Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Xi Jinping inició gira por Medio Oriente y África

Saber más

REPORTEROS

Yibuti, bajo la influencia del khat

Saber más

LA ENTREVISTA

Director de la FAO: "el hambre y la paz están estrechamente vinculados"

Saber más

ECONOMIA

Trump analiza la posibilidad de establecer un acuerdo bilateral de comercio con México

Saber más

EN FOCO

El síndrome de Asperger, ¿un activo en el mundo del trabajo?

Saber más

Francia

En París quieren erigir un monumento en honor a los animales ‘caídos’ en la Primera Guerra Mundia

© Collection La Contemporaine | Un perro centinela, el 12 de agosto de 1916, en Wesserling, en Haut-Rhin.

Texto por Stéphanie Trouillard

Última modificación : 31/05/2018

En el Centenario de la Primera Guerra Mundial, varias asociaciones han pedido a la Alcaldía de París erigir un monumento en homenaje a los animales que fueron utilizados durante el conflicto. Una iniciativa que no convence a todos.

Perros, gatos, caballos, palomas, camellos o elefantes…En Hyde Park, en el centro de Londres, un monumento rinde homenaje a los millones de animales que participaron en el conflicto mundial. “No tenían elección”, se puede leer sobre el monumento que fue inaugurado en 2004.

Si se puede encontrar este tipo de honra en la capital inglesa, no es así para su vecina francesa. Una ausencia de reconocimiento que emocionó a varias asociaciones de defensa de los derechos animales, con ocasión de las conmemoraciones del Centenario de la Primera Guerra Mundial en París. Las fundaciones ‘30 millones de amigos’ y ‘París Animales Zoopolis’ han enviado una carta a la alcaldía de la ciudad para pedir la creación de un monumento en honor de los animales muertos durante el combate.

“Los animales hicieron parte de todos nuestros conflictos. Nuestros destinos siempre fueron estrechamente ligados. Fallecieron en los campos de batallas con nuestros soldados y especialmente durante la Primera Guerra Mundial”, explica Reha Hutin, presidente de la fundación ‘30 Millones de Amigos’.

Millones de animales fueron utilizados en la Primera Guerra Mundial

De hecho, se estima que dentro de los 11 millones de caballos que murieron durante la Primera Guerra Mundial, 1,88 millones pertenecían al ejército francés. Asimismo, entre 200.000 y 250.000 palomas fueron utilizadas durante el conflicto para transportar mensajes o tomar fotos aéreas y más de 100.000 perros para transmitir órdenes, traer municiones o buscar heridos.

“Muchos países rinden homenaje a estos animales, como en Londres. Pero en Francia hay muy pocos lugares (...) ¡Es tiempo de hacer algo!”, añadó Reha Hutin.

Aunque existen lugares muy específicos que recuerdan a los animales en la guerra, como en Couin en el norte de Francia, donde fue erigido un monumento en sus honores, faltan conmemoraciones en la capital. Según la presidenta de la asociación ‘Paris Animales Zoopolis’, varios lugares parisinos fueron utilizados para requisar y almacenar animales. Es la razón por la que estas asociaciones de defensa de los animales contactaron a los representantes elegidos de los barrios en cuestión para sensibilizarles sobre el tema.

Planteamientos que generan fuertes debates en Francia

Aunque la mayoría de los representantes de estos barrios se mostraron a favor de crear placas conmemorativas para honrar a los animales que murieron durante la Primera Guerra Mundial, otros se opusieron firmemente a la idea. El alcalde del distrito 13 Jerome Coumet afirmó que “utilizar los mismos símbolos para honrar a los soldados de la Gran Guerra y los animales es un umbral que no se puede cruzar”. “Hay antiespecistas que quieren poner sobre el mismo plano a los hombres y a los animales. No pertenezco a ellos”.

Además, proyectos de erigir monumentos fueron rechazados en otros distritos, como en el 14. “Diversos colegas consideraron que es ir demasiado lejos”, contó Florentin Letissier, el representante elegido del distrito.

“En Francia creemos que honrar a los animales significa desvalorizar a los humanos”

Según el historiador Eric Baratay, autor del libro “"Bestia de trincheras” estas reacciones se pueden explicar por diferencias culturales con el mundo anglosajón. “No habría habido este tipo de reacciones si hubiéramos estado en Inglaterra, en Bélgica o en Estados Unidos. En Francia creemos que honrar a los animales significa desvalorizar los humanos. Erigir un monumento para los animales sería como humillar a los soldados. Pero no es eso para nada. Significa reconocer el involucramiento y el sufrimiento de todos. Los testimonios de combatientes muestran que muchos de ellos estaban conscientes de esa comunidad de guerra, de sufrimiento y de destino”.

Los militantes de asociaciones afirmaron que van a seguir la lucha: “52 % de los franceses tienen animales. Están impactados por esta historia (...) es la presión pública que cambiará las cosas”, insistió Reha Hutin.

Primera modificación : 31/05/2018