Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ELLAS HOY

Ellas Hoy: El derecho al aborto en América Latina

Saber más

ECONOMIA

El Waldorf Astoria de Nueva York es propiedad del gobierno chino

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La innovadora pantalla led que se adhiere a la piel

Saber más

CULTURA

ARCO y el arte en disputa

Saber más

LA ENTREVISTA

Vivanco: “el régimen que controla Venezuela se conduce como una dictadura”

Saber más

África

La Unión Africana se reúne con la corrupción, el financiamiento y los conflictos en la agenda

© EFE, EPA, STR | Los jefes de estado africanos posan para una foto de grupo durante la 30ª Sesión Ordinaria de la Cumbre de la Unión Africana (UA) en Adís Abeba, Etiopía, el 28 de enero de 2018.

Texto por Federico Cué

Última modificación : 02/02/2018

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, encabeza la 30° cumbre anual en Etiopía. El mandatario llega con una propuesta de reformas, que incluye la búsqueda del autosustento de la organización y de medidas para aliviar los conflictos en el continente.

En Adís Abeba, la capital etíope, Kagame, respaldado por la cúpula de la Unión Africana (UA), intentará impulsar una agenda de cambios para lograr revitalizar a la institución durante la reunión de líderes continentales que se desarrollará entre el 28 y el 29 de enero.

“Ganar la lucha contra la corrupción: un camino sostenible para la transformación de África” es la consigna inicial del 30° encuentro de jefes de estado del continente, un flagelo que afecta a buena parte de los países africanos.

La elección de esa temática no es casualidad. Días atrás, la Comisión Económica para África (CEPA) advirtió que las prácticas corruptas consumen la posibilidad de crecimiento de la economía de los países.

De acuerdo a reportes del organismo, la región pierde cerca de 50 mil millones de dólares en concepto de salidas financieras ilegales, a la vez que la CEPA estimó que un aumento de un por ciento de la corrupción reduce el crecimiento del Producto Interno Bruto de un país en 0,13 puntos porcentuales.

Kagame y el desafío de reformar una Unión Africana estancada

Impulsado por cierto éxito en Ruanda, Paul Kagame asume la presidencia de la Unión Africana (en reemplazo de Alpha Condé, de Guinea) con la misión de lograr una mejor gestión de los recursos de la entidad y revitalizar su aporte a los países miembro en distintas áreas.

La tarea del mandatario ruandés no será sencilla dado que la agenda no cohesiona las voluntades de todos los líderes africanos.

Para algunos representantes de esos países, una reforma de la UA resultaría irrelevante porque consideran a la entidad como una pesada burocracia.

Una de las propuestas del mandatario ruandés es impulsar la creación de un triunvirato de líderes para representar a África a nivel mundial.

Otros asuntos a tratar son la creación del área de libre comercio continental, la implementación del Mercado Único de Transporte Áereo Africano (SAATM) –que unirá las rutas aéreas comerciales de 23 países-, y el avance en el desarrollo de la agenda 2063 del organismo.

La búsqueda de financiamiento para el autosustento de la Unión Africana

Uno de los principales cuestionamientos a la Unión Africana es el método de financiamiento del organismo. Actualmente, el organismo funciona principalmente por el efectivo de los donantes extranjeros, que representan el 73% de su presupuesto, excluidas las operaciones de mantenimiento de la paz.

Kagame es partidario de una resolución aprobada en 2016 para fijar un impuesto del 0,2% sobre las importaciones de cada país para financiar la UA, que representaría un total de 1.200 millones de dólares.

Sin embargo, esa medida es resistida por las cinco economías más grandes del continente, con Egipto, Sudáfrica y Nigeria a la cabeza, dado que sus contribuciones significarían el 48% del presupuesto de la UA. “Sin esos cinco países, la tasa no tiene ningún sentido”, explicó Elissa Jobson, especialista para la UA de la organización no gubernamental International Crisis Group (ICG).

Al mismo tiempo, Estados Unidos se opone bajo el argumento de que ese impuesto podría violar las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según deslizó Liesl Louw-Vaudran, del Instituto de Estudios de Seguridad con sede en Sudáfrica.

Abordar los conflictos en la región, otro objetivo de la cumbre

Pero todos estos temas podrían quedar eclipsados por una de las principales preocupaciones de la región: encontrar una salida a los numerosos focos de conflicto en el continente, que incluyen las crisis en Libia y República Centroafricana, la presencia de organizaciones yihadistas en el Sahel y las tensiones políticas en República Democrática del Congo y Camerún, entre otras.

También está puesta la atención en Sudán del Sur, un país asolado por la guerra que en diciembre acordó una reactivación del acuerdo de paz firmado en 2015, pero violado sistemáticamente desde entonces.

Por su parte, las autoridades de la Unión Africana mantienen el alerta sobre la situación de Somalia. La misión de la entidad en ese país se retirará en 2020, pero persisten las dudas sobre la capacidad de las fuerzas somalíes para garantizar la seguridad frente a los continuos ataques islamistas.

A la vez, se esperan discusiones sobre el tema de la inmigración ilegal y la existencia de mercados de esclavos en Libia.

El conflicto con Donald Trump y una carta que no sería suficiente

Otra de las acciones conjuntas que impulsaría la Unión Africana sería una declaración del bloque para denunciar los comentarios del presidente estadounidense Donald Trump, que, según informes mediáticos que no fueron desmentidos, habría calificado de “países de mierda” a las naciones centroamericanas y africanas de las que proviene parte de la inmigración a Estados Unidos.

Si bien Trump le envió sus “más cordiales saludos” a los líderes africanos durante la reunión con Kagame en el Foro Económico Mundial de Davos en Suiza y expresó su “profundo respeto” en una carta divulgada este 28 de enero, es poco probable que los líderes en el continente eviten pronunciarse al respecto.

De hecho, antes de la apertura de la cumbre, el presidente de la comisión de la UA, Moussa Faki, condenó el insulto. “África no ha terminado de digerir las palabras del presidente de los Estados Unidos, quien nos conmocionó profundamente con el mensaje que transmitió de desprecio, odio y deseo de marginación y exclusión”, sostuvo ante los ministros de Relaciones Exteriores en un discurso.

Con AFP

Primera modificación : 28/01/2018

  • África

    Los 54 países africanos piden a Donald Trump que se disculpe

    Saber más

COMENTARIOS