Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

HISTORIA

Historia del Hajj, la peregrinación musulmana a la Meca

Saber más

AQUÍ AMÉRICA

Indígenas mexicanos esperan que López Obrador ponga fin a siglos de discriminación

Saber más

ECONOMIA

El rescate económico de Grecia llega a su fin

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Así fue realizado el primer trasplante bipulmonar en Ecuador

Saber más

CULTURA

El boom Anitta que ha despertado al funk brasileño de su letargo

Saber más

El director de la OPAQ aboga por proteger la prohibición de las armas químicas

© AFP/Archivos | Ahmet Uzumcu, el director de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en Roma el 16 de enero de 2014

LA HAYA (AFP) - 

El director saliente de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Ahmet Uzumcu, exhortó a los gobernantes a no sacrificar un siglo de esfuerzos para liberar al mundo de estas armas tóxicas en aras de intereses políticos a corto plazo.

En un entrevista a la AFP pocos días antes de su partida y mientras sus expertos están en Reino Unido para investigar un presunto ataque con agentes neurotóxicos, Uzumcu pidió a los Estados miembros de la OPAQ superar sus divisiones.

La Convención sobre las Armas Químicas entró en vigor en 1997 y prohíbe el uso, la producción y el almacenamiento de armas como el gas mostaza, que se usó en la Primera Guerra Mundial o en 1988, en el pueblo kurdo de Halabja.

"La comunidad internacional necesitó más de cien años para llegar a este punto" en la lucha contras las armas químicas. "Sería realmente una pena que fuéramos víctimas de intereses políticos a corto plazo", dijo Uzumcu, que tendrá como sucesor al diplomático español Fernando Arias.

Cuando Uzumcu, diplomático turco, asumió su cargo en julio de 2010, la OPAQ era una institución desconocida con la compleja misión de eliminar las existencias de armas químicas mundiales.

Un total de 193 países se adhirieron a la convención y el 96% de las armas químicas declaradas fueron destruidas. El 4% restante están en Estados Unidos y deberían ser destruidas antes de 2023.

- Foco internacional -

Aunque hasta ahora la OPAQ era discreta, en los últimos años la guerra en Siria ha llevado a sus inspectores a hacer 85 investigaciones, 14 de las cuales permitieron demostrar que se usaron armas de este tipo.

Un conflicto que ha puesto a la organización bajo el foco internacional.

"Hemos tenido que reestructurarnos, revisar las prioridades de nuestro trabajo. Hemos tenido que preparar y formar a nuestro personal para ir a Siria a las zonas de conflicto", explica Uzumcu.

Incluso después de que un equipo de la OPAQ fuera atacado en una emboscada en mayo de 2014 ("un incidente traumático"), no han faltado voluntarios para colaborar con la organización.

En un informe provisional, los expertos descartaron el uso de gas sarín en un ataque que dejó 40 civiles muertos en una ciudad de Siria, aunque todavía están estudiando si se usó cloro.

Según Uzumcu, los equipos de la OPAQ están motivados por "el sentido del deber". "Para ellos se trata de contribuir a una causa noble, prohibir las armas químicas, evitando su uso y que haya gente herida", asegura.

Pero hoy la organización, que en 2013 recibió el premio Nobel de la Paz, está dividida por los desacuerdos de sus miembros, en particular entre los países occidentales y Rusia, el principal aliado de Siria.

"Espero que esta división entre Estados miembros acabará pronto y que estarán de nuevo reunidos como hasta ahora", dice Uzumcu, advirtiendo de la evolución de las armas químicas.

Desde el mes pasado, la organización, con sede en La Haya, está habilitada para señalar a los países que usan armas químicas, como Siria, un paso histórico para la OPAQ.

"La responsabilidad es la clave", y supone el primer paso para llevar a los responsables ante la justicia, subraya Uzumcu.

Desde el domingo, un grupo de investigadores de la OPAQ está en Reino Unido para tomar muestras a Dawn Sturgess, una mujer fallecida el 8 de julio.

Junto a su pareja, Charlie Rowley, que sigue en el hospital, Sturgess podría haber estado expuesta al mismo veneno que en marzo fue utilizado en Salisbury contra un exespía ruso y su hija.

Preocupado por el caso, el director de la OPAQ ha puesto en marcha un grupo de trabajo para conocer mejor este agente tóxico (Novichok, según Reino Unido), pero tan poco frecuente que ni siquiera aparece en los archivos de la organización internacional.

© 2018 AFP