Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

AQUÍ AMÉRICA

Indígenas mexicanos esperan que López Obrador ponga fin a siglos de discriminación

Saber más

ECONOMIA

El rescate económico de Grecia llega a su fin

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Así fue realizado el primer trasplante bipulmonar en Ecuador

Saber más

CULTURA

El boom Anitta que ha despertado al funk brasileño de su letargo

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Rubén Alterio: "cada obra es un espectáculo"

Saber más

África

Prohibición del comercio de marfil, la petición de 32 países africanos a la UE

© Tony Karumba / AFP | Un voluntario traslada un colmillo de elefante el 22 de abril de 2016 hasta uno de los puntos en los que se llevó a cabo una quema masiva de marfil ilegal.

Texto por Eél María Angulo

Última modificación : 16/03/2018

Los gobiernos de las 32 naciones africanas con el mayor número de elefantes amenazados por la caza ilegal para el comercio de marfil se unieron para reclamar la intervención de la Unión Europea.

África clama por el control del comercio de marfil. La compra y venta de este codiciado material, que se encuentra en los colmillos de los elefantes, amenaza anualmente a más de 20.000 ejemplares de esta especie.

Se trata de una actividad ilegal a la que se oponen los gobiernos de 32 países de este continente, que enviaron una petición a la Unión Europea para que prohíba el funcionamiento de este mercado.

Detrás de la solicitud colectiva, que fue respaldada por los mandatarios de naciones como Kenia, Uganda, Botsuana y Gabón, se encuentran un movimiento civil llamado Avaaz y la Coalición del Elefante Africano. Todos buscan detener la caza ilegal de estos animales.

El territorio africano con el mayor número de elefantes es Botsuana. Allí se cumplirá, en los próximos días, una cumbre en la que se debatirán los puntos más riesgosos sobre este negocio en el que estos pesados animales de larga trompa y enormes orejas son perseguidos como tesoros de carne y hueso.

Una manada de elefantes rumbo a un pozo de agua en la reserva ubicada en Amboseli, el 13 de noviembre de 2015. © Tony Karumba / AFP

Bert Wander, el director de las campañas promovidas por el movimiento Avaaz, explicó que las autoridades europeas les habían dicho que no podían prohibir el comercio de marfil debido a que no contaban con la oposición de “suficientes” mandatarios frente a esta actividad.

La firma de los gobiernos de estos 32 países enciende de nuevo la esperanza para Wander y los ambientalistas que reclaman acciones rápidas y contundentes. Con el respaldo de los representantes, esperan que no haya más obstáculos.

Antes de 1990, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites) le otorgó el máximo grado de protección a los elefantes de África amenazados por esta actividad. Para entonces, la Unión Europea incluyó en su normatividad una limitación para la compra y venta de marfil.

Pese a las medidas, el movimiento Avaaz denuncia que la Unión Europea sigue siendo el mayor exportador de marfil. La organización señala que, entre 2014 y 2015, el mercado de esta zona exportó al menos 1.258 colmillos.

Con el cierre del que es considerado como el "mayor mercado mundial de marfil", China encabezó las acciones para detener este flagelo. El último día de diciembre de 2017, este país autorizó la entrada en vigor de la prohibición total, lo que incluyó no solo la anulación de los intercambios, sino también el cierre de los centros de procesamiento.

En los últimos 12 años, la caza ilegal terminó con cerca de un tercio de los elefantes que habitan en África. La amenaza allí sigue, mientras que Avaaz y estos 32 gobiernos se unen para intentar ponerle un alto. Quieren garantizar la preservación de los mamíferos más grandes sobre la tierra, aquellos que con firmes y pesados pasos dejan huella en el mundo animal.

Con EFE

Primera modificación : 16/03/2018