Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

LA ENTREVISTA

Gabriella Michetti: "no se puede elegir entre la vida de la madre y del bebé"

Saber más

MODA

La Semana de la Moda de Túnez, liberación para el cuerpo y la mente

Saber más

CULTURA

"Bohemian Rhapsody", el 'biopic' que revive el rock de Queen y a Freddie Mercury

Saber más

REPORTEROS

Así es vivir bajo la ocupación israelí

Saber más

EN PRIMERA PLANA

La encrucijada de la oposición venezolana

Saber más

Medio Oriente

Las cinco zonas principales de combate en Siria

© Omar Haj Kadour / AFP | Un miembro de las fuerzas rebeldes sirias respaldado por Turquía cerca de Qilah en la región de Afrin el 22 de enero de 2018.

Texto por Valentin Graff

Última modificación : 02/02/2018

Con la operación turca “Rama de olivo”, el norte de Siria es una vez más la escena de combates. Ciertas zonas son el escenario de enfrentamientos particularmente violentos: un balance de la situación de las principales zonas del conflicto.

Atacando el enclave de Afrín, la Turquía de Recep Tayyip Erdogan reabrió un frente en el territorio sirio. Ankara dirige la operación contra las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG), las cuales contibuyeron a sacar a los yihadistas de la örganización Estado Islámico (EI) del norte del país. Rusia acaba de invitar a los mandatarios al Congreso de paz, que tendrá lugar en Sochi, según la declaración del 22 de enero, que hizo el ministro ruso de Asuntos extranjeros, Sergei Lavrov.

Si bien el conflicto sirio está disminuyendo su velocidad, sobre todo después del fuerte repliegue del EI, la operación turca “Rama de olivo” nos recuerda que el país es todavía el escenario de grandes agitaciones.

¿Cuáles son las otras zonas de combates y quiénes son los actores que siguen aún armados, siete años después del comienzo del conflicto que ha dejado cientos de miles de muertos y millones de desplazados?

El enclave de Afrín: está en su mayoría controlado por los YPG, la milicia kurda. Está separado de la gran zona controlada por los kurdos en el noreste de Siria por una región en manos de grupos rebeldes, financiados por el ejército turco.

El poder turco injuria a estos YPG, considerando que su manifestación política, el Partido de la Unión Democrática (PYD), es una rama siria del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), con quienes Ankara está en conflicto desde hace varias décadas. Esta es la razón por la cual Turquía no acepta la presencia de un puño de combatientes kurdos en su frontera.

Desde el 19 de enero iniciaron los combates en la región de Afrín, que enfrentan a las milicias kurdas con las tropas turcas acompañadas por rebeldes sirios, de los cuales varias facciones ya tuvieron roces con los YPG en el pasado, desde amenazas hasta enfrentamientos.

De igual manera, está presente la sombra rusa: Moscú controla el espacio aéreo en el norte de Siria y los observadores afirman que los ataques aéreos de Ankara no podrían ocurrin sin el consentimiento de Rusia. De hecho, Turquía afirmó que su operación se llevó a cabo “bajo un acuerdo” con Rusia, si bien este último país no lo ha confirmado, haciéndole un llamado de “contención” al ejército turco.

Los Estados Unidos, quienes planean mantener una fuerza de la cual la mitad son kurdos, en la frontera turco-siria, también le hicieron un llamado de “contención” a Ankara, aún cuando el secretario de Defensa, Jim Mattis, estimó que las preocupaciones de seguridad turcas eran “legítimas”. En cuanto a Francia, mencionó la situación siria en general y se declaró preocupada por el “desarrollo de lo que está sucediendo en Afrín, en Idlib y en la Guta oriental, cerca de Damasco”, según un comunicado del Muelle de Orsay. Ante la petición de París, el 22 de enero tendrá lugar una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU, a puerta cerrada.

© France 24

La Guta oriental: en el este de Damasco, está controlada por los rebeldes desde los inicios del conflicto sirio. Es de aquí desde donde salió el ataque hacia Damasco, en julio del 2012. La zona está sitiada por el régimen desde el 2013. Los bombardeos, constantes desde ese entonces, se intensificaron desde finales de diciembre del 2017. “Desde hace más de un mes, el régimen concentra sus tropas para atacar Guta”, le aseguró a la AFP Mohamed Allouche, un responsable de la milicia salafista Jaich al-Islam.

A comienzos de enero del 2018, la base de Harasta, controlada por el régimen en la periferia de Guta, fue encarcelada por el grupo yihadista Hayat Tahrir al-Cham (antes Front al-Nosra) y por grupos rebeldes, capturando más de 250 militares del ejército sirio. El régimen lanzó una ofensiva el 4 de enero para romper con el sitio.

Entre los actores de estos violentos y recurrentes conmbates en Guta, se encuentran, además del ejército del régimen y del grupo Hayat Tahrir al-Cham, las milicias salafistas Ahrar al-Cham y Jaich al-Islam. Siempre presente, Rusia también está implicada. Sobre todo, es responsable de una parte de los bombardeos que se hicieron en la región, respaldados por el ejército sirio.

Damasco: en las puertas de Damasco, a menos de 7 kilómetros del palacio presidencial de Bachar al-Assad, aún hoy en día se libran combates que enfrentan al régimen con el EI en uno de los pocos rincones del territorio que todavía controla, al igual que con facciones rebeldes.

Nueve civiles fueron asesinados el 22 de enero por disparos de obús, hechos por rebeldes hacia la ciudad vieja de Damasco, según la televisión del Estado sirio que cita una fuente en el seno de la policía.

Provincia de Idleb: “el ejército sirio, junto con fuerzas supletorias, avanzó mucho en la provincia de Idleb, desde hace unos cien días”, explica Wassim Nasr, periodista de France 24 y especialista en movimientos yihadistas. Así, las fuerzas leales se apoderaron el 20 de enero de la base aérea estratégica Abou al-Douhour, situada en la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria.

Al ejército sirio, respladado por la aviación rusa, lo acompañan aquí milicias chiitas pro-iraníes y se enfrenta a tres grupos distintos: la alianza Hayat Tahrir al-Cham, también presente en Guta; el grupo Jaich al-Baria (una nueva coalición de Al-Qaeda); y los combatientes uigures del Partido Islámico de Turquestán.

Además de los grupos yihadistas, los grupos rebeldes calificados como moderados también mantienen una presencia en la provincia de Idleb y, a pesar de sus diferencias, ambos bandos se aliaron para luchar contra el régimen.

Frente este: En el sudeste de Deir Ezzor, muy cerca de la frontera iraquí, el EI controla todavía tres zonas del territorio, pero está rodeado en el norte por fuerzas kurdas y en el sudoeste por el régimen. El régimen lleva a cabo bombardeos y algunos enfrentamientos han enfrentado al EI con las Fuerzas democráticas sirias, un grupo de milicias conformado en el 2015.

Primera modificación : 24/01/2018

  • Siria / Turquía

    Erdogan: Turquía no detendrá su operación militar en Siria, pactada con Moscú

    Saber más

  • Conflicto Siria

    Erdogan anuncia el comienzo de una operación militar turca contra las milicias kurdas en Siria

    Saber más

  • Guerra civil en Siria

    EE. UU. permanecerá en Siria hasta el fin del Estado Islámico

    Saber más

COMENTARIOS