Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ELLAS HOY

Ellas Hoy

Saber más

REPORTEROS

China: tras la pista de los opositores desaparecidos

Saber más

EN FOCO

Sospechos de corrupción en Israel: en la calle la irritacion crece

Saber más

EN PRIMERA PLANA

Ecología: los retos de las megaurbes

Saber más

EN FOCO

Etiopía-Yibouti: El renacimiento de linea de ferrocaril

Saber más

Vigilantes vuelven a bloquear cárceles en Francia para exigir mayor seguridad

© AFP | La policía antidisturbios dispersa a los guardias de prisiones franceses que hacen huelga el 22 de enero de 2018, bloqueando el accedo a la cárcel de Vezin-le-Coquet, a las afueras de Rennes

PARÍS (AFP) - 

Vigilantes penitenciarios seguían bloqueando este lunes docenas de cárceles francesas antes de un encuentro previsto con la ministra de Justicia para negociar mejores condiciones laborales y de seguridad tras haber sufrido varias agresiones en los últimos días.

Este lunes "115 cárceles estaban bloqueadas en Francia" entre las 188 que cuenta el país, dijo a la AFP el secretario nacional del sindicato FO, Emmanuel Baudin.

No había cifras disponibles por el momento por parte de la administración penitenciaria.

En la mayor prisión de Francia, y de Europa, la de Fleury-Mérogis (cerca de París), unos 150 guardias montaron una barricada con neumáticos delante del ingreso para impedir el acceso al personal no huelguista.

La ministra de Justicia, Nicole Belloubet, anunció por la noche que recibiría este lunes a los sindicatos después de que estos rechazaran las primeras propuestas del gobierno sobre la seguridad de los agentes, la gestión de la radicalización y un mejor reconocimiento del oficio de vigilante y de los efectivos.

El domingo por la noche, se registró una nueva agresión en una cárcel del norte del país, Longuenesse. Un detenido agredió a vigilantes con la pata de hierro de una mesa, hiriéndolos en los brazos, indicó la administración del centro penitenciarios y el sindicato Ufap-Unsa.

El movimiento de protesta comenzó hace más de una semana, después de que tres vigilantes fueran heridos de levedad con arma blanca por un yihadista alemán detenido en la cárcel de Vendin-le-Vieil, en el norte de Francia.

Los guardias piden más medios y mejores condiciones de seguridad. Al movimiento se añade además el tema de cómo internar en las cárceles a los detenidos radicalizados cuando se espera la llegada a Francia de los que partieron a combatir en Siria junto a los islamistas.

La protesta de personal penitenciario más importante en Francia, en 1994, duró dos meses. Los huelguistas exigían entonces más personal y un aumento salarial.

La tasa de ocupación de las cárceles francesas alcanza un 140%, según las cifras oficiales.

© 2018 AFP