Uganda: Museveni gana su sexto periodo presidencial en unas elecciones cuestionadas por fraude

Archivo-El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, llega a la Cumbre de Inversiones Reino Unido-África, en Londres, el 20 de enero de 2020.
Archivo-El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, llega a la Cumbre de Inversiones Reino Unido-África, en Londres, el 20 de enero de 2020. © Reuters/Henry Nicholls

El presidente de Uganda desde hace 35 años, Yoweri Museveni, fue declarado ganador de las elecciones presidenciales del pasado jueves, con las que llega a su sexto mandato consecutivo. Según la comisión electoral del país, Museveni se impuso a su principal rival Bobi Wine, quien sostiene que hubo manipulación de votos, tras un corte en el servicio de Internet. Este sábado, las calles comenzaron a vaciarse por temor a posibles enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y simpatizantes del popular opositor.

Anuncios

De guerrillero a presidente eterno de Uganda. Este sábado 16 de enero, la Comisión Electoral del país declaró que el actual mandatario, Yoweri Museveni, ganó los comicios presidenciales con el 58.64 % de los votos, frente al 34% de su principal opositor en las urnas, el cantante convertido en legislador, Bobi Wine. La participación fue del 52 %, de acuerdo con la entidad gubernamental.

Pero en un país donde el 80 % de la población es menor de 30 años, y que no ha conocido a otro mandatario, no todos confían en la legitimidad de los resultados de los últimos comicios. Varios motivos fortalecen las dudas: por un lado, el corte del servicio de Internet justo un día antes de los comicios y que continúa sin ser restablecido. Por otro, los arrestos de observadores independientes, sumado a que las autoridades no permitieron la acreditación de la mayoría de quienes se disponían a monitorear las elecciones.

La embajadora de Estados Unidos en Kampala, Natalie Brown, reprochó al gobierno ugandés que denegara la acreditación al 75 % de sus observadores, a lo que el portavoz Ofwono Opondo respondió que, tras el asalto al Capitolio, Washington era el menos indicado para "sermonear" o supervisar a otros.

“El proceso electoral de Uganda ha sido fundamentalmente defectuoso”, aseguró, por su parte, el máximo diplomático estadounidense para África, Tibor Nagy, quien pidió la restauración inmediata y completa del acceso a Internet. Advirtió que “la respuesta de Estados Unidos depende de lo que haga ahora el Gobierno de Uganda".

El músico convertido en político Robert Kyagulanyi, también conocido como Bobi Wine, habla durante una conferencia de prensa en su casa en Magere, Uganda, el 15 de enero de 2021.
El músico convertido en político Robert Kyagulanyi, también conocido como Bobi Wine, habla durante una conferencia de prensa en su casa en Magere, Uganda, el 15 de enero de 2021. © AFP - Sumy Sadruni

Entretanto, Wine, cuyo nombre real es Robert Kyagulanyi, alega que hubo manipulación de votos y aseguró que tiene una prueba de video del presunto fraude electoral y que compartirá su contenido tan pronto se restablezcan las conexiones a Internet.

Asimismo, el principal candidato de la oposición denunció el viernes que cientos de militares rodearon su casa y no le permitieron salir. El portavoz adjunto del Ejército, Deo Akiiki, respondió que los uniformados estaban evaluando posibles amenazas que el político podría enfrentar al salir. “Podrían estar impidiéndolo en interés de su propia seguridad”, dijo.

Wine, de 38 años afirma que representa a toda una generación cansada de vivir “bajo una dictadura”.

Los resultados electorales se conocen tras la peor ola de violencia preelectoral

La campaña electoral transcurrió de manera inestable. Tanto Wine como otros candidatos presidenciales fueron golpeados y acosados. Además, al menos 50 personas murieron durante las protestas antigubernamentales de noviembre.

El principal candidato de la oposición fue incluso arrestado en varias ocasiones durante la campaña electoral. Sin embargo, no fue condenado, lo que le permitió seguir adelante con sus intenciones de llegar a la Presidencia.

Muchos consideran que esta ha sido la peor ola de violencia preelectoral en la nación, desde que Museveni, ahora de 76 años, asumió el cargo en 1986.

Este mes, Wine presentó una queja ante la Corte Penal Internacional para denunciar presuntas torturas y otros abusos por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno y señaló a varios funcionarios como los responsables, incluido Museveni.

Cuando la Comisión Electoral anunció los resultados este sábado, prácticamente todas las tiendas de Kampala permanecieron cerradas y las calles comenzaron a vaciarse por temor a posibles enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y simpatizantes del popular opositor.

Museveni llegó al poder el 26 de enero de 1986, tras liderar una guerra de guerrillas con la que sus hombres se tomaron la capital del país y arrebataron el poder a Tito Okello, quien también ejerció un régimen autoritario. En ese momento, el militar prometió restablecer la democracia.

El longevo presidente justificó su campaña para continuar en el poder al asegurar que su amplia experiencia en el cargo lo convierte en el mejor líder y promete brindar estabilidad y progreso.

Con Reuters, AP y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24