Argelia vota un referendo para cambiar la constitución tras más de un año de protestas

Un manifestante se para en un poste de la calle mientras porta una bandera nacional durante una protesta para presionar por la eliminación de la estructura política actual, en Argel, Argelia, el 5 de abril de 2019. Foto de archivo
Un manifestante se para en un poste de la calle mientras porta una bandera nacional durante una protesta para presionar por la eliminación de la estructura política actual, en Argel, Argelia, el 5 de abril de 2019. Foto de archivo © Ramzi Boudina / Reuters

En un intento por apaciguar a los manifestantes, el Gobierno asegura que los cambios constitucionales traerán una “nueva Argelia”; mientras que el movimiento social Hirak no cree que el referendo cambie los problemas de fondo que han criticado en las calles desde febrero de 2019.

Anuncios

Un referendo para cambiar la constitución. Eso es lo que podrán votar cerca de 25 millones de electores argelinos este domingo 1 de noviembre. Pero más allá de esto, la votación representa un pulso político entre el gobierno tradicional y el movimiento social Hirak, que pide cambios estructurales en el sistema político vigente desde 1963. 

La votación de ‘sí’ o ‘no’ es para preguntarle a los ciudadanos si respaldan las propuestas de cambios constitucionales, como limitar la presidencia a solo dos periodos de cinco años cada uno, hacer que el mandatario escoja al primer ministro del partido mayoritario en el parlamento, y que tanto el parlamento como la justicia tengan más poder para equilibrar los alcances de la Presidencia. 

Para el presidente Abdelmadjid Tebboune, los cambios constitucionales propuestos representan una “nueva Argelia” y por eso no es coincidencia que la votación se haga en el mismo día que se conmemora el inicio de la guerra de independencia contra Francia. De allí que el eslogan del referendo sea 'Noviembre 1954 Liberación; Noviembre 2020 Cambio'. 

El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune durante una conferencia de prensa en Argel, el 13 de diciembre de 2019.
El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune durante una conferencia de prensa en Argel, el 13 de diciembre de 2019. © REUTERS/ Ramzi Boudina

Pero para el Hirak todo es tan solo un “cambio de fachada”. Los manifestantes que conforman el Hirak y que protestaron en las calles cada semana durante un año antes de que comenzara la pandemia del Covid-19 consideran que el referendo no cumple con sus peticiones: el reemplazo de la élite gobernante, la retirada de los militares de la política y el fin de la corrupción.

Todas esas inconformidades se sienten en la gente. “No tiene sentido votar. Esta constitución no cambiará nada”, dijo a Reuters Hassan Rabia, un conductor de autobús que tiene 30 años.

La cantidad de votantes, el verdadero termómetro

Todo apunta a que el ‘sí’ puede ganar ampliamente en gran parte porque la campaña por esta votación dominó la cobertura de los medios respaldados por el estado, mientras que las autoridades prohibieron las reuniones de los partidarios del ‘no’. 

La pregunta real entonces es cuántos argelinos acudirán a las urnas y aquí el Hirak es clave. El movimiento pidió boicotear estas votaciones y cuando hizo ese llamado en las presidenciales de diciembre de 2019, el resultado fue una participación de menos del 40 % de los electores.

A esto se suma que el principal defensor del referendo, el presidente Tebboune, no puede hacerle campaña a la votación porque está hospitalizado en Alemania desde el jueves. El Gobierno argelino no ha explicado qué padece el mandatario ni cuál es su estado de salud. Solo se conoce que el hombre de 75 años entró a “aislamiento voluntario” hace una semana luego de que un miembro de su comitiva diera positivo por coronavirus.

Un intento por apaciguar las manifestaciones sociales que podría no resultar

Otra de las aristas que se miden en el referendo de este domingo es qué pasará con las protestas sociales. Desde que asumió el cargo en diciembre de 2019, el presidente Abdelmadjid Tebboune prometió reformas en la constitución en un intento por apaciguar las manifestaciones semanales que forzaron la renuncia de su predecesor, Abdelaziz Bouteflika, quien fue mandatario durante 20 años continuos. 

02:01

Además, las votaciones llegan en un momento en el que el Hirak puede reactivarse ante el relajamiento de las medidas por Covid-19 y luego de meses de no salir a las calles, tras la prohibición en marzo de las manifestaciones.

Sin embargo, muchos observadores no creen que el Gobierno logre contentar a los manifestantes con el referendo, especialmente por la forma en la que se redactaron los cambios constitucionales propuestos. “El proceso de redacción y consulta estuvo muy controlado por el estado”, explicó a AFP Zaid al-Ali, un experto en constituciones en el mundo árabe. “Es difícil argumentar que se respetaron las demandas de Hirak de un debate totalmente inclusivo sobre la constitución del estado”, concluyó.

Se espera que los resultados del referendo se conozcan el lunes, 2 de noviembre; aunque la respuesta de si esto logra o no pausar el movimiento social en Argelia solo se sabrá con el tiempo. 

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24