Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

AQUÍ AMÉRICA

Indígenas mexicanos esperan que López Obrador ponga fin a siglos de discriminación

Saber más

ECONOMIA

El rescate económico de Grecia llega a su fin

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Así fue realizado el primer trasplante bipulmonar en Ecuador

Saber más

CULTURA

El boom Anitta que ha despertado al funk brasileño de su letargo

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Rubén Alterio: "cada obra es un espectáculo"

Saber más

EE. UU. y Canadá

Un hombre se atrinchera en una tienda en California luego de un tiroteo

© Robyn Beck / AFP | Agentes de la policía y miembros del Departamento de Bomberos de Los Ángeles escoltan a un niño en una camilla después de que un sospechoso se atrincherara dentro de un supermercado Trader Joe's en Silverlake, Los Ángeles, el 21 de julio de 2018.

Texto por Janira Gómez Muñoz

Última modificación : 22/07/2018

Un sospechoso de haber disparado a su abuela y a su pareja tomó a rehenes en un supermercado de Los Ángeles, tras huir de una persecución policial. Las autoridades terminaron por arrestarlo, pero al menos uno de los heridos falleció.

Este 21 de julio, un hombre se atrincheró en un supermercado Trader Joe's de Los Ángeles (California) y tomó a varios rehenes, luego de huir de una persecución policial generada por un tiroteo, alrededor de las 13.30 hora local.

“Los agentes persiguieron a un sospechoso buscado en relación con un tiroteo. Al finalizar la persecución, se produjeron disparos contra un oficial involucrado, y el sospechoso se atrincheró dentro de un supermercado (Trader Joe’s) en Silver Lake”, comunicó el Departamento de Policía de Los Ángeles.

Según relató la policía, el sospechoso –del que aún no se conoce el perfil– se había involucrado en una disputa familiar en la que habría acabado disparando a su abuela y a su pareja. Tras este hecho, el varón se adueñó del vehículo de la abuela “llevándose consigo a esa víctima femenina” hasta chocar contra un bolardo cercano a la tienda, afirmó a los periodistas el sargento, Barry Montgomery.

Uno de los testigos, Devin Field, afirmó que “estaba entrando cuando un automóvil que huía de la policía se estrelló contra un poste de la calle frente a la entrada. El hombre armado salió y comenzó a disparar contra los policías. Me escondí detrás de un muro de contención con tres policías hasta que me sacaron de allí”, escribió en una serie de mensajes en Twitter.

© Andrew Cullen / Reuters

Una vez metido en Trader Joe’s, el sospechoso inició otro tiroteo contra la policía que rodeó el local comercial con numerosos coches patrulla, 18 ambulancias y 100 bomberos. Debido a la poca visibilidad, los agentes usaron espejos con el fin de conocer la situación y el número de rehenes. Algunos de ellos fueron liberados, otros salieron por las salidas de emergencia e incluso hubo que huyeron por las ventanas. Salvo por que, en uno de esos intercambios, una mujer recibió un disparo y terminó muriendo en el lugar.

“Lamento informarles que hay una víctima fatal que se registró adentro, es una mujer”, declaró el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, una vez finalizó la toma.

Al resultar herido, el sospechoso salió del supermercado y se entregó a las autoridades, que lo arrestaron (aunque él mismo se puso las esposas) y siguieron verificando la zona, tres horas después de que todo hubiera comenzado.

Durante ese tiempo el presidente de EE. UU., Donald Trump, comentó en Twitter que seguía de cerca la posible toma de rehenes por parte de un sospechoso.

Por su parte, el Departamento de Policía de Los Ángeles concretó que la investigación seguirá en marcha y el área permanecerá cerrada hasta que se conozcan algunas conclusiones definitivas sobre las razones y el origen del atacante.

Con AP y AFP

Primera modificación : 22/07/2018