Sigue la búsqueda de más de 300 estudiantes tras ataque armado en Nigeria

Los padres se reúnen en la escuela de Ciencias del Gobierno después de que hombres armados secuestraron a estudiantes, en Kankara, en el estado noroeste de Katsina, Nigeria, el 13 de diciembre de 2020.
Los padres se reúnen en la escuela de Ciencias del Gobierno después de que hombres armados secuestraron a estudiantes, en Kankara, en el estado noroeste de Katsina, Nigeria, el 13 de diciembre de 2020. © REUTERS / Afolabi Sotunde

Unos 321 estudiantes siguen desaparecidos después del ataque, el viernes por la noche, de hombres armados contra un internado masculino en el noroeste de Nigeria. Las autoridades investigan si se trata de otro secuestro masivo a manos de bandas de criminales.

Anuncios

Hombres con rifles AK-47 entraron a las instalaciones de la Escuela Secundaria de Ciencias del Gobierno, en el estado de Katsina, en el norte de Nigeria, y aterrorizaron a unos 800 jóvenes. Tras el episodio fue posible localizar a más de 400, pero los demás siguen desaparecidos.

321, según la agencia de noticias Reuters, siguen siendo buscados y podrían estar escondidos en zonas de bosque o haber huido a poblaciones cercanas o a sus casas; sin embargo, a las autoridades locales les preocupa que se trate de un nuevo secuestro masivo como ya se ha vuelto común en el país, frecuentemente asediado por los terroristas islamistas de Boko Haram.

Fuentes policiales, entrevistadas por el medio local The Punch relataron que "los alumnos estaban siendo sacados de la escuela cuando llegaron tropas del Ejército nigeriano y comenzó un tiroteo. Esto hizo que algunos estudiantes lograran escapar mientras los bandidos se marchaban con otros”.

El gobernador de Katsina, Aminu Bello Masari, anunció desde el colegio atacado, en la ciudad de Kankara, que todos los internados estatales permanecerán cerrados mientras se logra establecer qué pasó y cuál es la situación real de seguridad.

Masari explicó también que el Ejército se enfrenta por tierra y por aire a grupos armados en el área boscosa Zango/Paula en Kankara, donde tendrían su base los perpetradores del ataque del viernes.

Los padres en vigilia

Este domingo, 13 de diciembre, los padres de los jóvenes desaparecidos se reunieron en la escuela secundaria para orar por su pronto retorno y elevaron un pedido a las autoridades para una operación de rescate.

Murja Mohammed, cuyo hijo fue secuestrado, pidió la acción del estado: "si no es el Gobierno el que nos ayuda, no tenemos poder para rescatar a nuestros niños", dijo a la agencia de noticias Reuters.

Los padres se concentran durante una reunión en la escuela de Ciencias del Gobierno después de que hombres armados secuestraran a estudiantes en Kankara, en el estado noroccidental de Katsina, Nigeria, el 13 de diciembre de 2020.
Los padres se concentran durante una reunión en la escuela de Ciencias del Gobierno después de que hombres armados secuestraran a estudiantes en Kankara, en el estado noroccidental de Katsina, Nigeria, el 13 de diciembre de 2020. © Afolabi Sotunde / Reuters

Pero desde la presidencia solo se ha reiterado que se dio la orden de buscar a los menores y recuperarlos sin daños. Las investigaciones avanzan por parte de la Policía y del Ejército; algunos niños testificaron que lograron escapar, después de ser llevados en grupo al bosque por hombres armados.

“Los terribles ataques” contra el norte de Nigeria se repiten

El episodio en el estado de Katsina se dio solo ocho días después de que el grupo islamista Boko Haram perpetró una masacre, asesinando a más de 100 agricultores en el estado de Borno.

Allí mismo fueron secuestradas 276 niñas en 2014, sacadas de sus camas de una escuela en medio de la noche, en un caso que se volvió emblemático a nivel mundial con el hashtag #BringBackOurGirls. 112 de ellas aún no han sido encontradas.

Recordando esa campaña, este fin de semana empezó a figurar en las redes sociales la etiqueta #BringBackOurBoys en Nigeria, clamando por el retorno de los muchachos.

La organización Amnistía Internacional se pronunció en rechazo de estos hechos que se siguen repitiendo en el país más poblado de África.

Los familiares de los estudiantes secuestrados se reúnen en la escuela de Ciencias del Gobierno después de que fue atacada por hombres armados, en Kankara, estado noroccidental de Katsina, Nigeria, el 13 de diciembre de 2020.
Los familiares de los estudiantes secuestrados se reúnen en la escuela de Ciencias del Gobierno después de que fue atacada por hombres armados, en Kankara, estado noroccidental de Katsina, Nigeria, el 13 de diciembre de 2020. © Afolabi Sotunde / Reuters

"Los terribles ataques contra comunidades rurales en el norte de Nigeria se repiten desde hace años. El continuo fracaso de las fuerzas de seguridad para tomar las medidas necesarias a fin de proteger a los locales de estos ataques predecibles es absolutamente vergonzoso", declaró en un comunicado la directora de AI en Nigeria, Osai Ojigho.

La ONG documenta que desde enero de 2020, suceden ataques y secuestros en la zona noreste del país, con un saldo de más de 1.000 asesinados por grupos ilegales.

Desde el año 2011, han fallecido en el norte de Nigeria más de 8.000 personas, víctimas de grupos criminales y yihadistas. Otros 200.000 ciudadanos tuvieron que huir fuera de las fronteras, la mayoría a Níger, según datos del International Crisis Group.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24