República Centroafricana: mueren tres cascos azules, mientras el país se alista para elecciones

Archivo-Miembros de las Fuerzas de Paz de la ONU patrullan las calles de  Bangui, República Centroafricana, el 25 de diciembre de 2020, en medio de la ola de violencia previo a las elecciones generales.
Archivo-Miembros de las Fuerzas de Paz de la ONU patrullan las calles de Bangui, República Centroafricana, el 25 de diciembre de 2020, en medio de la ola de violencia previo a las elecciones generales. © AFP/Alexis Huguet

Tres miembros de las fuerzas de paz de la ONU murieron y otros dos resultaron heridos en un ataque, justo antes de las elecciones generales de este domingo 27 de diciembre, rechazadas por diversas milicias rebeldes. El viernes, la coalición Patriotas por el Cambio, de grupos armados al margen de la ley, rompió un cese al fuego unilateral, luego de que el Gobierno se negara a cumplir su exigencia de aplazar los comicios.

Anuncios

República Centroafricana va a las urnas bajo la amenaza de rebeldes armados. Este sábado, la Organización de Naciones Unidas (ONU) informó que tres cascos azules de Burundi murieron y otros dos integrantes de las fuerzas de paz resultaron heridos en medio de un ataque perpetrado el viernes por combatientes armados aún no identificados.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó la agresión ocurrida previo a las elecciones presidenciales y legislativas de este domingo.

En un comunicado emitido por el portavoz Stephane Dujarric señala que los ataques contra el personal de mantenimiento de la paz pueden constituir un crimen de guerra y pide a las autoridades de la República Centroafricana que investiguen los "atroces ataques y lleven rápidamente a los perpetradores ante la justicia".

Los asaltos tuvieron lugar en Dékoa, unos 200 kilómetros al norte de la capital Bangui, y en Bakuma, perteneciente a la prefectura de Mbomou, en el suroeste del país, según confirmó la misión de la ONU en el país, conocida como MINUSCA.

Las embestidas se produjeron justo horas después de que la denominada Coalición de Patriotas por el Cambio (CPC), una alianza de grupos armados rebeldes, anunciara que suspendía el alto el fuego de 72 horas, el cual había declarado de forma unilateral de cara a los comicios.

El Tribunal Constitucional rechaza el aplazamiento de las elecciones, pese a las amenazas

Alrededor de 1,8 millones de personas están llamadas a las urnas este 27 de diciembre para elegir a su presidente y los diputados del Parlamento.

Las autoridades mantienen la convocatoria a elecciones pese a los pedidos de los grupos rebeldes para aplazarlos, y después de que este sábado el Tribunal Constitucional del país también rechazara los intentos de varios candidatos opositores para posponerlos.

Los opositores pedían el cambio de fecha luego de que Jean-Serge Bokassa decidiera retirar su candidatura, pues la legislación electoral indica que, si uno se retira después de que ya ha sido publicada la lista de candidatos, el proceso debería reiniciar con un nuevo grupo de aspirantes.

Sin embargo, la corte argumentó que posponer las votaciones representaría una violación a los plazos temporales que da la Constitución y que dispone que el próximo mandatario sea elegido antes del 30 de marzo.

República Centroafricana ha estado dominada por la inseguridad desde que el expresidente François Bozizé fue derrocado por una rebelión en 2013.

Actualmente, el mandatario Faustin-Archange Touadéra busca un segundo período para gobernar el país de cinco millones de habitantes.

El Gobierno responsabiliza de la reciente ola de violencia a Bozizé, quien regresó del exilio hace un año y a quien, a principios de este mes, las autoridades electorales le impidieron presentarse a las elecciones, al indicar que no cumplía con el requisito de "buena moralidad", debido a una orden de arresto y sanciones de la ONU que pesan en su contra, por presuntamente ordenar asesinatos, torturas y otros delitos cuando era jefe de Estado.

Bozizé es acusado por el Gobierno de unirse a grupos armados en un intento por perpetrar ataques y un presunto golpe de Estado, señalamientos que él rechaza.

El país y los organismos internacionales piden la paz después de un acuerdo de febrero de 2019 entre el Gobierno y 14 grupos rebeldes, que no ha sido cumplido.

Ruanda, que tiene fuerzas de paz en el país, y Rusia han enviado cientos de tropas para apoyar al Gobierno mientras los rebeldes avanzan en sus ataques, con el objetivo de entrar en Bangui.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24