Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Kevin Hassett: “Estados Unidos soportará los golpes en una guerra comercial”

Saber más

MODA

El festival francés de Hyères despierta las conciencias

Saber más

EN FOCO

Camerún: la caída del grupo Rougier, ¿buenas noticias para los pigmeos Baka?

Saber más

EN FOCO

El CBD o "cannabis legal": entre las esperanzas médicas y el impulso empresarial

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Gracias a la realidad virtual, las salas de urgencia ya no serán una pesadilla

Saber más

Tras paso en falso en Italia, Márquez quiere reencontrarse en casa con la gloria

© AFP | El español Marc Márquez (Honda) participa de los entrenamientos libres del Gran Premio de Italia de Moto GP, el 2 de junio de 2018 en Mugello

PARÍS (AFP) - 

Cuando su dominio parecía incontestable esta temporada, el español Marc Márquez (Honda) se fue de vacío en Italia. Dos semanas después, el tetracampeón catalán de MotoGP quiere regresar a lo más alto del podio en el Gran Premio de Cataluña, en el que Valentino Rossi (Yamaha) buscará su undécima victoria en Montmeló.

Y eso que Márquez tiene una cuenta pendiente con el circuito catalán, donde sólo ganó en la categoría reina en 2014.

"Siempre estoy feliz por rodar en casa, delante de nuestros aficionados, y espero poder ofrecerles una gran carrera el domingo, porque este ambiente especial da siempre un extra de energía", afirmó Márquez.

El vigente campeón del mundo finalizó 16º en la Toscana, después de una caída que le costó no poder reengancharse con el grupo de cabeza.

Sus rivales no desaprovecharon la ocasión, y Rossi se colocó a 23 puntos del líder del Mundial.

"El Doctor", que no se proclama campeón del Mundial de MotoGP desde 2009, considera que tiene más opciones que en Mugello.

El veterano piloto italiano de 39 años es el que más veces ha conquistado en la historia el Gran Premio de Cataluña, con diez victorias, siete de ellas en la cilindrada mayor de motociclismo.

Su compañero español Maverick Viñales y el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), 3º y 4º respectivamente en la clasificación, encaran la carrera con altas ambiciones.

Sus nombres no se han visto inmersos en el baile de traspasos que aceleró el paso desde el GP de Italia.

El español Jorge Lorenzo, no renovado con Ducati pese a ganar en Italia, ocupará el puesto de su compatriota Dani Pedrosa en Honda, y estará junto a Márquez en 2019.

- Lorenzo cree "poder atacar" -

Suzuki, cuyo piloto Andrea Iannone se unirá a Aprilia, respondió anunciando el fichaje para las dos próximas temporadas del prodigio español Joan Mir, vigente campeón de Moto3.

Y Ducati, que selló hace poco la renovación de Dovizioso hasta finales de 2020, sustituirá a Lorenzo por el italiano Danilo Petrucci, que ya rueda a lomos de una Desmosedici de la escudería satélite Pramac.

Después de 13 años en el seno de Honda, Pedrosa, tres veces subcampeón del mundo, podría quedarse sin montura en MotoGP a sus 32 años.

Por su parte, el francés Johann Zarco se comprometió con KTM antes de esta vorágine cambio de cromos.

El francés de Yamaha Tech3, 5º en el Mundial, viene de dos actuaciones decepcionantes: abandonó por caída en Le Mans, y sólo fue 10º en Mugello.

Y Jorge Lorenzo, que confía en no sufrir en Montmeló la habitual degradación de sus neumáticos, aspira a "poder atacar más durante toda la carrera, sin ahorrar velocidad en las curvas".

"Cambié la forma de pilotar en las curvas a la derecha", indicó el mallorquín.

En Moto2, el portugués Miguel Oliveira (KTM), ganador en Mugello, intentará dar alcance al líder del Mundial, Francesco Bagnaia (Kalex).

Y en la cilindrada menor, Moto3, el italiano Marco Bezzecchi (KTM) encara la carrera con una exigua ventaja respecto al español Jorge Martín (Honda) y al italiano Fabio Di Giannantonio (Honda).

© 2018 AFP