Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La innovadora pantalla led que se adhiere a la piel

Saber más

CULTURA

ARCO y el arte en disputa

Saber más

LA ENTREVISTA

Vivanco: “el régimen que controla Venezuela se conduce como una dictadura”

Saber más

ECONOMIA

Huelga de Air France afecta vuelos de larga distancia

Saber más

MEDIO AMBIENTE

El Reino Unido le declara la guerra al plástico

Saber más

Francia Francia

París respira tranquilo: el río Sena no seguirá creciendo, según autoridades

© Reuters / Gonzalo Fuentes | Una vista muestra los bancos inundados del río Sena después de días de lluvias casi ininterrumpidas que causaron inundaciones en el país en París, Francia - El 28 de enero de 2018

Texto por Erika Olavarría

Última modificación : 29/01/2018

El Sena, en París, en crecida hace más de una semana alcanzó su pico máximo y no sobrepasó los 6 metros como se temía. Ahora sigue la decrecida que se prevé “lenta”, según adelantaron las autoridades.

Desde el 22 de enero los parisinos se fijaban en el Zouave del puente del Alma (una estatua que representa a un soldado de regimientos de África del Norte). La escultura ubicada en los cimientos del Puente del Alma fue testigo de la gran crecida de 1910, cuando el Sena sobrepasó casi lo 9 metros de profundidad. O de la no menos importante subida del nivel de las aguas del 2016, cuando el río obligó a cerrar museos y evacuar las bodegas del Louvre.

Finalmente, la naturaleza fue más clemente este inicio de 2018 y los pronósticos de que este viernes 26 de enero el Sena sobrepasaría los 6 metros no se cumplieron. El pico de crecida se alcanzó apenas hoy, a los 5,85 metros, y ahora comienza la decrecida que se anuncia excepcionalmente lenta: "estamos en la fase de descenso y extensión del agua acumulada ", explicó Joël Hoffman, de Vigicrue el organismo encargado de supervisar esas subidas del nivel de las aguas.

Evitada la tragedia, aqún así 1.500 personas debieron dejar sus hogares en la región de París y unas 1.900 fueron afectadas por cortes de electricidad y un poco menos por cortes en el suministro de gas.

París evitó una catástrofe como la de 1910 cuando los desagües se inundaron generando sobre todo una alerta sanitaria. Pero las preguntas sobre los riesgos y daños potenciales para la región de París están más que nunca presentes: “será necesaria una evaluación de lo que pasó”, dijo el prefecto de París Michel Delpuech, que quiere saber cómo y cuándo se dieron las autorizaciones de urbanismo”. “Sabemos que estos fenómenos se van a reproducir y en una lógica de prevención hay que evitar este tipo de disposición del territorio”, destacó.

Aún siete estaciones de trenes del ferrocarril urbano RER C, que corre paralelo al río, siguen cerradas al menos hasta el 5 de febrero y los empresarios del turismo se lamentan por la suspensión del tráfico fluvial que afecta sobre todo a los turísticos ‘Bateux Mouches’.

Este lunes 29 de enero, solo 11 departamentos continúan en vigilancia naranja, casi la más alta, después de que llegaran a estarlo 23.

Estas crecidas se deben a las fuertes lluvias que cayeron estas últimas semanas en suelos ya atiborrados de agua. Desde el 1 de diciembre de 2017, en París ha llovido dos veces más de lo normal en esta época invernal. Pero las precipitaciones serán muy débiles a partir de la próxima semana en dos tercios del territorio francés.

Primera modificación : 29/01/2018

COMENTARIOS