Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

El Brexit en las Irlandas

Saber más

LA ENTREVISTA

Jaime Durán Barba: “no podemos seguir con un Estado que financie todo”

Saber más

EN FOCO

Camerún: la caída del grupo Rougier, ¿buenas noticias para los pigmeos Baka?

Saber más

ECONOMIA

Kevin Hassett: “Estados Unidos soportará los golpes en una guerra comercial”

Saber más

MODA

El festival francés de Hyères despierta las conciencias

Saber más

Europa

Theresa May reconoce que Reino Unido entra en "un momento crucial" del 'Brexit'

© Leon Neal / Reuters | La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, pronuncia un discurso sobre su visión del 'Brexit', en Mansion House en Londres, Gran Bretaña, 2 de marzo de 2018.

Texto por Janira Gómez Muñoz , France 24

Última modificación : 02/03/2018

La primera ministra británica expuso los objetivos que guiarán sus próximas negociaciones con la UE para crear un acuerdo de salida que beneficie a ambas partes. May apostó por una relación con Europa “amplia y profunda” que respete el referendo.

¿Cómo será en el futuro la relación entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE)? Decidida la fecha del ‘Brexit’, en marzo de 2019, a ambos actores les queda pactar cuál será su trato económico y político a partir de entonces. Y en ese propósito, la primera ministra británica, Theresa May, ha movido ficha.

El viernes 2 de marzo, en un discurso en Londres, esperado desde hace días por las autoridades europeas, May expuso su posición y los puntos concretos que guiarán las próximas negociaciones con la UE para crear una salida justa y una futura relación dialogada. Pese a ello, reconoció “la complejidad” de esas conversaciones, que asume como un “momento crucial” para el ‘Brexit’.

"No se puede escapar de la complejidad de la tarea que tenemos por delante. No solo debemos negociar nuestra salida de una organización que toca tantas partes importantes de nuestra vida nacional, también debemos construir una nueva y duradera relación. Pero estamos logrando un progreso real”, anunció Theresa May.

Los objetivos que “la premier” puso sobre la mesa, y que consensuó este jueves con los ministros de su Gobierno, son que “se respete el resultado del referendo” de la UE en junio de 2016, que el nuevo acuerdo entre Londres y Bruselas no fracase, que se blinden los empleos y la seguridad, y por encima de todo, que se asegure la unidad del Reino Unido tras el ‘Brexit’.

Pese a mostrarse confiada de conseguir un pacto porque es de “interés” para ambas partes, la verdad es que el requisito de la unidad será uno de los temas de mayor fricción.

Mientras May defiende que el ‘Brexit’ fortalecerá “la unidad de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte”, la Unión Europea quiere conservar a esta última dentro del mercado comunitario. Lo que supondría crear una frontera económica entre Irlanda del Norte y República de Irlanda, que podría hacer peligrar el proceso de paz norirlandés, según opiniones británicas.

Y por ese motivo, la primera ministra rechazó esta semana el borrador del acuerdo elaborado por la Comisión Europea, alegando que esa medida “amenaza la integridad constitucional del Reino Unido”.

El ‘Brexit’ “no como final”, sino como “un nuevo comienzo”

Theresa May también instó a los líderes comunitarios a ver la salida del Reino Unido “no como un final”, sino como “un nuevo comienzo”. Porque el hecho de que votaran “asumir el control de nuestras fronteras, leyes y dinero, para un cambio más amplio para que ninguna comunidad de Reino Unido quedara relegada” no supuso “un voto para una relación distante con nuestros vecinos”.

El jefe negociador de la Unión Europea para el ‘Brexit’, Michel Barnier, ha celebrado la “claridad” aportada por Reino Unido sobre sus deseos en relación al trato con la Unión Europea. No obstante, ahora es el turno de Europa, que desconfía del proteccionismo que esconde este mensaje.

La primera ministra británica no solo tendrá que hacer frente a los funcionarios europeos. Desde que perdió la mayoría parlamentaria, su lucha es satisfacer a las distintas facciones de su partido -el Partido Conservador-; las peticiones de las empresas, que piden saber más detalles para prepararse; y la incertidumbre de los ciudadanos de ambos lados que necesitan prepararse para esta nueva relación.

Con EFE, AFP y Reuters

Primera modificación : 02/03/2018