Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

MEDIO AMBIENTE

El 22 de mayo se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad

Saber más

ECONOMIA

Donald Trump:“TLCAN con México y Canadá es difícil, pero pronto todos ganaremos”

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Juan Arbeláez: "Logré cumplir el sueño de mi familia siendo chef en Francia"

Saber más

EN FOCO

El ‘deshielo’ de Corea del Norte y Corea del Sur

Saber más

CULTURA

Las películas recomendadas por France 24 de Cannes 2018

Saber más

Cultura

Últimas instrucciones: el legado de Nicanor Parra

© Mario Ruiz / EFE | Fotografía de archivo fechada el 8 de agosto de 2001 del escritor chileno Nicanor Parra mientras posa en su casa, en Las Cruces, en Chile

Texto por Patricia Luna

Última modificación : 25/01/2018

En sus 103 años de vida, a Nicanor Parra le dio hasta para dejar un claro instructivo (su poema “Últimas instrucciones”) de qué hacer el día de su muerte.

"Cuidadito CON verlarme en el salón De honor De la universidad
o en la Caza del Ezcritor

de esto no cabe la menor duda
malditos sean si me velan ahí
mucho cuidado con velarme ahí"

Eso dejó escrito el antipoeta, el artista más irreverente, el antisistema, el contemporáneo, ese que habiendo vivido a través de dos siglos muy diferentes encarnaba mejor que nadie la mirada futurista del ahora. Era sabido que a Parra, el mayor de 8 hermanos de una familia profundamente prolífica en el territorio artistíco chileno (hermano de la gran artista folklórica Violeta Parra), no le gustaban los homenajes, el reconocimiento, los honores: no apareció a los diversos actos de conmemoración de su centenario ni acudió a recoger su premio Cervantes, algo que hizo su nieto Cristobal “Tololo” Ugarte en su lugar.

A pesar de eso fue reconocido por todos en vida como uno de los escritores y poetas más importantes de la literatura hispanoamericana reciente. Matemático y físico de formación, profesor de ingeniería durante un tiempo, Parra revolucionó la poesía en español al crear un nuevo lenguaje con sus antipoemas, que utilizan la ironía y una escritura mundana de léxico simple y temas cotidianos para capturar la atención del lector.

“Muere hoy en día una de las grandes poetas del siglo XX, una figura paradigmática, que renueva la poesía que crea la antipoesía, cuya obra es traducida a muchos idiomas, yo diría que es uno de nuestros poetas universales, candidato al Nobel de Literatura, fue Premio Nacional de Literatura, Juan Rulfo,  Premio Cervantes y Reina Sofía. Fue un hombre reconocido en todo el mundo por su talento, justamente por este carácter revolucionario, que innova en el lenguaje, que crea sus artefactos (mezcla de poesía e imágenes), que hace que esta poesía tenga un sentido por un lado profundamente popular con un lenguaje de la calle, pero con densidad, con un sustrato muy chileno y latinoamericano”, dijo a France24 la académica de la Universidad de Chile Faride Zerán, escritora y reconocida con un Premio Nacional chileno.

“Parra es fundamental para lengua en español en la medida en que decidió eliminar el rol de medium que cumplia los poetas habitualmente como sujetos inspirados y pasó a encarnar la voz a la gente de la calle, recogió de alguna manera el habla en español con todos sus matices y diferencias y fue capaz de darle una forma a esa habla, que es para nosotros muy reconocible, donde somos capaces de vernos reflejados y descritos con humor. Esta es una de sus características fundamentales y  uno de sus legados y a la vez la capacidad de faltarnos el respeto, de ser irreverente, de que el rol poeta no es ser el brazo armado o literario de un partido político sino es poner en duda las cosas, confundir, reirse, socavar lo establecido, la figura de Parra va por ahí”, establece Matías Rivas, editor de Parra y cercano a él, escritor y director de publicaciones de la Universidad Diego Portales.

“Parra sobre todo le interesaba a llegar a la gente en diferentes registros y para eso ocupó en su obra la visualidad, los chistes, ocupó la instalación, se apropió de distintos formatos para ofrecer y expresar libremente sus propuestas”, continúa Rivas. “El sistema a Parra le servía para utilizarlo, era como Andy Warhol, era un contrasistema dentro del sistema, las contradicciones para él eran fuerzas, no era un problema”.

El escritor costarricense Carlos Fonseca también hizo una semblanza sobre Parra. “Centenario, Nicanor Parra atravesó el Siglo XX con la fuerza de su risa. Contemporáneo a distintos tiempos de todos los grandes –de Neruda, de Mistral, de Márquez, de Lihn, de Bolaño y de sus epígonos -acabó sin embargo ganándole la carrera a todos y a cada uno a fuerza de puro humor. Retomó el proyecto de nuestro gran modernista Rubén Darío y lo invirtió con una sagacidad conceptual que hubiese envidiado el propio Marcel Duchamp. Abrió la poesía a la risa y a los juegos del pensamiento, la transformó en irreverencia y en protesta, logrando que el lenguaje mostrase las grietas que subyacen detrás de su belleza”.

"Ahora bien  ahora mal  ahora
vélenme con los siguientes objetos:
un par de zapatos de fútbol
una bacinica floreada
mis gafas negras para manejar
un ejemplar de la Sagrada Biblia"

Creatividad, innovación, irreverencia,  falta de respeto, humor, sarcasmo, desparpajo, modernidad, adelantado de su época, revolucionario son alguno de los adjetivos que más se repiten en torno al escritor.

“Él fue y es a través de su obra un adelantado de su época, no quiso ceñirse solo a un ámbito de conocimiento, fue profesor de matemáticas, incursionó en la física, estuvo a cargo de la cátedra de física mecánica en la Universidad de Chile, hizo estudios en el extranjero, lo que le permitió beber de muchas fuentes literarias y hacer un cruce en su propia producción poética y también fue traductor de muchos autores de habla inglesa, como Shakespeare”, señala Zerán, destacando una de las áreas de la amplia producción artística de Parra y una de las no tan conocidas.

El 'padre nuestro' de Nicanor Parra

“Su libro 'Discurso de sobremesa' es un discurso de ensayos pero  estaba escrito en verso, le gustaba llevar la contra, le gustaba poner en duda las cosas. Como traductor es genial, (el escritor Ricardo) Piglia decía que su versión de El Rey Lear es insuperable, yo considero que es así, que fue capaz de hacer algo similar a lo que hizo Shakespeare, de apropiarse de una obra y reescribirla con apego y a la vez con cierta soltura”, explica Rivas.

 “No llevó la carrera de escritor habitual”, continúa, no es un escritor que crea tener una verdad, “Parra existe porque cree no tener la verdad, quiere trabajar con la ignorancia y con zonas de las personas que la literatura no había incorporado, en ese sentido es un vanguardista”, explica el escritor que lo compara con César Vallejo en cuanto a su lugar en la literatura hispanoamericana.

“Ambos son vanguardistas, ambos le dieron la voz a la gente, ambos son personajes que tuvieron una postura ante la poesía de continúo cuestionamiento, creo que es un poeta latinoamericano que cada vez va a ser más reconocido, sobre todo fuera de Chile”, aunque señala que a algunos aún les cuesta entender “que la poesía también sirve para reírse, para plantear ideas, retratar personajes o simplemente para poner una voz hablando de lo que le pasa”.

“El reconocimiento de Parra como el de su hermana Violeta no son de la élite, pasó por la élite y ahora es del pueblo chileno, de la gente, que está conmocionada hoy”, señala. De hecho, hasta la selección chilena de fútbol envió este martes 23 de enero sus condolencias y su despedida al escritor.

“Siempre fue reconocido, redescubierto, no es una figura a diferencia de otras fundamentales en Chile que es desconocida por las nuevas generaciones, es un hombre que al introducir un lenguaje tan popular pero a la vez con tanto nivel, logra llegar a todos y  traspasar esa frontera que es muy dificil para lo escritores, y ser siempre incluso a las 103 años un escritor de culto y a la vez seguido por los jóvenes”, concluye por su lado Zerán.

“Vamos a tardar un tiempo en apreciar todo el legado que nos deja la figura de Nicanor Parra. Su producción es tan extensa y variada que vamos a tardar tiempo en sistematizar el inmeso legado que este escritor, poeta, artista, matemático”, explica a France24 María José Jiménez, licenciada en Literatura Hispánica de la Universidad Mayor.

“Espero que esta sea una oportunidad para que todos se acerquen a la obra de Nicanor Parra, para que la conozcan, para que la disfruten, no sólo desde el ámbito chileno sino también del latinoamericano”, dijo la experta.

Por otra parte Fonseca, académico del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Cambridge, agrega que “no me cabe duda que la poesía de este siglo también será firmada por Parra. Porque hasta la muerte le era indiferente. Como escribió con su inconfundible humor bajo un crucifijo sin Cristo: voy y vuelvo. Parra se ha ido pero promete volver. No me cabe duda de que volverá rodeado de una multitud”.

"Terminado el velorio
quedan en LIberTad de acciÓn
ríanse  lloren  hagan lo que quieran
eso sí que cuando choquen con una pizarra
guarden un mínimo de compostura:
en ese hueco negro vivo yo".

Primera modificación : 24/01/2018

  • Cultura

    Chile: el creador de la ‘antipoesía’ Nicanor Parra murió a los 103 años

    Saber más

COMENTARIOS