Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Los hombres en India víctimas de matrimonios forzados

Saber más

ECONOMIA

Países de la OPEP debatirán un posible aumento en la producción de crudo

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Christiane Endler: "en Europa mejoré técnicamente, ahora las porteras deben ser una defensa más"

Saber más

EN FOCO

El sur del Líbano, en permanente obsesión por una nueva guerra

Saber más

EN FOCO

Armenia: los estragos de la corrupción en el medio ambiente

Saber más

América Latina

Donald Trump oficializó imposición de aranceles para importaciones de acero y aluminio

© Leah Millis / Reuters | El presidente de Estados Unidos firmó los nuevos aranceles para las importaciones de acero y aluminio como medida de "protección nacional"

Texto por Luis Méndez Urich

Última modificación : 09/03/2018

Centrado en su política de “protección nacional”, Donald Trump extendió una invitación a los productores del mundo a que instalen sus empresas en Estados Unidos. Pero prometió flexibilizar la medida con los “verdaderos amigos”.

Ya es oficial. Este jueves 8 de marzo el presidente de Estados Unidos Donald Trump firmó la imposición a los aranceles que sufrirán las importaciones de acero y aluminio, en un plan que a juicio del mandatario estadounidense, busca ofrecer mayor seguridad a los productores de dichos elementos en ese país.

El acuerdo firmado establece un arancel de 25% para las importaciones de acero y una tasa de 10% para el aluminio. Durante una conferencia de prensa desde la Casa Blanca, Trump afirmó que México y Canadá (países que forman parte del TLCAN) están exentos de la medida; lo cual marca una revisión a sus principales anuncios que marcaban los aranceles para todos los países.

Trump indicó que otros países podrían correr con la misma suerte que sus vecinos americanos, siempre y cuando las reglas puedan ser dialogadas. Previo al anuncio había advertido la posibilidad de flexibilizar los aranceles a los “verdaderos amigos”.

Trump defendió la medida argumentando que la misma “era necesaria por razones de seguridad nacional”. Sin embargo, lanzó una invitación a los países productores de estos dos metales para que muden sus fábricas a Estados Unidos.

"Si no quiere pagar impuestos traiga su planta a EE.UU.", afirmó el mandatario, en un intento por disminuir la presión en el mundo tras conocerse la medida y que algunos ya han tachado de guerra económica.

Con respecto al periodo de activación de la imposición, el jefe de la Casa Blanca indicó que no sería aplicable por los próximos 15 días, lapso que tomará prudencial para evaluar “quién nos está tratando de manera justa y quien no”, advirtió.

Países del TLCAN se mostraron expectantes ante el anuncio

Si bien el presidente Donald Trump expresó que Canadá y México no se verían afectados por la nueva medida, representantes de estas dos naciones se mantienen alertas ya que podrían considerar el anuncio como una manera de presionar para la firma del acuerdo en discusión que favorezca a Estados Unidos.

"Tengo la impresión de que vamos a alcanzar un acuerdo sobre el TLCAN (...) Si lo logramos, no habrá aranceles para Canadá y México", señaló Trump, al tiempo que durante su intervención destacó la “especial relación” que tiene con esas dos naciones.

Ante esta afirmación, el ministro de Economía de México. Ildefonso Guajardo, fue enfático en afirmar que el TLCAN no tiene ningún vinculo con la medida adoptada por Trump. "Bajo ninguna circunstancia estaremos sujetos a ningún tipo de presión", dijo el político a Reuters.

En esa misma línea se expresó el ministro de Comercio canadiense, Francois-Phillippe Champagne, el cual dijo que "nuestro país no aceptará ningún arancel o cuota de los Estados Unidos”.

Países productores reaccionan ante la firma del acuerdo

Tal como ocurrió la semana pasada, diversas personalidades del mundo económico mostraron su descontento con la iniciativa de Trump. La misma ha sido calificada como una “provocación” y podría desatar una guerra comercial.

Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Financieros, fue uno de los primeros en pronunciarse. El representante de Europa fue duro ante la medida."Si Donald Trump pone en práctica las medidas, tenemos todo un arsenal a nuestra disposición para responder", aseguró.

Con respecto a Europa, Trump también ha amenazado con imponer nuevos impuestos a las importaciones de automóviles europeos si la UE toma medidas en represalia.

Otro país que se ha visto afectado y ha sido cuestionado por ser causante de la “saturación” en el mercado del acero ha sido China. Este país que se había mantenido cauto ha señalado que cuenta con las exportaciones agrícolas como mecanismo para presionar a Estados Unidos.

Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores del gobierno chino expresó la posición de Pekín con respecto al tema. "China tendría que hacer una respuesta justificada y necesaria (...)  dada la globalización de hoy, elegir una guerra comercial es una prescripción errónea. El resultado sólo será perjudicial” refirió el vocero del gobierno de Xi Jimping.

A diferencia de lo que ocurrió la semana pasada con el anuncio, las bolsas estadounidenses cerraron en alza. El Dow Jones tuvo un repunte de 0,38%, por su parte el índice Standard & Poor's 500 (S&P 500) alcanzó un 0,45 % de avance.

Con EFE y Reuters

Primera modificación : 08/03/2018

  • Economía mundial

    Así reacciona el mundo tras el plan arancelario de Trump sobre el aluminio y acero

    Saber más