Costa de Marfil elige a su próximo presidente y teme un brote de violencia

Una mujer llega para depositar su voto en una oficina de votación durante las elecciones presidenciales en Abiyán, Costa de Marfil, el 31 de octubre de 2020.
Una mujer llega para depositar su voto en una oficina de votación durante las elecciones presidenciales en Abiyán, Costa de Marfil, el 31 de octubre de 2020. © Macline Hien / Reuters

El presidente Alassane Ouattara es el principal contender de los comicios, aunque sus rivales -el expresidente Henri Konan Bédié y el exprimer ministro Pascal Affi N’Guessan- llamaron a la desobediencia civil en las votaciones, pues consideran ilegal la postulación del mandatario. Ya ha habido algunos brotes de violencia, pero nada comparado con las masacres de las elecciones de 2010. 

Anuncios

La estabilidad de Costa de Marfil está en juego con las elecciones presidenciales de este sábado 31 de octubre, no solo porque en los últimos años ha habido violencia después de las votaciones, sino también porque ya hubo enfrentamientos antes de los comicios. 

Desde que el actual presidente Alassane Ouattara anunció en agosto que sí aspiraría a un tercer mandato consecutivo y la oposición declarara su postulación como contraria a la constitución, las peleas callejeras vinculadas con las elecciones han dejado por lo menos 30 muertos. Los hechos reviven el recuerdo de la corta guerra civil que se desencadenó después de las votaciones de 2010. 

Sin embargo, los comicios de este sábado han sido relativamente pacíficos, especialmente en Abiyán, la ciudad más grande de Costa de Marfil. “Aparte de unos pocos lugares aislados, una docena más o menos, la votación va bien”, dijo a los medios locales el presidente y candidato Ouattara, luego de salir de su puesto de votación en el distrito de Cocody.

El mandatario también hizo un llamado a la oposición que llamó a un boicot en su contra y les pidió que cesaran las peticiones, mientras que a los jóvenes les pidió que no se dejaran manipular. "Costa de Marfil necesita paz", señaló.

00:57

Algunos de estos inconvenientes fueron los que se presentaron en el barrio Blockhauss, donde 20 jóvenes bloquearon la entrada al colegio donde estaban las urnas. La policía terminó por dispersar al grupo. Obstrucciones similares se vieron en otras regiones del centro y del sur del país. 

Pese a esto, las autoridades continúan siendo optimistas frente a la seguridad de los comicios. “Las cosas van bien en general”, explicó el jefe de la misión de observación de la Comunidad de Estados Sahel-Saharianos, Soumeylou Boubeye Maiga.

¿Un tercer mandato sería legal o anticonstitucional?

El énfasis en la seguridad no es un tema casual. Cuando el antiguo mandatario Laurent Gbagbo se negó a dejar su cargo tras perder las elecciones de 2010, el país entró en una espiral de violencia que dejó más de 3.000 muertos. Y estos hechos de masacres postelectorales se han repetido a lo largo de 25 años.

Ahora en 2020, la situación vuelve a estar tensa por los enfrentamientos que hay entre los candidatos. El presidente Ouattara aspira a su tercer mandato consecutivo, pero sus opositores consideran que esto viola la ley porque la constitución solo le permite a los mandatarios ejercer durante dos periodos. 

El presidente de Costa de Marfil y candidato, Alassane Ouattara, deposita su voto en la ciudad de Abiyán en las elecciones presidenciales de 2020, este 31 de octubre de 2020.
El presidente de Costa de Marfil y candidato, Alassane Ouattara, deposita su voto en la ciudad de Abiyán en las elecciones presidenciales de 2020, este 31 de octubre de 2020. © Luc Gnago / Reuters

La defensa de Ouattara es que sí puede postularse porque en 2016 se aprobó una nueva constitución y según el Consejo Constitucional el hecho de tener una nueva carta magna hace que las presidencias pasadas no cuenten en el límite de tiempo. Además, el mandatario esgrime que puede aspirar porque el sucesor que eligió para ser candidato -el primer ministro Amadou Gon Coulibaly- murió inesperadamente en julio. 

Aunque las estimaciones apuntan a Ouattara tiene altas probabilidades de ser reelegido, sus dos mayores contrincantes siguen sus campañas para llegar a la Presidencia y uno de los puntos claves para lograrlo fue pedirles a los votantes que boicotearan las elecciones. El expresidente Henri Konan Bédié y el exprimer ministro Pascal Affi N’Guessan, ambos candidatos, le solicitaron a los electores que bloquearan los lugares de votación, justo como ocurrió este sábado en diferentes partes del país. 

“Invitamos a nuestros militantes (…) a aplicar la orden de boicot activo por todos los medios legales a su disposición, con el fin de que el poder actual acepte convocar el conjunto de las fuerzas políticas nacionales para encontrar soluciones aceptables a todas las reivindicaciones (de la oposición)”, declaró Pascal Affi N’Guessan a mediados de octubre. 

Ellos y sus partidarios entienden la postulación de Ouattara como una nueva amenaza a las democracias africanas, después del golpe de Estado en Mali en agosto y de la segunda reelección del presidente de Guinea, Alpha Condé. Los opositores estiman que si Costa de Marfil reelige al actual presidente, está en juego la economía del país, una de las de mayor crecimiento del continente que se vanagloria de tener la mayor producción de cacao en todo el mundo.

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24