Tensiones en Guinea mientras avanza el conteo de los resultados electorales

Los miembros de la comisión electoral cuentan los votos en el distrito Bambeto, en Conakry, Guinea, el 18 de octubre.
Los miembros de la comisión electoral cuentan los votos en el distrito Bambeto, en Conakry, Guinea, el 18 de octubre. © John Wessels / AFP

A un día de la celebración de los comicios presidenciales en Guinea, la incertidumbre es máxima ante una posible escalada de violencia. La oposición, liderada por Cellou Dalein Diallo, considera que han ganado las elecciones y cree que el actual presidente, Alpha Condé, quiere adulterar los comicios. El Gobierno está en alerta ante la peligrosidad de esta difusión de datos no avalados por las autoridades electorales. 

Anuncios

Máxima tensión en Guinea luego de la jornada electoral del 18 de octubre. Cellou Dalein Diallo, líder opositor de la Unión de Fuerzas Democráticas, se autoproclamó presidente tras un conteo paralelo, realizado por su grupo político y aseguró que no confían en la Comisión Electoral (CENI). 

Los resultados oficiales no se conocerán hasta, como mínimo, el miércoles 21 de octubre. Sin embargo, la oposición celebró el triunfo, sin detallar cuáles habían sido los resultados, e hizo un llamado a sus partidarios a defender el triunfo en las calles de Conakry. 

El anuncio se encontró rápidamente con la respuesta del órgano electoral, que depende del Tribunal Constitucional, y a quienes la oposición considera subordinados al actual presidente Alpha Condé, quien ya ganó las elecciones de 2010 y 2015 frente a Diallo y ahora busca un tercer mandato.

Desde el CENI desmintieron la autoproclamación: "La Comisión Electoral Nacional Independiente es el único organismo autorizado para dar resultados provisionales. No corresponde a un partido político ni a ningún individuo hacerlo", dijo a Reuters Mamadi 3 Kaba, portavoz de la Comisión.

Gobierno teme que se desencadene la violencia

Estos sucesos inician una nueva etapa electoral, donde existe el temor a un estallido social. Durante la noche del domingo, distintas páginas web fueron publicando resultados favorables a Diallo, a partir de las filtraciones de la Unión de Fuerzas Democráticas. 

A pesar de no conocerse los resultados oficiales, miles de partidarios de Diallo marcharon en Conakry para celebrar la victoria, actos que terminaron en enfrentamientos con las fuerzas policiales, que llegaron a utilizar gases lacrimógenos para disuadir las concentraciones.

Partidarios del principal candidato de la oposición, Cellou Dalein Diallo, corren y celebran en la calle mientras él se declara victorioso, un día después de las elecciones en Conakry, el 19 de octubre de 2020.
Partidarios del principal candidato de la oposición, Cellou Dalein Diallo, corren y celebran en la calle mientras él se declara victorioso, un día después de las elecciones en Conakry, el 19 de octubre de 2020. © John Wessels / AFP

El anuncio de Diallo y la convocatoria en las calles son vistas desde el Ejecutivo de Condé como una maniobra, con "apoyos internacionales", para desestabilizar el país y "robarles" la elección. De hecho, su jefe de campaña y primer ministro guineano, Kassory Fofana, dijo que esta difusión de datos va a “crear las condiciones de una situación de degradación que va a escapar a todo control”. 

En la misma línea se expresó el ministro de Seguridad, Damantang Albert Camara, quien acusó a la oposición de publicar resultados falsos y advirtió del riesgo a que se desencadene la violencia. 

50 personas habrían muerto durante manifestaciones contra la reforma constitucional 

Precisamente, la violencia electoral no es lejana en Guinea. En marzo se produjeron fuertes protestas cuando el presidente Condé celebró un referendo para aprobar una nueva Constitución, que le permitiría volver a presentarse, a pesar del límite de dos mandatos que tiene el país. Al aprobarse la Carta Magna, Condé reiniciaba el contador de mandatos. 

El presidente de Guinea, Alpha Conde, deposita su voto en las urnas durante las elecciones presidenciales, en Conakry, el 18 de octubre de 2020.
El presidente de Guinea, Alpha Conde, deposita su voto en las urnas durante las elecciones presidenciales, en Conakry, el 18 de octubre de 2020. © John Wessels / AFP

Para la oposición y, parte de la sociedad civil, se trata de una maniobra ilegal para que el mandatario de 82 años se perpetúe en el poder. Asociaciones de derechos humanos aseguran que al menos 50 personas fueron asesinadas en las manifestaciones contra el cambio constitucional. 

Condé llegó al poder en 2010, cuando se convirtió en el primer presidente de Guinea en ser elegido democráticamente. Según el propio mandatario, ha conseguido levantar un país en ruinas y promover los derechos humanos.

Por su parte, la oposición considera que la "era Condé" ha consistido en 10 años de mentiras, de procesos electorales adulterados y un país inmerso en una grave crisis autoritaria, con una fuerte represión policial, corrupción, desempleo juvenil y pobreza.

De este modo comienza la cuenta atrás para conocerse los resultados oficiales. Si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta, y ambos reconocen los resultados, una segunda votación estaría prevista para el 24 de noviembre. 

Con AFP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24