Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

MEDIO AMBIENTE

El Reino Unido le declara la guerra al plástico

Saber más

ECONOMIA

El IVA aumentará en Sudáfrica por primera vez desde 1993

Saber más

EN FOCO

Colombia: tradición vs. modernidad en el carnaval de Barranquilla

Saber más

EN FOCO

Crece la irritación en Israel por las sospechas de corrupción en el Gobierno

Saber más

ECONOMIA

Comienza preventa del petro, la criptomoneda venezolana

Saber más

Economía y Tecnología

Tras la caída récord en Wall Street, las bolsas mundiales registran valores a la baja por tercer día consecutivo

© Danish Siddiqui, Reuters | Un hombre pasa frente a una pantalla que muestra las noticias de la actualización de los mercados dentro del edificio de Bombay Stock Exchange (BSE) en Mumbai, el 6 de febrero de 2018.

Texto por Federico Cué

Última modificación : 06/02/2018

Los mercados asiáticos cerraron el 6 de febrero con números en rojo, mientras que los principales de Europa abrieron también a la baja. El 5 de febrero, los índices Dow Jones y S&P 500 de Wall Street registraron una caída de más del 4%.

Las bolsas mundiales registraron caídas por tercer día consecutivo este 6 de febrero, dejando atrás los valores récord de hasta 4 billones de dólares recaudados hace apenas ocho días.

Las principales bolsas europeas abrieron su jornada con hasta un 3 por ciento negativo, achicando el margen de acción de los inversores, que debieron refugiarse en apuestas tradicionales como el oro, el yen japonés y uno de los factores desencadenantes iniciales de la venta masiva de acciones: los bonos gubernamentales de referencia.

Los futuros de Wall Street ofrecían un resquicio de esperanza, pero también registraron bajas en Asia, mientras que las materias primas también sufrieron el mal rendimiento, con caídas del petróleo y los metales. Esto significó un rápido contratiempo para un inicio de año que había sido uno de los mejores para esos rubros.

La venta masiva de acciones había sido vista por algunos analistas como una saludable corrección después del rápido crecimiento en el último año, pero, a medida que el desplome se profundizó en Asia y Europa, la mirada cambió.

La alarma sonó con más fuerza aún el lunes 5 de febrero, con la caída de los puntos de referencia Dow Jones y Standard & Poor 500 de Wall Street, que registraron una baja de 4,6 y 4,1 por ciento, sus mayores caídas desde 2011. Además, para el Dow Jones fue la mayor caída en puntos de su historia.

Estos días de caída sostenida revirtieron la tendencia positiva con la que los mercados habían iniciado el año. El principal desencadenante fue la publicación del informe mensual sobre empleo en Estados Unidos, que se dio el viernes 2 de febrero.

Ese documento, que destaca un significativo aumento de los salarios en Estados Unidos en enero, tuvo un efecto negativo sobre los mercados al despertar el temor a un crecimiento de la inflación y, como consecuencia, un incremento de los tipos de interés más rápido de lo previsto.

Los mercados asiáticos cerraron a la baja y los europeos inician con números negativos

Entre las mayores caídas del martes 6 de febrero en Asia se encuentra el promedio Nikkei 225 de acciones de Tokio, que terminó con un descenso del 4,7 por ciento a 21.610,24 enteros, habiendo bajado antes un enorme 7 por ciento.

El resto de las bolsas asiáticas también se desplomaron, incluido el índice compuesto de Shanghái, que cerró con un descenso del 3,4 por ciento a 3.370,65 enteros y el Hang Seng de Hong Kong, que retrocedió un 5,1 por ciento a 30.595,42. El S&P ASX 200 de referencia de Australia cayó un 3,2 por ciento a 5,833.30 y el Kospi de Corea del Sur bajó un 1,5 por ciento a 2,453.31.

La venta de acciones se sostuvo en la apertura de las bolsas europeas, aunque hubo algunas señales de recuperación después de las pérdidas iniciales en la campana de apertura. El índice FTSE 100 de las principales acciones británicas registró un 1,8 por ciento a la baja a 7.206 enteros, mientras que el CAC 40 en Francia cayó un 1,4 por ciento a 5.212. El DAX de Alemania cayó un 1,9 por ciento a 12,441.

Aunque muchos índices bursátiles están cerca de donde comenzaron el año, las pérdidas marcan un retroceso importante después de un período sostenido de ganancias, una caída que los profesionales del mercado han estado prediciendo durante algún tiempo.

Stephen Schwarzman, presidente y consejero delegado de Blackstone, había advertido recientemente en el Foro Económico Mundial de Davos de un posible "ajuste de cuentas" en los mercados.

Según los expertos, una caída de hasta un 10 por ciento puede ser vista como una “corrección” del mercado, mientras que para definirlo como un mercado bajista debería registrarse una merma de aproximadamente un 20 por ciento en los índices. Si se tiene en cuenta su último pico, el S&P 500, por ejemplo, ha caído un total de 7,8 por ciento.

“Existe una sensación de alivio de que finalmente tengamos una corrección significativa. Hemos estado posicionados durante un tiempo, así que podemos respirar de nuevo”, dijo Christopher Peel, director de inversiones de Tavistock Wealth, citado por la agencia Reuters.

“Este tipo de acción de los precios, donde se tiene una corrección tan severa, es un gran recordatorio para los inversores, operadores y reguladores de que no es una apuesta única. En última instancia, es algo bueno, de modo que obtenemos algunos inversores a largo plazo que sí tienen efectivo al margen y que de manera selectiva agregan a sus posiciones”, concluyó.

Con Reuters, AP y AFP

Primera modificación : 06/02/2018

  • Economía

    El Dow Jones registró la mayor caída en puntos de su historia

    Saber más

COMENTARIOS