Al menos 100 muertos deja ataque armado en Etiopía, según la Comisión de DD.HH.

Un soldado etíope se sienta en el Batallón del Comando Norte del Ejército Etíope en Dansha, Etiopía, el 25 de noviembre de 2020.
Un soldado etíope se sienta en el Batallón del Comando Norte del Ejército Etíope en Dansha, Etiopía, el 25 de noviembre de 2020. © Eduardo Soteras, AFP

Un grupo de hombres armados entró a la aldea Bekoji, en el occidente del país, y asesinó a más de un centenar de personas, según la Comisión etíope de Derechos Humanos. El ataque ocurrió en el condado de Bulen en la zona de Metekel, un área donde viven múltiples grupos étnicos como la amhara, shinasha y oromo, entre otras. 

Anuncios

La Comisión etíope de Derechos Humanos informó este 23 de diciembre que los residentes les describieron cómo huyeron del asalto armando en un área asolada por la violencia étnica. 

La masacre ocurrió desde las cuatro de la mañana hora local hasta el mediodía en varios puntos de la aldea, justo un día después de que el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, visitara esa región y abordara el tema de la violencia de carácter étnico. 

En un comunicado, la Comisión señaló que 36 personas resultaron heridas de gravedad, la mayoría como resultado de disparos y fueron trasladadas a un centro hospitalario. 

Si bien se desconoce la identidad de los responsables del ataque, fuentes de la agencia de noticias EFE sugirieron que la masacre podía tener como objetivo a miembros de la etnia amhara, sin embargo la Comisión no se ha pronunciado al respecto. 

Sobrevivientes de los ataques hablaron con la Agencia de Medios de Comunicación de la vecina región de Amhara y aseguraron que el asalto se basó en la identidad.

Los amhara, son el segundo grupo étnico más grande de Etiopía y han sido objetivo de varios ataques en el pasado. 

La ola de violencia en Etiopía no para 

El pasado 1 de noviembre, al menos 54 personas murieron en un ataque que las autoridades atribuyeron al grupo armado Ejército de Liberación Oromo (OLA, en sus siglas en inglés), según Amnistía Internacional (AI).  

ARCHIVO. Etíopes que huyeron de los combates en curso en la región de Tigray se reúnen para recibir ayuda de socorro en el campamento de Um-Rakoba en la frontera entre Sudán y Etiopía, en el estado de Kassala, Sudán, el 17 de diciembre de 2020. Fotografía tomada el 17 de diciembre de 2020.
ARCHIVO. Etíopes que huyeron de los combates en curso en la región de Tigray se reúnen para recibir ayuda de socorro en el campamento de Um-Rakoba en la frontera entre Sudán y Etiopía, en el estado de Kassala, Sudán, el 17 de diciembre de 2020. Fotografía tomada el 17 de diciembre de 2020. © REUTERS/Mohamed Nureldin Abdallah/ARCHIVO

Etiopía es la segunda nación más poblada del continente africano y en los últimos años ha sufrido brotes de violencia, esto desde que fue nombrado Abiy Ahmed como primer ministro en 2018. 

Abiy ha liderado varias reformas democráticas como la amnistía a miles de presos políticos, la legalización de partidos opositores y el compromiso de celebrar elecciones que han generado un aumento en las rivalidades regionales.

El primer ministro Abiy, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2019, también ha sido blanco de críticas por lanzar el pasado mes una ofensiva armada contra las autoridades rebeldes de la región norteña de Tigray, que ha causado un conflicto con cerca de 950.000 personas desplazadas.

Las elecciones previstas para el próximo año han avivado aún más las tensiones en territorio etíope. 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24