Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Armenia: los estragos de la corrupción en el medio ambiente

Saber más

ECONOMIA

FMI aprueba préstamo por USD$ 50.000 millones y gira primer desembolso

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

La tecnología llega a las zonas apartadas de Benín

Saber más

MEDIO AMBIENTE

El ritmo de deshielo en la Antártida se ha triplicado en los últimos cinco años

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

“This is Nigeria”, la versión africana de “This is America”

Saber más

EE. UU. y Canadá

Así reacciona el mundo tras el plan arancelario de Trump sobre el aluminio y acero

© Kevin Lamarque / Reuters | El presidente de Estados Unidos, Donal Trump desató la polémica al publicar en Twitter que las "guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar"

Texto por Luis Méndez Urich

Última modificación : 02/03/2018

Según EE.UU. la medida de imponer una nueva tasa arancelaria a las importaciones de acero y aluminio busca proteger la producción estadounidense. El plan no ha sido aceptado de buena manera por los países exportadores de dichos productos.

Como una amenaza que podría derivar en una guerra comercial de carácter mundial fue calificada por una gran cantidad de instituciones y gobiernos del mundo la propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de aplicar nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

De acuerdo a lo expresado por el jefe de Estado estadounidense, la medida busca proteger aún más a los productores estadounidenses.  "Las estaremos firmando la próxima semana. Y tendrán protección por un largo periodo de tiempo", señaló Trump, durante un encuentro con empresarios del sector la semana pasada.

Asimismo, el mandatario estadounidense señaló que tras aplicar nuevos aranceles en las importaciones de acero y aluminio, se estarían equilibrando las normativas, lo cual impulsaría un crecimiento del sector.

"Básicamente la mayoría de ustedes estarán inmediatamente expandiendo (sus operaciones) si les damos un campo de juego equilibrado. Lo que se ha permitido que pasase por décadas es una desgracia" agregó el jefe de la Casa Blanca.

Líderes y mercados reaccionan ante el anuncio de Trump

Como era de esperarse, el anuncio realizado por el presidente estadounidense generó una serie de efectos negativos en las principales economías del mundo. Asimismo, diversos líderes en sus regiones se pronunciaron respecto a las consecuencias que tendría la imposición de nuevas tasas arancelarias.

Donald Trump, que había sido señalado de propiciar con su medida una “guerra comercial mundial”, atizó la polémica respecto a la misma, al destacar en Twitter que las guerras comerciales "son buenas y fáciles de ganar", comentario que rápidamente fue contestado por Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

A través de un comunicado, el vocero del organismo manifestó la preocupación que ha generado en el seno de la institución una medida proteccionista como la anunciada por Donald Trump.

"El potencial para una escalada es real, como hemos visto con las respuestas iniciales de otros. Una guerra comercial no beneficia a nadie", destacó el director general a través del comunicado.

China, el cual es uno de los países que ha sido acusado por Trump de “saturar” el mercado del acero y el aluminio, también ha planteado su reacción tras conocerse sobre los anuncios arancelarios.

El “gigante asiático”, el cual es uno de los mayores productores de acero del mundo, advirtió que la política comercial de Trump puede afectar negativamente la recuperación económica mundial.

"EE.UU. ha llevado a cabo medidas antisubsidios sobre los productos de acero y aluminio. Si otros países siguen sus pasos, esto dañará al comercio internacional", declaró en rueda de prensa la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying.

Asimismo, destacó que la recuperación de la economía mundial se mantiene inestable por lo que “todos los países deben considerar esfuerzos para cooperar y resolver asuntos relevantes, en lugar de aplicar restricciones comerciales unilaterales”, refirió Chunying.

A pesar de su alta producción, China solo representa menos del uno por ciento de las importaciones estadounidenses, asimismo vende al extranjero solamente el 10% del aluminio que fabrica.

Los productores de acero en Canadá, Brasil, México, Corea del Sur y Turquía dependen mucho más del mercado estadounidense.

La Bolsa de Wall Street, cerró en baja el pasado jueves 1 de marzo tras el anuncio de Trump y siguió esa línea el viernes al abrir sus puertas. El Dow Jones retrocedió cerca de 1,40% en sus primeros momentos de actividad durante el viernes 2 de marzo.

Por otro lado, la Bolsa de Tokio, una de las más sólidas en el continente asiático, cayó con fuerza en la primera parte de la sesión. Esta se desplomó cerca de un 3%.

Europa promete responder de forma contundente

La medida que prevé materializar Donald Trump la próxima semana ha agregado un nuevo problema para la economía europea, la cual se encuentra en plena incertidumbre con la aplicación del Brexit.

En este sentido, uno de los primeros en responder a la medida proteccionista de Trump fue el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien dejó claro que la Unión Europea reaccionará con firmeza para defender sus intereses.

“No nos quedaremos de brazos cruzados mientras nuestra industria se ve afectada por medidas injustas que ponen en riesgo a miles de empleos europeos", agregó el vocero de la Comisión Europea.

Por otro lado, el ministro de Economía francés Bruno Le Maire refirió que de desatarse una “guerra comercial” entre Estados Unidos y la UE, “solamente habrá perdedores”. A su vez indicó que de concretarse los planes tarifarios serían simplemente “inaceptables”.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, respaldó la iniciativa de Juncker e instó a responder "con determinación", por lo que espera que el presidente Trump reconsidere el anuncio.

En otras partes del mundo también se generaron reacciones ante la medida de Trump, uno de ellos fue el ministro de Comercio canadiense, Francois-Philippe Champagne, quien tuvo una respuesta para su principal aliado comercial.

"Cualquier arancel o cuota que se imponga a nuestra industria canadiense del acero y el aluminio sería inaceptable", dijo Champagne al Parlamento. "Cualquier decisión de este tipo tendría un impacto en ambos lados de la frontera", advirtió.

Propuesta genera contradicciones en Estados Unidos

No solo desde el exterior se han pronunciado en contra del anuncio realizado, dentro del país e incluso en la propia Casa Blanca se han producido comentarios adversos que reflejan que la propuesta no estuvo del todo discutida.

Sectores como el de los fabricantes de automóviles, productores de petróleo y gas y otros grupos de la industria han manifestado públicamente su exhorto al presidente para que no imponga nuevas barreras comerciales a las importaciones de metales.

De acuerdo a diversas fuentes, Trump había sido advertido sobre las consecuencias de su anuncio, en especial del principal asesor económico Gary Cohn, el cual respalda a los fabricantes al argumentar que la medida podría dañar la industria estadounidense.

Por otro lado, Trump recibió el respaldo de destacados senadores demócratas y la principal asociación gremial de EE.UU. "Esta acción bienvenida debía haber sido adoptada hace tiempo para las factorías siderúrgicas de Ohio y los trabajadores que viven con el temor de ser las siguiente víctimas de las trampas chinas", dijo Sherrod Brown, senador demócrata.

Se espera que el anuncio de Donald Trump se esté materializando la semana entrante, en un plan que busca proteger la industria y mejorar la producción de estos dos metales en Estados Unidos.

Con EFE y Reuters

Primera modificación : 02/03/2018