Foro Davos 2021: presidente sudafricano criticó el "excedente de vacunas" de los países ricos

Borge Brende (izquierda), presidente y miembro de la junta directiva del Foro Económico Mundial, atiende las palabras del presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, durante su  videoconferencia en  la Agenda de Davos.
Borge Brende (izquierda), presidente y miembro de la junta directiva del Foro Económico Mundial, atiende las palabras del presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, durante su videoconferencia en la Agenda de Davos. © Salvatore Di Nolfi / EFE

El presidente sudafricano, durante su intervención en la 51 edición del Foro Económico de Davos, Suiza, criticó lo que define como “el nacionalismo de las vacunas” que llevan adelante algunos países para garantizar el fármaco para su población. En este sentido, especialistas del área logística expresaron que, tras la aparición de varias vacunas, el mundo afronta el reto de su distribución. 

Anuncios

Durante su alocución Cyril Ramaphosa, quien también se desempeña como presidente de la Unión Africana, destacó que tras la pandemia se “espera un aumento de la pobreza por primera vez en décadas” y agregó que “los desafíos que enfrentamos no fueron creados por el virus, fueron creados por nosotros”, dijo el jefe de Estado sudafricano.

Por otro lado, el líder sudafricano dirigió su atención a las vacunas y el acaparamiento que, a su juicio, están llevando a cabo las consideradas naciones más poderosas del mundo. 

“Los países ricos del mundo salieron y adquirieron grandes dosis (…) Algunos incluso adquirieron hasta cuatro veces más de lo que necesita su población excluyendo a otros países”, dijo Ramaphosa durante su intervención virtual en el Foro. 

De acuerdo con la agencia de noticias AFP, los comentarios de Ramaphosa se producen en medio de las recientes preocupaciones de que los acuerdos bilaterales entre gobiernos y las empresas fabricantes de vacunas contra el virus del Covid-19, podrían elevar los precios del fármaco y limitar su suministro para algunas regiones. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) había advertido sobre el fenómeno del "nacionalismo de las vacunas" y el aumento de precios el año pasado, previo a encontrar una fórmula efectiva contra el virus causante de la enfermedad. 

"Nos preocupa el nacionalismo de las vacunas (…) Los países ricos del mundo se están aferrando a estas vacunas y nosotros decimos: liberen el exceso de vacunas que han pedido y acumulado", dijo Ramaphosa en su intervención.

Sudáfrica es la nación del continente africano más afectada por la pandemia con 1,4 millones de casos y 41.797 muertes pero la enfermedad, de acuerdo con los datos del conteo independiente de la Universidad Johns Hopkins. 

La nación, considerada de ingresos medios-altos, debe financiar su propia participación en la alianza internacional Covax para la distribución de vacunas. En este sentido espera 1,5 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca/Oxford, que se elabora en India, para los próximos días. 

Una distribución de vacunas desigual en el mundo

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, Reino Unido ordenó 367 millones de dosis de siete vacunas diferentes (entre vacunas probadas y otras en proceso de aprobación) para su población de aproximadamente 67 millones de habitantes. Asimismo, la Unión Europea aseguró casi 2.300 millones de dosis para una población de 450 millones de habitantes. 

John Nkengasong, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de África, informó a mediados del mes de enero que la Unión Africana había reservado 270 millones de dosis de vacunas con lo cual el continente completa un total de 600 millones de dosis del esquema de vacunación internacional Covax, dirigido por la OMS y la Alianza para las vacunas Gavi. 

De acuerdo con datos emitidos por Ramaphosa, el continente africano cuenta con aproximadamente 1.300 millones de personas. 

Se espera que al menos 50 millones de dosis estén disponibles entre los meses de abril y junio. Una situación que dista mucho de lo que ocurre en algunas naciones europeas y del continente americano que ya iniciaron sus programas de vacunación. 

"Nos alentó mucho saber que la administración de Biden ha decidido unirse a Covax (…) Covax representa el símbolo de la colaboración y la solidaridad global", expresó Nkengasong el 26 de enero durante un evento virtual del foro. 

Seth Berkley, director general de Gavi, estimó que los países ricos habían pedido más de 800 millones de dosis excedentes y tenían opciones para 1.400 millones más.

"Los números son realmente sorprendentes (…) La gente no sabía qué vacunas iban a funcionar, si alguna de ellas iba a funcionar, y aun así hicieron varios tiros al arco", dijo Berkley. 

Distribución, el otro gran reto de los países 

Por su parte, representantes de empresas logísticas y especialistas médicos, debatieron ideas en torno al desafío que representa la distribución de vacunas. 

“Si hubiera más vacunas disponibles, la industria del transporte podría administrar la distribución, Pero todavía queda un gran problema”, dijo Frank Appel, CEO de Deutsche Post DHL Group. 

Por otro lado, Dorothea von Boxberg , miembro de la junta ejecutiva y directora comercial de Lufthansa Cargo, señaló que las aerolíneas, a pesar de verse afectadas por la limitación de movilidad al inicio de la pandemia, están listas para afrontar el desafío de la distribución.  

Con Reuters y AFP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24