Debretsion Gebremichael, líder de Tigray: "Estamos en nuestra tierra, los invasores nos atacan"

Debretsion Gebremichael, presidente del Frente de Liberación Popular del Tigray (TPLF) en Etiopía, durante una llamada a France 24, el 5 de diciembre de 2020.
Debretsion Gebremichael, presidente del Frente de Liberación Popular del Tigray (TPLF) en Etiopía, durante una llamada a France 24, el 5 de diciembre de 2020. © France 24

Un mes después del inicio de los combates entre el Gobierno etíope y la autoridad de Tigray, la ONU asegura que la lucha continúa "en muchas partes" de la región. En este sentido, el presidente de la zona en disputa afirmó en entrevista a FRANCE 24 que proseguirá la batalla mientras el Ejecutivo siga atacando y saqueando con ayuda, como denunció, de las tropas eritreas vecinas.

Anuncios

El presidente de la región de Tigray, Debretsion Gebremichael, había informado el día jueves que se estaban produciendo combates "alrededor de Mekele", la capital de la región etíope que fue tomada por las fuerzas del Gobierno el pasado fin de semana, y que durante el último mes ha sido escenario de una sangrienta lucha.

Y este viernes 4 de diciembre reiteró esta información en una entrevista concedida a FRANCE 24, en la que también denunció el "saqueo organizado" de su capital, con divisiones del ejército de Eritrea ayudando al ejército federal etíope.

"Ya tienen a 16 divisiones en Tigray. Están luchando del lado del ejército federal. Tienen un frente unido contra nosotros. Vayas donde vayas, allí están (...) Estamos en nuestra tierra, los invasores nos están atacando", dijo el mandatario regional, convencido del papel que estaría jugando Eritrea en el conflicto.

De acuerdo al político, el Gobierno del país vecino también estaría participando de saqueos masivos, que han sido negados tanto por Eritrea como por Etiopía: "Se han llevado equipo de laboratorio, ordenadores, libros (...) Han ido a una fábrica de medicamentos".

Esta guerra civil inició hace cuatro semanas, con el anuncio del primer ministro Abiy Ahmed de emprender operaciones militares en la región norteña, con el objetivo de frenar sus supuestos ataques y poner fin a las disidencias de líderes del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF). Lo cual ha causado miles de muertos y otros miles más de refugiados en Sudán, de acuerdo a International Crisis Group (ICG). 

Naciones Unidas ya había advertido de una catástrofe humanitaria en Tigray, donde la violencia estaría complicando ahora la entrega de ayuda humanitaria, difícil de por sí debido al apagón comunicativo en el que vive desde el 4 de noviembre, inducido por el Gobierno, que siente que la región desafía su autoridad.

Con AFP y FRANCE 24

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24