Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Burbujas de aire para combatir la contaminación oceánica

Saber más

LA ENTREVISTA

Gabriella Michetti: "no se puede elegir entre la vida de la madre y del bebé"

Saber más

MODA

La Semana de la Moda de Túnez, liberación para el cuerpo y la mente

Saber más

CULTURA

"Bohemian Rhapsody", el 'biopic' que revive el rock de Queen y a Freddie Mercury

Saber más

REPORTEROS

Así es vivir bajo la ocupación israelí

Saber más

EE. UU. y Canadá

Donald Trump mantendrá abierta la prisión de Guantánamo

© Brendan Smialowski / AFP | Activistas protestan contra el campo de detención de la Bahía de Guantánamo durante un mitin en la Plaza Lafayette frente a la Casa Blanca el 11 de enero de 2018 en Washington, DC.

Texto por France 24

Última modificación : 31/01/2018

El presidente Donald Trump confirmó la decisión durante su primer discurso del Estado de la Unión y la remarcó como el cumplimiento de una “promesa”.

El esperado discurso del Estado de la Unión de Donald Trump este 30 de enero se hizo y entre homenajes y aplausos, el mandatario delineó varios de sus logros y promesas en el primer año de gobierno.

Uno de los anuncios de la noche: la firma de la orden ejecutiva para que se mantenga abierta la cárcel de la base militar ubicada en la bahía de Guantánamo, en Cuba.

Después de hacer brillar las cifras que cimentan el buen momento de la economía estadounidense, Trump mencionó pocas veces a países de América Latina pero fue duro cuando lo hizo.

Una de las alusiones tuvo que ver con la MS-13 (Mara Salvatrucha), una temida pandilla de El Salvador. Trump responsabilizó a seis miembros de ese grupo de haber asesinado a dos menores, cuyos padres se hicieron presentes en el Capitolio. Trump ligó la tragedia con los ‘hoyos’ que hay en la política de inmigración, donde según él, se cuelan este tipo de “criminales”.

Y después de hablar sobre el acuerdo nuclear de Irán, resaltó las sanciones de Estados Unidos contra las “dictaduras comunistas” de Cuba y Venezuela, tema que conectó con un discurso más fuerte sobre Corea del Norte y su programa de misiles, el que calificó como una “amenaza” para su país.

Pero fue en Cuba, exactamente en la bahía de Guantánamo, que se centró el anuncio.

“En el pasado, hemos lanzado estúpidamente a cientos de terroristas peligrosos, solo para volver a encontrarlos en el campo de batalla, incluido el líder de ISIS, al-Baghdadi. Así que hoy, estoy cumpliendo otra promesa: acabo de firmar un documento que ordena al secretario Mattis que vuelva a examinar nuestra política de detención militar”, dijo Trump.

La orden comprende exactamente que se mantengan “abiertas las instalaciones de detención en la bahía de Guantánamo”, confirmó durante el discurso el mandatario.

Con la decisión se anularía automáticamente la orden ejecutiva proclamada por el expresidente Barack Obama en 2009, cuando prometió cerrar la cárcel; punto que no cumplió en su integridad en gran parte por la posición de la mayoría de los legisladores en el Congreso.

Durante la administración Obama se pasó de 196 detenidos a 41, lo que ilustra el plan de ‘vaciar’ gradualmente este penal en suelo cubano creado por George W. Bush tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, donde se llegaron a albergar a más de 800 presos.

Los detenidos en la base, tratados como "enemigos beligerantes", no gozan de los derechos otorgados a otros reos en territorio estadounidense por la justicia federal.

Según AFP, de los 41 presos que permanecen en Guantánamo, 26 están atrapados en un limbo legal: nunca han sido acusados formalmente de delito alguno, pero son considerados demasiado peligrosos para ser liberados.

Trump ha mantenido la idea de enviar a detenidos peligrosos estadounidenses a Guantánamo

En campaña, el actual presidente prometió no solo mantener sino “ampliar” la cárcel para “llenarla” de “tipos malos”. Con la decisión de hoy, Trump estaría cercano a cumplir la promesa en esa bahía, ampliamente criticada por grupos de derechos humanos por abusos contra los reos.

En sus inicios, los reos eran vestidos con uniformes naranjas y encerrados en celdas como jaulas rodeadas de alambres. Aunque la construcción se ha mantenido bajo estricta reserva, varias imágenes se filtraron y la presión llevó a que algunas condiciones fueran mejoradas.

Desde que Trump asumió como presidente, ha mantenido la idea de enviar a detenidos peligrosos estadounidenses a Guantánamo, aunque la justicia federal probablemente impediría cualquier intento en tal sentido.

¿Cumplió Trump una promesa? Hasta el momento, es un anuncio pues la decisión de fondo quedaría en manos del Congreso.

Y como en el caso de Obama, Trump también se tendría que enfrentar a los legisladores quienes no han tenido un consenso suficiente para cerrar o mantener la base, por lo que el limbo se ha alargado.  

Por ahora, hay una orden ejecutiva para mantener abierta la prisión de Guantánamo.

Con EFE y AFP

Primera modificación : 31/01/2018

COMENTARIOS