Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Donald Trump:“TLCAN con México y Canadá es difícil, pero pronto todos ganaremos”

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Juan Arbeláez: "Logré cumplir el sueño de mi familia siendo chef en Francia"

Saber más

EN FOCO

El ‘deshielo’ de Corea del Norte y Corea del Sur

Saber más

CULTURA

Las películas recomendadas por France 24 de Cannes 2018

Saber más

CULTURA

El alzheimer visto por el cine puertorriqueño en "¿Quién eres tú?"

Saber más

Estados Unidos

Estado de la Unión: Donald Trump y el reto de enviar un mensaje conciliador

© Jonathan Ernst/Reuters | Donald Trump pronuncia su primer discurso del estado de la Unión el 30 de enero del 2018.

Texto por María Camila Hernández

Última modificación : 30/01/2018

El mandatario estadounidense, que en su primer año se ha caracterizado por sus palabras y acciones polarizantes, tiene la necesidad de mostrarse como el presidente de todos en su primer discurso del Estado de la Unión.

Donald Trump pronuncia su primer discurso del Estado de la Unión en el Capitolio de Estados Unidos en la noche del 30 de enero. Ante la presencia del gobierno federal en pleno (a excepción del ‘sobreviviente designado’, que debe quedarse en otro lugar en caso de que una calamidad ocurra en el recinto del Congreso), y con transmisión por todos los canales principales de televisión y vía streaming, el presidente estadounidense hará un recuento de su primer año en la Casa Blanca y delineará los planes para el siguiente.

Dado el carácter impredecible del mandatario durante este año, hacer pronósticos sobre el tono que asumirá y los temas que abarcará, es riesgoso. Sin embargo, personas allegadas al gobierno han dado algunas pistas sobre el enfoque que tendrá este trascendental discurso, en el que el presidente tiene el reto de buscar la aprobación de una mayoría de estadounidenses que desaprueban su gestión, sin dejar de lado la población que apoya su discurso de proteccionismo y división.

Según un funcionario consultado por POLITICO, el discurso de Trump buscará atenuar la polarización que ha marcado su primer año y tendrá un tono de “bipartidismo”. Dará los lineamientos de una agenda que busca atraer tanto a demócratas como republicanos, en temas como la inmigración, el comercio internacional y la economía doméstica, anotó el citado funcionario.

La mayor expectativa se centra en el tema de inmigración, clave en la política del gobierno de Trump y raíz de la división en el Congreso. Hace tan solo 10 días las diferencias respecto a cómo lidiar con el asunto migratorio, y específicamente con el programa DACA, propiciaron el cierre parcial del gobierno. Aunque se logró un acuerdo temporal, demócratas y republicanos deberán ponerse de acuerdo antes del 8 de febrero. De lo contrario, el gobierno se expone a otro cierre administrativo y Trump a dar la impresión de un presidente que no puede lograr consensos.

Un nuevo cierre del gobierno no es la única nube que se cierne sobre el primer discurso del Estado de la Unión de Trump. Todo parece indicar que la intención del fiscal especial, Robert Mueller, es citar al presidente para que aclare sus versiones contradictorias en el caso de la trama rusa. Además de la desaprobación que pesa sobre la gestión del mandatario, la encuesta de Washington Post y ABC News muestra que los republicanos podrían perder la mayoría en el Congreso en las elecciones de noviembre. Una razón más para que Trump quiera mostrarse como el presidente de todos.

Una noche para mostrar los éxitos económicos y los planes a futuro

Si hay algún aspecto en el que Trump tenga “evidencia” para dar cuenta de su buena gestión durante este año, es la economía. Se prevé que el mandatario saque a relucir el increíble comportamiento de los índices accionarios de Wall Street, así como los anuncios de múltiples empresas de aumentar los salarios o repatriar capitales gracias a su reforma tributaria. El presidente tiene otras cifras auspiciosas de las que puede echar mano: un desempleo en los niveles más bajos desde el 2000 y una sólida recuperación económica.

Además, Trump aprovechará el discurso para dar a conocer y promover su plan para renovar la infraestructura vial de Estados Unidos. Un plan con una inversión prevista de 1,7 billones de dólares, que puede ayudarlo en su intención de unir a demócratas y republicanos bajo una causa común. Como declaró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en entrevista con NBC News, “la economía estará al frente y en el centro” del discurso del Estado de la Unión.

La respuesta demócrata estará en manos de un Kennedy

El encargado de dar la respuesta al discurso del Estado de la Unión por parte del partido demócrata es Joe Kennedy, sobrino nieto de John F. Kennedy. El representante por Massachusetts es visto como una potencial estrella política, y esta será su primera oportunidad para brillar. Junto a Kennedy intervendrá Elizabeth Guzmán, delegada estatal de Virginia, quien estará encargada de dar la respuesta demócrata en español.

Al menos 10 legisladores demócratas han anunciado que no asistirán al discurso. Según POLITICO, Earl Blumenauer, representante por el estado de Oregon, enviará como su reemplazo a un beneficiario de DACA, “para recordarle a Trump que estas son personas reales, con familia y empleo”. De acuerdo con Quartz, Jackie Speier de California está promoviendo una campaña entre las mujeres del Congreso para que vayan vestidas de negro, en solidaridad con los movimientos contra el acoso sexual #MeToo y Times Up.

Primera modificación : 30/01/2018

COMENTARIOS