Arte+France 24

Mali: ¿Qué tanto ha cambiado el país tras el golpe militar a Keïta?

Tras el golpe de Estado del 18 de agosto, el oficial maliense Assimi Goita se proclamó jefe de la junta militar y extendió su voluntad de garantizar "la continuidad de los servicios del Estado".
Tras el golpe de Estado del 18 de agosto, el oficial maliense Assimi Goita se proclamó jefe de la junta militar y extendió su voluntad de garantizar "la continuidad de los servicios del Estado". © ARTE

En la noche del 18 al 19 de agosto de 2020, jóvenes coroneles del Ejército de Malí derrocaron al presidente Ibrahim Boubacar Keïta, siete años tras su llegada al poder. Un golpe de Estado aclamado por la población, que da esperanza a un país con servicios públicos deficientes, socavados por los yihadistas y la violencia entre comunidades.

Anuncios

En Mali el Ejército está bajo presión tras siete años de intensa lucha contra grupos terroristas basados en el norte y centro del país. Esta guerra ha dejado ya casi 6.000 muertos y más de 287.000 desplazados desde 2012, a pesar de la ayuda internacional y el apoyo de Naciones Unidas.

En medio de esa situación, los ciudadanos culparon al presidente Boubacar Keïta (2013 - 2020) y exigieron en las calles durante tres meses su dimisión. Finalmente, en agosto del año pasado, el Ejército lo obligó a dejar el cargo. Fue un golpe de Estado sin sangre celebrado ampliamente.

Sin embargo, pronto la inquietud se apoderó de las tropas. Meses después de haber dejado atrás el golpe militar, semana tras semana sigue sigue cayendo en combate con los yihadistas un número constante de soldados. Las muertes no cesan y nada parece haber cambiado con la salida de Keïta.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24