Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

China y Estados Unidos retoman conversaciones

Saber más

REPORTEROS

Super Mama Djombo, la banda sonora de Guinea-Bisáu

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

Primeras elecciones en Zimbabue traen esperanza a los agricultores

Saber más

ECONOMIA

Economía de Brasil se contrae durante segundo trimestre de 2018

Saber más

LA ENTREVISTA

Sara Curruchich: "canto para reivindicar la tradición musical de nuestros pueblos indígenas"

Saber más

EE. UU. y Canadá

Salvadoreña se refugió en una iglesia de Colorado para evitar su deportación

© Twitter / @ColoradoAction | Integrantes de la iglesia Park Hill realizaron una actividad para respaldar a Araceli Velásquez por su situación el 9 de agosto de 2018.

Texto por Luis Méndez Urich

Última modificación : 09/08/2018

Muchos inmigrantes ilegales se han refugiado en iglesias para evitar ser deportados. Es el caso de Araceli Velásquez, que cumple un año refugiada en Colorado. Esta es su historia.

Con solo 19 años, Araceli Velásquez decidió en el año 2009 huir de la violencia en El Salvador y emprender un largo viaje hasta Estados Unidos. En territorio estadounidense, la joven centroamericana buscó la manera de recibir un estatus legal, lo cual años más tarde le fue negado.

Sin embargo, en la búsqueda del “sueño americano” Velásquez pudo casarse y formar una familia. A casi 10 años de haber tomado la decisión de abandonar su hogar por una mejor vida, su situación es bastante compleja.

Luego de haber recibido la negativa para asilarse en Estados Unidos y la no renovación de la protección por parte de las autoridades migratorias estadounidenses, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) se dirigió a su casa para informarle que debía retornar a su país, lo cual obligó a Velásquez a buscar alternativas para permanecer en EE.UU.

Su caso, conmovió a los dirigentes de una institución religiosa ubicada en la ciudad de Denver, Colorado que le ofrecieron refugio de inmediato. Corrían los primeros días del mes de agosto del año 2017, cuando Araceli en compañía de su esposo y sus tres hijos se mudaron a ese lugar.

"Nuestra tradición nos acusa de actuar con justicia, amar la misericordia y caminar con humildad. En lugares donde no vemos eso en el mundo, tenemos que hacer algo al respecto", explicó a los medios de Denver el rabino Adam Morris de Temple Micah, una sinagoga que funciona en la edificación donde se encuentra la familia Velásquez.

Araceli Velásquez no es la primera persona que escampa su deportación en un centro religioso

Jennifer Piper, representante del Movimiento Santuario de Metro Denver, una agrupación de siete iglesias que trabaja para respaldar a los inmigrantes ilegales, ha señalado que se estarán realizando diversas actividades para conmemorar el primer año de refugiada de Velásquez.

"La comunidad participará con un proyecto de arte y los religiosos con sus rezos. El arte se presentará una vez que termine el servicio religioso", destacó Piper.

Por otro lado, el encierro en el que se encuentra Velásquez le permitió junto a otras tres mujeres elaborar un documento llamado “Resolución Popular”. En dicho texto se plantea la necesidad de una reforma migratoria que beneficie a las familias y a las comunidades de inmigrantes.

Durante el lapso que ha estado refugiada en la iglesia junto a su esposo y sus tres hijos, la congresista demócrata por el estado de Colorado, Diana DeGette, la ha podido visitar en dos oportunidades para conocer su caso.

Araceli Velásquez no es la primera persona que ingresa a Estados Unidos y luego de recibir la negativa para solicitar asilo, decide refugiarse en una iglesia para evitar la deportación. Ángela Navarro, una inmigrante hondureña, logró frenar su deportación en 2015 luego de permanecer por un tiempo largo en una iglesia como refugiada.

Navarro hoy coordina diversos movimientos de respaldo a los migrantes ilegales en Estados Unidos.

"Los rezos son necesarios para asegurarnos que los valores de justicia y compasión vivan en el sistema legal estadounidense"

Adam Morris ha manifestado que durante el aniversario de la estancia de Araceli en la institución, muchos creyentes de diversas religiones se sumarán para pedir una pronta resolución a su caso.

"Estamos junto a Araceli porque es lo que deben hacer los cristianos, los judíos, los estadounidenses y los humanos", explicó.

Por otro lado, destacó que serán muchos los rezos que llevarán adelante con la finalidad de ofrecer tanto a Araceli como a sus familiares un entorno de paz a pesar de la difícil situación por la que atraviesan.

“Los rezos son necesarios para asegurarnos que los valores de justicia y compasión vivan en el sistema legal estadounidense y en nuestra forma de vida", agregó el rabino.

Velásquez es la quinta persona sin permisos migratorios que ha pedido refugio en Denver.

Con EFE

Primera modificación : 09/08/2018

  • Inmigración - EE.UU.

    A algunos niños migrantes les cuesta reconocer a sus padres

    Saber más

  • Crisis migratoria

    El Gobierno de Estados Unidos incumplió el plazo para reunificar las familias de migrantes

    Saber más

  • "Tolerancia cero"

    La OEA condena la separación de familias de inmigrantes en Estados Unidos

    Saber más