Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN PRIMERA PLANA

Erdogan acumula todo el poder en Turquía

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Jean-François Mignot: "Los ciclistas ya se dopaban a principios del siglo XX"

Saber más

EN FOCO

Francia: ¿revivió el caso Copernic?

Saber más

MODA

Colecciones de invierno 2018: novia de ébano por Chanel y princesas guerreras de Dior

Saber más

ECONOMIA

Estados Unidos demanda ante la OMC por imposición de aranceles

Saber más

América Latina

Estos son los candidatos a reemplazar a Enrique Peña Nieto en la Presidencia de México

© Reuters - AFP | De izquierda a derecha: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón.

Texto por Ingmar Barrañon

Última modificación : 08/06/2018

Andrés Manuel López Obrador domina las encuestas, le sigue Ricardo Anaya y el candidato del PRI se queda rezagado en la intención de voto tras una gestión caracterizada por el despunte de la inseguridad y la corrupción.

Tras la renuncia de Margarita Zavala a su candidatura independiente, cuatro hombres se disputarán la Presidencia de México el próximo 1 de julio. Durante dos meses de campaña sus discrepancias dan cuenta de un México dividido por sus problemas y por las posibles formas de solucionarlos.

Estos son los hombres llamados a relevar a Enrique Peña Nieto y a tomar las riendas de México por los próximos seis años:

Andrés Manuel López Obrador: el candidato de la izquierda, de 64 años, busca por tercera vez la Presidencia. La primera vez, en 2006, perdió por un pequeño margen ante Felipe Calderón. Hoy lidera las encuestas al frente de la coalición Juntos Haremos Historia, que agrupa dos partidos de izquierda y uno de base evangélica. El diario Reforma lo sitúa con 52% de intención de voto y el diario El País le da un 92% de posibilidades de triunfo.

Aunque surgió de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), desde finales de los años 80 milita en la izquierda. Entre 2000 y 2005 fue jefe de Gobierno (alcalde) de la Ciudad de México. Durante su gestión el PIB creció en relación con el del país, se redujeron los índices de delitos como secuestro y robo de vehículo con violencia, pero aumentó el desempleo.

Para López Obrador la solución a los problemas de México es acabar con la corrupción y la pobreza. Su imagen serena, su austeridad y determinación han hecho que sus adversarios lo tachen de mesiánico y populista. Según algunos de sus detractores, su eventual presidencia conduciría al país a una situación similar a la de Venezuela.

Su postura frente a los privilegios de empresas y altos funcionarios ha generado una batalla frontal contra varios empresarios. En las últimas semanas los dueños o gerentes de empresas como la minera Grupo México, la procesadora de alimentos Herdez, y la tienda departamental El Palacio de Hierro, han convocado a sus empleados a no votar por él.

Ricardo Anaya: el más joven de los contendientes, con 39 años, se ubica alrededor de 20 puntos abajo del puntero. Anaya nunca ha sido votado a un cargo de elección popular y su experiencia se limita a haber sido presidente del Partido Acción Nacional (PAN), de derecha, y diputado local y federal por el sistema de listas. Varios medios lo han tachado de traicionero y ambicioso, con lo que explican su rápida escalada en la política.

Su candidatura estuvo marcada por una crisis en el interior del PAN, tras la cual sumó fuerzas con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izquierda. Su manera de volverse el candidato de su partido lo enfrentó a Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón, provocando una ruptura interna por la que algunos de los dirigentes de derecha se acercaron al candidato del PRI.

Para el periodista Salvador Camarena, Anaya carece de carisma. Dedicó gran parte de sus intervenciones en los dos debates presidenciales organizados por el Instituto Nacional Electoral (INE) para confrontar de manera directa a López Obrador, con lo que su plan de gobierno pasó a un segundo término. El INE reportó que durante el primer mes era el candidato que más había gastado, sobre todo en publicidad.

José Antonio Meade: el candidato del partido gobernante PRI, de centro derecha, fue arropado por los funcionarios del Gobierno de Enrique Peña Nieto, algunos de los cuales dejaron sus cargos para unirse a la campaña. Esta se basa en hacerlo ver como un ciudadano limpio con una amplia trayectoria en la administración pública.

Inició la carrera a la Presidencia en el tercer sitio en marzo, lugar donde se mantiene hasta ahora. Intenta acercarse a las bases a través de un lenguaje plagado de argot popular. “Estoy seguro de que todos quieren un México chingón”, dijo al salir de una reunión con el Consejo Mexicano de Negocios.

Como Anaya, ha apostado por atacar a López Obrador y convocar al voto útil para vencerlo. En las últimas fechas ha centrado sus ataques contra Nestora Salgado, la candidata al Senado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido de López Obrador, quien fue acusada por secuestro.

Su proyección se debe a que, con 49 años, ha ocupado cuatro secretarías de Estado (ministerios de Energía, de Hacienda, de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social) durante las dos últimas administraciones. Su historial como funcionario de Hacienda lo puso como una posibilidad para levantar la economía frente a los embates de la administración Trump. Según el diario El País, al inicio era el favorito de la élite empresarial.

Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’: “Por eso estoy aquí, porque le hice una promesa a mi hijo, que lo encontré muerto y la autoridad no me ayudó”. Así iniciaba el primer debate presidencial el actual gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez, de 60 años. Más tarde, en el mismo evento, propuso cortar las manos a los funcionarios que robaran recursos públicos.

‘Bronco’, como se llama al candidato independiente Jaime Rodríguez, quiere decir caballo difícil de domar. En 2016 se convirtió en el primer candidato independiente en ganar la gubernatura de un estado. Lo hizo en Nuevo León, que ocupa el tercer sitio en aportación de PIB a la economía del país, pero que también es una entidad dominada por la inseguridad.

En sus participaciones públicas se muestra irrespetuoso y gracioso. Su aparición en las boletas electorales del 1 de julio se debió a una decisión del Tribunal Electoral después de que se detectaran inconsistencias en las firmas que presentó ante el INE para apoyar su campaña, lo que es un requisito para los candidatos no postulados por partidos políticos.

Primera modificación : 08/06/2018

  • Elecciones México 2018

    México: el debate sobre la corrupción se apodera de la campaña presidencial

    Saber más

  • Elecciones en México

    Violencia electoral en México: tres asesinatos políticos en Puebla, Oaxaca y Cancún

    Saber más

  • Violencia en México

    En México han asesinado a 6 periodistas durante 2018

    Saber más