Conflicto en Tigray: la ONU denuncia asesinatos, secuestros y traslados forzados de refugiados

Refugiados etíopes que huyeron de la región de Tigray, hacen fila para recibir ayuda alimentaria dentro del campamento de Um-Rakoba en el estado de Al-Qadarif, en la frontera, en Sudán, el 11 de diciembre de 2020.
Refugiados etíopes que huyeron de la región de Tigray, hacen fila para recibir ayuda alimentaria dentro del campamento de Um-Rakoba en el estado de Al-Qadarif, en la frontera, en Sudán, el 11 de diciembre de 2020. © Reuters/Mohamed Nureldin Abdallah

El Gobierno de Etiopía informó este viernes que está devolviendo refugiados eritreos a los campos de refugiados en Tigray, norte de Etiopía, de los que habían huido. A su vez, la Organización de Naciones Unidas indicó que lleva cerca de un mes recibiendo informes que denuncian asesinatos, secuestros y regresos forzados de refugiados eritreos y denuncia una "importante violación al derecho internacional".

Anuncios

La pesadilla para quienes huyeron de la guerra en la frontera entre Etiopía y Eritrea empeora. Desde que el conflicto interno en la región etíope de Tigray trascendió fronteras y alcanzó al vecino estado de Eritrea, miles de personas de ese país huyeron hacia los campos de refugiados en Tigray. Pero luego, ante la profundización del conflicto y en busca de medios básicos de supervivencia, muchos de ellos abandonaron los campamentos para adentrarse en otras zonas de Tigray o trasladarse hacia terceras regiones de Etiopía.

Sin embargo, ahora, en un hecho que la Organización de Naciones Unidas calificó como "perturbador", Etiopía informó este viernes que está devolviendo a miles de refugiados en autobuses hacia la zona fronteriza con Eritrea, la nación de donde originalmente huyeron.

Por su parte, la ONU emitió un comunicado en el que señaló que durante el último mes ha recibido una abrumadora cantidad de "informes inquietantes de refugiados eritreos en Tigray asesinados, secuestrados y devueltos a la fuerza a Eritrea". De confirmarse, señala la organización, "estas acciones constituirían una importante violación del derecho internacional".

Naciones Unidas explica que se trata de refugiados que huyeron de los campamentos a lugares dentro de Tigray y otras regiones de Etiopía. "Nos hemos reunido con algunos (refugiados) que lograron llegar a Addis Abeba (capital etíope). Es fundamental que los refugiados eritreos puedan trasladarse a lugares seguros y recibir protección y asistencia siempre que sea posible, incluso fuera de Tigray, dados los traumáticos acontecimientos, que, según informan, han presenciado o sobrevivido", dijo la organización. 

Archivo-Miembros de las milicias de la región de Amhara viajan en un camión mientras se dirigen a enfrentar al Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF), en Sanja, región de Amhara, cerca de la frontera con Tigray, Etiopía, el 9 de noviembre de 2020.
Archivo-Miembros de las milicias de la región de Amhara viajan en un camión mientras se dirigen a enfrentar al Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF), en Sanja, región de Amhara, cerca de la frontera con Tigray, Etiopía, el 9 de noviembre de 2020. © Reuters/Tiksa Negeri

El Gobierno de Etiopía indicó que ha derrotado a las fuerzas leales al antiguo Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF), que por décadas ha gobernado la región y asegura que ahora la zona es segura para los refugiados que huyeron.

"Una gran cantidad de refugiados mal informados se están mudando de manera irregular (…) el Gobierno está devolviendo de manera segura a esos refugiados a sus respectivos campamentos", dijo el Gobierno etíope en un comunicado y agregó que se están transportando alimentos a los campamentos.

Por su parte, el TPLF afirma que el enfrentamiento no ha terminado y que sigue combatiendo en varios frentes.

Archivo-Los etíopes que huyeron de los combates en curso en la región del Tigray se preparan para abordar un camión de cortesía en la aldea de Hamdayet, en la frontera entre Sudán y Etiopía, en el estado oriental de Kassala, Sudán, el 22 de noviembre de 2020.
Archivo-Los etíopes que huyeron de los combates en curso en la región del Tigray se preparan para abordar un camión de cortesía en la aldea de Hamdayet, en la frontera entre Sudán y Etiopía, en el estado oriental de Kassala, Sudán, el 22 de noviembre de 2020. © Mohamed Nureldin Abdallah / Reuters

La agencia de noticias Reuters informó que recibió llamadas de refugiados a quienes les habían dicho que los llevarían de regreso a Tigray, pero temían que los llevaran de vuelta a Eritrea.

"¡Por favor vengan, por favor vengan, los autobuses están aquí!", gritó una mujer mientras se escuchaban niños llorando.

Otra mujer dijo que los eritreos enfrentan una creciente hostilidad por parte de los tigrayanos que acusan a Eritrea de enviar tropas a Etiopía para ayudar al Gobierno de Abiy Ahmed a luchar contra el TPLF.

EE. UU. denuncia presencia de tropas de Eritrea en Tigray

Los delitos que denuncian los refugiados eritreos se dieron a conocer públicamente luego de que el Departamento de Estado de Estados Unidos señalara que cree que las tropas eritreas están activas en Tigray, Etiopía, lo que llamó un "acontecimiento grave".

Washington citó "informes creíbles" e instó "a que tales tropas se retiren de inmediato".

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo esta semana que el primer ministro etíope y Premio Nobel de Paz en 2019, Abiy Ahmed, la había garantizado "que (las fuerzas eritreas) no han entrado en territorio de Tigray".

Pero los residentes de Tigray han afirmado haber escuchado disparos procedentes de Eritrea, descrito por grupos de derechos humanos como uno de los países más represivos del mundo, que es además un enemigo acérrimo del TPLF.

Varios activistas han reprochado a Guterres el creer en las palabras del mandatario etíope, luego de que este lanzara una fuerte ofensiva de sus tropas en la que miles de civiles han quedado atrapados y otros han huido a Sudán, país que en las últimas horas cifró en 50.000 la cantidad de personas que han huido hacia su territorio.

Las afirmaciones de todas las partes del conflicto son casi imposibles de verificar, pues las comunicaciones con Tigray no funcionan desde hace varias semanas y el Gobierno controla estrictamente el acceso, el cual está restringido incluso para los trabajadores humanitarios, que ruegan para llevar alimentos, medicinas y otros elementos de primera necesidad a las personas atrapadas en medio del conflicto.

Al menos cuatro trabajadores humanitarios han muerto en el conflicto

Etiopía aseguró que su ofensiva militar contra el Gobierno regional de Tigray "no es una amenaza directa" para los 96.000 refugiados eritreos. Pero la afirmación es cuestionable, precisamente en momentos en que los grupos de ayuda humanitaria dieron a conocer que cuatro de sus integrantes habían muerto en los combates y al menos uno de ellos en un campo de refugiados.

"El Consejo Danés para los Refugiados (RDC) confirma con profunda tristeza la muerte de tres colegas en la región de Tigray, Etiopía, el mes pasado", aseguró este viernes el organismo en un comunicado, en el que detalló que las víctimas trabajaban como guardias en uno de sus proyectos y que eran originarias de la República Democrática del Congo.

Por su parte, el Comité Internacional de Rescate (IRC) dijo que "lamenta confirmar la muerte de uno de sus integrantes en el campamento de refugiados de Hitsats en Shire (ciudad en Tigray)" y aseguró que establecer comunicación con la zona "sigue siendo extremadamente difícil y todavía estamos trabajando para recopilar y confirmar los detalles que causaron la muerte de nuestro compañero".

La guerra en Tigray estalló en noviembre, cuando el Gobierno de Etiopía acusó al TPFL de atacar a una base militar en ese territorio, pero las raíces de este enfrentamiento se remontan a 2018, cuando Ahmed asumió el cargo de primer ministro y desde entonces comenzó un choque de poderes con el Frente Nacional de Tigray, que hasta entonces controlaba la región.

La ONU, la Unión Africana, la Unión Europea y otros entes internacionales urgen a la terminación del conflicto.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24