Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

LA ENTREVISTA

Ingrid Betancourt: "Colombia ya está andando el camino de la reconciliación"

Saber más

LA ENTREVISTA

Carlos Alvarado: "la educación es la clave para el desarrollo"

Saber más

LA ENTREVISTA

E. Sacheri: "Encontré que el fútbol podía servirme para bucear en lo humano profundo"

Saber más

MEDIO AMBIENTE

Después del petróleo, la industria textil es la más contaminante del mundo

Saber más

ECONOMIA

Enrique Peña Nieto en Europa: una gira marcada por el comercio internacional

Saber más

Asia-Pacífico

Afganistán: Al menos 40 muertos tras explosiones en Kabul

© Mohammad Ismail, Reuters | Policías afganos hacen guardia en el sitio donde se registró una serie de explosiones en Kabul, el 28 de diciembre de 2017.

Vídeo de Janira Gómez Muñoz

Texto por Federico Cué

Última modificación : 02/02/2018

Un ataque suicida contra un centro cultural chiíta y una oficina de la agencia de noticias afgana en la capital del país dejó decenas de víctimas y al menos 30 heridos, según informó el Ministerio del Interior.

El portavoz adjunto del Ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, confirmó que al menos 40 personas murieron y 30 resultaron heridas como consecuencia del atentado suicida y varias explosiones que se registraron en Kabul, el último ataque de una serie que ha golpeado a organizaciones culturales y de medios de la capital afgana.

“No es el balance definitivo, todavía puede aumentar”, aseguró Rahimi sobre la cifra de víctimas del ataque.

Según explicó el vocero gubernamental, un atacante suicida se hizo volar por los aires dentro del centro cultural Tabian, autodenominado como un organismo cultural y de investigación chiita. Cuando personas se acercaron a brindar asistencia, estallaron dos bombas en los alrededores del lugar.

El ataque ocurrió durante la realización de un panel de debate matutino en el marco del 38° aniversario de la ocupación soviética de Afganistán, que tuvo lugar entre diciembre de 1979 y febrero de 1989. Por este motivo, testigos aseguraron que la mayoría de las víctimas son estudiantes que asistieron al encuentro.

El portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid, reveló a la agencia EFE que “la mayoría de los edificios en esa área pertenecen a chiitas” y que el atacante detonó los explosivos que portaba en la primera planta del centro, donde tenía lugar un evento “en el que participaban decenas de personas”, y que las oficinas de la agencia de noticias se encuentran en el piso superior.

“Después de la primera explosión se produjeron dos más por bombas caseras coladas cerca de la entrada principal del edificio”, añadió el vocero policial, que aclaró que “casi la totalidad de las víctimas se debieron al ataque suicida”.

Por su parte, Sayed Abbas Hussaini, un periodista de la agencia, ratificó que hubo más de una explosión durante el ataque al complejo y sostuvo que entre las víctimas hay un reportero del medio, además de dos heridos.

A través de su cuenta en la red social Twitter, uno de los portavoces talibanes, Zabihulah Mujahid, rechazó cualquier vínculo de esa organización con el atentado y aseguró que “nada tiene que ver” con ellos.

En tanto, el portavoz del presidente Ashraf Ghani emitió un comunicado calificando el ataque como un crimen “imperdonable” contra la humanidad y prometiendo destruir a los grupos terroristas.

Una escalada de ataques contra medios de comunicación e instituciones chiitas en Kabul

El ataque de este 28 de diciembre se dio en el mayor barrio chiita de Kabul, Dasht e Barchi, donde la organización Estado Islámico (EI) atentó varias veces durante los últimos meses.

Por caso, en octubre, un atentado suicida dejó 71 muertos en una mezquita chiita de la misma zona. Desde entonces, el EI también atacó otros barrios de la ciudad, así como un gran canal de televisión y una oficina de los servicios secretos.

Desde enero hubo más de 20 atentados graves del EI en Kabul, y también de los talibanes. En ellos murieron y resultaron heridos cientos de personas. El más importante ocurrió frente a la embajada alemana en mayo y dejó alrededor de 150 fallecidos.

Los medios de comunicación afganos también vienen siendo blanco habitual de las ofensivas terroristas en los últimos años. El mes pasado, una estación de televisión privada fue objetivo de otro ataque en la capital afgana.

Con el respaldo de la intensificación de los ataques aéreos de Estados Unidos, las fuerzas afganas obligaron a retroceder a los talibanes en diversas áreas del país e impidieron que los centros urbanos de importancia cayeran en manos de los insurgentes.

No obstante, los ataques de alto perfil en las grandes ciudades continuaron y los militantes lograron otros medios para generar un impacto y socavar la confianza en la seguridad.

Tras el atentado de este 28 de diciembre, el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional alertó que “este espantoso ataque subraya los peligros que enfrentan los civiles afganos”. En un comunicado emitido por su director para Asia meridional, Biraj Patnaik, la institución sostuvo que "en uno de los años más mortíferos del que se tiene registro, los periodistas y otros civiles continúan siendo despiadadamente blanco de los grupos armados”.

Según un informe de este mes de la organización defensora de la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras, Afganistán se encuentra entre los países más peligrosos del mundo para los trabajadores de prensa, luego de que dos periodistas y cinco asistentes de medios fueran asesinados en el ejercicio de su trabajo en 2017, sin contar a las víctimas del 28 de diciembre.

Con Reuters, DPA y EFE

Primera modificación : 28/12/2017

  • Atentado Kabul

    Un atentado suicida en Afganistán deja 6 muertos

    Saber más

  • Afganistán

    Ataque en la zona diplomática de Kabul deja al menos 5 muertos y 15 heridos

    Saber más

  • Afganistán

    Dos ataques suicidas dejan más de 70 muertos en Afganistán

    Saber más

COMENTARIOS