República Centroafricana celebra sus elecciones bajo amenaza de violencia de grupos rebeldes

Miles de centroafricanos acudieron a los centros electorales en medio de amenazas de violencia emitidas por grupos rebeldes
Miles de centroafricanos acudieron a los centros electorales en medio de amenazas de violencia emitidas por grupos rebeldes © Antonie Rolland / Reuters

Unos 17 candidatos, entre los que se encuentra el actual presidente Faustin-Archange Touadéra, se disputan la presidencia del país en unos comicios marcados por hechos violentos en su víspera (que dejaron tres cascos azules muertos) y la amenaza de grupos rebeldes de seguir hacia la capital, al no ver cumplida su petición de aplazar las elecciones.

Anuncios

La petición de aplazamiento de las elecciones de la coalición Patriotas por el Cambio, en la que convergen varios grupos armados hostiles al presidente Touadéra, surgió luego de que el Tribunal Constitucional rechazara la candidatura de varios aspirantes, entre ellos el expresidente François Bozizé, a principios de diciembre. 

Bozizé vio rechazada su candidatura a la presidencia bajo el argumento de no cumplir con la "buena moralidad", debido a que enfrenta una orden de captura y sanciones por parte de la ONU por presuntamente cometer crímenes de lesa humanidad cuando dirigió el país. El expresidente ha negado dichos cargos. 

No obstante, tanto el Gobierno centroafricano como las Naciones Unidas han descartado un aplazamiento de las elecciones bajo el temor de que ello podría generar un vacío de poder, con lo cual se agravaría la crisis en el país.

Ante este panorama, la coalición rebelde ha lanzado una serie de ataques y amenazó con seguir su rumbo hacia la capital, Bangui. 

Rusia (que entrena al Ejército centroafricano), Ruanda, que aporta tropas a la MINUSCA (Misión Unidimensional Integrada de las Naciones Unidas para la Estabilización en la República Centroafricana) y la misión de la ONU en Sudán han enviado personal a territorio centroafricano para garantizar el desarrollo de las elecciones. 

A pesar de ello, la ONU (que cuenta con más de 12.000 cascos azules en el territorio centroafricano) informó que sujetos no identificados atacaron la prefectura central de Kemo y la prefectura sureña de Mbomou, dejando un saldo de tres cascos azules muertos y otros dos heridos.

Pese a las amenazas, los centroafricanos salen a votar

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, en Bangui algunos centros abrieron con retraso y bajo fuertes medidas de seguridad luego de escucharse disparos durante la noche previa a los comicios. 

Decenas de votantes hacen fila para sufragar durante las elecciones en un colegio electoral de Petevo, distrito 8 de Bangui.
Decenas de votantes hacen fila para sufragar durante las elecciones en un colegio electoral de Petevo, distrito 8 de Bangui. © Antonie Rolland / Reuters

También, a través de Twitter, la MINUSCA informó que en la ciudad de Bria, en el este del país, grupos armados comenzaron a disparar al aire para causar pánico entre los votantes, pero fueron dispersados por los cascos azules y la votación continuó con normalidad.

A pesar de las amenazas, muchos centroafricanos han salido en masa a participar. "Creo que las elecciones deberían haberse pospuesto. Pero como es la ley, es mi deber, voy a votar por mi presidente", aseguró Thierry Yanga, de 31 años, a la agencia Reuters este 27 de diciembre.

Unos 1,8 millones de centroafricanos están llamados a votar en el proceso que, además de elegir al presidente, también definirá a 140 diputados para el Parlamento.

En declaraciones a la agencia EFE, el jefe de la misión de observación del Plan Internacional para la Democracia y la Paz en África (PIDPA), Jean-Marie Ngoudji Banganthé, felicitó a los centroafricanos por no dejarse vencer por "la violencia ni la manipulación".

"El pueblo centroafricano ha asumido este desafío pese a los rumores de (creciente) inseguridad (...), pero por cómo ha respondido entendemos que lo que quiere es vivir en paz y en democracia", subrayó.

Touadéra, favorito para lograr la reelección

El actual presidente del país Faustin-Archange Touadéra, quien llegó al poder en 2016, es el favorito para ganar las elecciones. Su principal rival es Anicet Georges Dologuelé, un ex primer ministro que finalizó segundo hace cuatro años y quien cuenta con el respaldo del partido Kwa Na Kwa -Convergencia Nacional, de expresidente Bozizé.

República Centroafricana, una excolonia francesa que logró su independencia en 1960, cuenta con oro y diamantes en su territorio. No obstante, es considerado como uno de los países más pobres e inestables de África. 

Desde 2013, cuando François Bozizé fue derrocado por una rebelión, la ola de violencia ha ido en aumento, dejando miles de muertos y empujando a por lo menos un millón de personas a salir de sus hogares. 

Tras su llegada al poder en 2016, Touadéra ha trabajado para recuperar el control de las áreas dominadas por las fuerzas rebeldes, que controlan dos tercios del territorio. Para él, el expresidente Bozizé es responsable de estar detrás de la ofensiva que milicias llevan adelante en el país con la finalidad de generar un golpe de Estado, acusaciones que el exmandatario niega.

Con EFE, Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24