Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

LOS OBSERVADORES

Los Observadores: Boicot a productos caros en Marruecos

Saber más

CULTURA

Bogotá vivió y celebró la Fiesta de la Música

Saber más

REVISTA DIGITAL

La venta en línea de opioides en Estados Unidos, una de las causas de la crisis de salud pública

Saber más

ECONOMIA

Países de la OPEP acuerdan incrementar la producción

Saber más

EN FOCO

Malasia: ¿hora de cambios y liquidación de cuentas?

Saber más

Asia-Pacífico

El presidente afgano, Ashraf Ghani, propone al talibán una negociación de paz “sin precondiciones”

© Omar Sobhani / Reuters | El presidente afgano, Ashraf Ghani, el vicepresidente de Indonesia, Muhammad Jusuf Kalla, y la primera dama de Afganistán, Rula Ghani, en una conferencia de cooperación en materia de paz y seguridad en Kabul, Afganistán, el 28 de febrero de 2018.

Texto por France 24

Última modificación : 03/03/2018

Ashraf Ghani ofreció al talibán un diálogo "sin precondiciones ni restricciones", su reconocimiento político y una ruta hacia un proceso de paz para poner fin a un conflicto que lleva más de 16 años.

La oferta se realizó durante la apertura de la segunda ronda del Proceso de Kabulal, una conferencia con acompañamiento internacional que busca impulsar un plan de paz en Afganistán. En el evento Ghani presentó su oferta más ambiciosa para tratar de llevar al talibán a la mesa de diálogo tras una larga lista de fracasos.

Para lograrlo, Ghani se mostró dispuesto a eliminar las sanciones contra los talibanes por parte de la comunidad internacional, brindar pasaportes a sus miembros, permitirles tener una oficina de representación política, e incluso enmendar la Constitución “si fuera necesario”, todo para terminar un conflicto que el año pasado mató o hirió a más de 10.000 afganos.

"Se espera que el talibán contribuyan con el proceso de paz, cuyo objetivo es atraer al talibán, como organización, a las conversaciones de paz", dijo el mandatario afgano en su discurso de apertura a la conferencia, a la que asistieron funcionarios de alrededor de 25 países y agregó que no "prejuzgará" a ningún grupo que busque la paz.

El plan sería implementado en tres fases: marco político, alto al fuego y reconocimiento político

El presidente afgano propuso que el plan sea implementado en tres fases: en primer lugar sería necesaria la creación de un marco político, seguido del establecimiento de un alto al fuego. Finalmente el talibán podría ser reconocidos como un grupo político legítimo.

El jefe del Gobierno afgano, Abdulá Abdulá, quien sostiene junto a Ghani el Ejecutivo de unidad desde 2014, apoyó la postura del presidente y aseguró que el mensaje es "inequívoco"."Estamos comprometidos a hablar y reunirnos con el talibán sobre la base de un programa realista de reconciliación que se ocupe de los asuntos que nos dividen o que son causa del conflicto armado", dijo Abdulá a EFE.

El talibán, de momento, no han respondido a la oferta formalmente, aunque su respuesta habitual ha sido rechazar sistemáticamente cualquier propuesta del gobierno.

Comunidad internacional: los talibanes deberían aceptar el proceso de paz

Los 25 países y organizaciones internacionales que participaron en esta segunda edición del Proceso de Kabul mostraron su apoyo al Gobierno afgano en una declaración conjunta firmada al término de la reunión.

"Estamos colectivamente de acuerdo en que las negociaciones directas entre el Gobierno afgano y el talibán, sin ninguna precondición y sin amenazas de violencia. Representa la forma más viable de acabar con la agonía del pueblo afgano (...) El talibán deberían aceptar el proceso de paz con el objetivo de alcanzar un acuerdo político que conduzca a una vida pacífica", dijeron en el texto.

El gobierno propone nuevas negociaciones después de la oferta de los talibanes a EE.UU. para negociar

El Gobierno de Kabul ya había ofrecido una vía de diálogo al talibán, que actualmente tienen una oficina política en Doha, para entablar conversaciones de paz durante la primera ronda del Proceso de Kabul.

Pero para entonces los insurgentes, que no reconocen la legitimidad del Gobierno afgano por sus vínculos con Estados Unidos, y siempre han exigido la salida de las tropas internacionales como condición previa a cualquier diálogo, rechazaron la propuesta.

En esta ocasión, la oferta de Ghani llega después de que el talibán propusieran por primera vez un diálogo directo con Estados Unidos. A mediados de febrero, ese grupo pidió al "pueblo estadounidense" que presionara a su Gobierno para que retirara las tropas que mantiene en Afganistán y lo instó a iniciar un proceso de paz.

Otro factor a tener en cuenta es el aumento de la presión por parte de Estados Unidos sobre Pakistán para que expulse a grupos terroristas de su territorio, entre ellos, la red Haqqani, la facción que lidera militarmente al talibán afgano y que tradicionalmente ha operado desde esa zona.

El año pasado, Estados Unidos intensificó sus estrategias militares en Afganistán, especialmente a través de un fuerte aumento de los ataques aéreos, con el objetivo de romper el estancamiento en las relaciones con los insurgentes y forzarlos a sentarse en una mesa de negociaciones.

Con EFE y Reuters

Primera modificación : 28/02/2018