 representa un despertar de la sociedad mundial sobre una problemática que existe desde el principio de los tiempos y que está relacionada con la condición de poder que el hombre ha mantenido sobre la mujer.

“El principal problema está en la educación. Hombres y mujeres son educados bajo la premisa del machismo que deriva en el maltrato a la mujer, la violación, el acoso, el abuso e incluso el feminicidio. Esta situación está tan naturalizada que además las víctimas sienten vergüenza a la hora de denunciar y por lo general se quedan calladas. Esa es la verdadera potencia del movimiento Me Too, que por primera vez hizo a las mujeres del mundo superar el temor y hablar de lo que venía ocurriendo. Sin embargo no sólo las mujeres son víctimas de acoso y abuso, También algunos hombres y todos tenemos el mismo derecho a denunciar”, dice Torres.

El sociólogo Héctor Villamil enfatizó en que no es correcto generalizar y suponer que todos los hombres son abusadores o acosadores. “Lo que sí es una realidad es lo delgada que es la línea que divide el cortejo del acoso y la sorpresa que se llevaron muchos hombres este año al notar que algunos de sus comportamientos, que consideraban normales, rayaban con esta conducta”, explica el experto.

El caso Weinstein encendió una alerta que marcó un punto de transformación de la sociedad en cuanto al acoso sexual. Hombres y mujeres saben que podrían contar con el apoyo de la sociedad si denuncian o el castigo de la misma si se comportan de manera inadecuada. El fenómeno viral de 2017 no solo marcó tendencia en las redes sociales sino en las vidas de víctimas y victimarios.

Primera modificación : 27/12/2017

  • Estados Unidos

    El magazine Time designa al movimiento #MeToo personalidad del 2017

    Saber más

  • HOLLYWOOD

    #MeToo: el hashtag para denunciar el acoso sexual

    Saber más

  • Escándalo Harvey Weinstein

    Uma Thurman rompió su silencio sobre el escándalo sexual de Harvey Weinstein

    Saber más

COMENTARIOS